“Del patio del abuelo a los escenarios”: Los Fibos, una banda musical independiente

16 agosto, 2020

A pesar de que la industria musical mexicana es una de las más sólidas y de mayor impacto en Latinoamérica, existe una centralización que sesga el acceso a recursos y oportunidades; una brecha que deja en desventaja a los músicos independientes.

Sin embargo, bandas como Los Fibos, apuestan por la libertad creativa para formar y presentar nuevas propuestas que lleven sus letras, amistad y pasión por la música a más oídos. Como con el reciente estreno del video musical de su sencillo “Desahogo”, producido por alumnas y alumnos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores del Occidente (ITESO).

Por Fernanda Lattuada / @MariferLattuada

Fotografías: Miguel Peña  / @mikepenag

A partir de una amistad y noches bohemias en el patio del abuelo, comenzó la trayectoria de Los Fibos, una banda independiente originaria de León, Guanajuato, quienes desde el 2017 han alcanzado la escena nacional musical. A pesar de las adversidades, siguen apostando por la independencia, haciendo lo que les hace sentir vivos y plenos.

“Empezamos siendo una banda sin querer queriendo, porque nos juntábamos para tener noches bohemias donde cada quien tocaba melodías que terminaban siendo una canción. Así fue como sacamos cinco canciones sin pensar en el impacto que tendrían”, recordaron Jorge Vivero y Christian Romo, vocalistas de la banda.

La música independiente o “indie” es aquella que llega al público por sus propios medios, sin una compañía discográfica de por medio, pero para Luis Bernardo García, saxofonista de Los Fibos, significa mostrar la parte más profunda de su persona, aquella que no puede ser explicada con palabras, pero sí sentirse y compartirse.

Luis Bernardo, saxofonista de la banda junto al vocalista Jorge Vivero en el concierto dentro del Foro Paruno Central de Música

Así como para Diego Sánchez, baterista de la banda, significa libertad, ya que no están bajo las condiciones de una empresa. Sin embargo, reconoce que, desde la independencia puede ser complicado llegar a más personas y abrirse espacios.

Un panorama complejo, que tiene que ver con una concentración y un sesgo en las oportunidades de las disqueras, de acuerdo con Augusto Lecona, fundador y director del Festival Independiente de Sonoridades Y Cultura Musical, organización que busca tejer una comunidad de apoyo entre músicos emergentes.

Hay proyectos que son increíbles y que no están tocando en foros o festivales. Hay propuestas mexicanas que están al nivel de cualquier propuesta en el mundo y las productoras no dejan que suceda […] Ahora con el streaming cualquier banda puede estar ahí arriba y ser escuchado”, enfatizó Augusto.

Afortunadamente, las plataformas digitales de streaming han representado el contrapeso para esta centralización y han ampliado la oportunidad para que las bandas independientes puedan llegar a ser sustentables.

“Está muy controlado todo el medio de la música y más en México, porque estando firmado con alguna disquera tienes más posibilidades de estar en un festival y más medios de difusión. Pero plataformas como Spotify o Apple Music, te permiten tener una difusión gracias al algoritmo que facilita llegar a oídos de los usuarios de la aplicación”, añadió Jorge Vivero.

Y es que, las plataformas de streaming han tenido un papel importante en la industria musical, ya que de acuerdo con el reporte de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI por sus siglas en inglés) publicado en el 2019, México es el país que más horas de música escucha, con un promedio de 25.6 horas por semana.

Además, en promedio, 40 mil canciones se suben diariamente a plataformas como Spotify, donde Los Fibos han logrado posicionar sus canciones a través de su primer álbum “Pan”; el E.P. (duración extendida) “Hiperrealismo Tropical”; y el single “Escalofríos 86”.

Al micrófono y en la guitarra, Christian Romo en el Festival Membrana Colectivo en Puebla

A través del reggae, el jazz, el funk y el hip-hop, los nueve integrantes de la banda coinciden en que la música es parte esencial de sus vidas, por lo que no importa los obstáculos, ellos siguen disfrutando el camino “cotorreando con cada éxito, por pequeño que sea, cada día es más cerca al siguiente nivel”.

Un camino que se asemeja a una escalera, en la opinión de Alan Lozano, tecladista de la banda. No obstante, tiene confianza en que esta banda crezca y logre ser autosuficiente, “hemos trabajado un montón. Nos han estafado, nos han metido el pie, hemos hecho tonterías, la hemos regado y aun así seguimos luchado; aparte de las cosas malas, hemos sacado un montón de cosas buenas”.

“Hacer música independiente es en muchas maneras un reto complicado […] Sin embargo, proyectos como Los Fibos no tenemos otra elección más que aventarnos con todas las ganas y todo el corazón a esto de ser independientes. No puedo decir que es una calamidad y martirio, pues cuando es complicado hacer algo, es 10 veces más reconfortante cuando lo concretas y sabes que esa canción, vídeo o tocada salió del esfuerzo y trabajo en equipo de toda la bandita y colaboradores”, aseguró Marco Mercado, bajista de la banda.

Desahogo: un mar de todos

Para Los Fibos, el desahogo significa vaciar la mente en palabras durante un minuto a través del rap y, en ocasiones, de ahí nace la inspiración para nuevas ideas, como lo fue la canción y el recién publicado videoclip, un proyecto colectivo grabado entre Guadalajara, Jalisco y Lázaro Cárdenas, Michoacán.

El video de “Desahogo” fue posible a través de una campaña de Kickstarter —plataforma de financiamiento colectivo para proyectos creativos— bajo la producción de alumnas y alumnos de Artes Audiovisuales del ITESO, y que, en la opinión de la banda, es un trabajo realizado por todas las personas que los han apoyado.

Juan Díaz en la dirección del rodaje del videoclip “Desahogo” junto a María Márquez dirigiendo la fotografía en Lázaro Cárdenas.

El apoyo que reciben de las personas que siguen extiendo la mano al proyecto de Los Fibos, representa para ellos una oportunidad de sentirse con mayor confianza, para continuar escribiendo canciones que signifiquen para quienes escuchan y les provean de identidad:

“Es como si estuviéramos en un avión. Fue un momento súper drástico que empezamos a subir y subir; tuvimos un golpe de suerte. Luego hubo complicaciones con altibajos, y ahora estamos navegando tranquilos con un sentido de que vamos a llegar a un lugar bien chido, con la disposición de aprovechar y disfrutar”, coincidieron Christian Romo, Jorge Vivero y Alan Lozano.

Ante la emergencia sanitaria por COVID-19, algunas fechas de conciertos tuvieron que ser canceladas para Los Fibos, sin embargo, esto no los ha detenido y a través de sus redes sociales reestrenaron las canciones de su primer álbum, así como continúan trabajando en nuevos sencillos para seguir transmitiendo lo que los llevó del patio del abuelo, a los escenarios.

“Es muy bonito ver el proceso a través del cual una idea se convierte en una canción a la que todos aportamos, un sentir colectivo (Luis Bernardo García) […] Subirte a un escenario, tocar en vivo, ver a la gente cantando canciones que para ti significan mucho, ese es mi mayor impulso (Christian Romo) […] No ha habido otra cosa hasta ahora que me llene más y me haga sentir tan pleno como estar en un escenario tocando con Los Fibos (Diego Sánchez) […] Porque la música es todo; es consuelo y es desvelo, es dulce, acidito y en ocasiones un poquito amargo, pero es parte esencial de mi vida (Marco Mercado)”

Los Fibos en el festival LTDOMX 2019; Luis Bernardo García, Emilio Servín (Sutil), Bulk López, Jorge Vivero, Charlie Carrillo, Marco Mercado, Diego Sánchez, Alan Lozano y Christian Romo.

Link del video “Desahogo”: https://www.youtube.com/watch?v=TLWHDZCPBCk

Dónde encontrar la “guapachosa frivolidad tropical” de Los Fibos:

Spotify: https://open.spotify.com/artist/1Kcaj61FM0mFYwh4ZCN4Lw?si=KZNS4JseTCysy2K0ZNYOdA

Facebook: https://www.facebook.com/losfibos

Instagram: https://www.instagram.com/losfibos/

Festival Independiente de Sonoridades y Cultura Musical: https://www.facebook.com/FISCUM

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

María Fernanda Lattuada

Reportera apasionada por la fotografía y temas sobre la defensa de la dignidad como: feminismo, migración, alimentación digna y desaparición forzada. Ganadora del Premio Jalisco 2019 en la categoría de estudiantes. Originaria de Tampico, Tamaulipas, pero sus ganas por dedicarse al periodismo la trajeron a Guadalajara. Actualmente estudia en el ITESO.

Quizás también te interese leer