Tráfico ilegal de especies silvestres, el cuarto negocio criminal en México

A escala mundial los delitos contra la vida silvestre se han incrementado significativamente en los últimos siete años, de acuerdo con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Profepa.

Debido a que México es uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo y que cuenta con una posición geográfica estratégica, juega un papel fundamental en la extracción y comercio ilícito de vida silvestre, dejando en vulnerabilidad los sistemas biológicos naturales.

Por Fernanda Lattuada / @MariferLattuada

México es el quinto país megadiverso a escala mundial, representa el uno por ciento de la superficie terrestre y en ella habita el 10 por ciento de la diversidad biológica del mundo, de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

Sin embargo, esto lo coloca también como uno de los países con mayor número de especies demandadas en los mercados negros principalmente de Asia y Europa; la segunda mayor amenaza para la vida silvestre después de la destrucción de hábitat, en la opinión del biólogo Luis Reyes Alcaraz.

De acuerdo al cuaderno de divulgación ambiental “Tráfico ilegal de vida silvestre” de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) el tráfico ilegal de vida silvestre involucra la extracción, acopio, transporte, comercialización y posesión de especies de flora y fauna, mediante la caza y colecta.

El tráfico ilícito de vida silvestre es el cuarto negocio criminal más importante y redituable en el mundo, después del narcotráfico, falsificación y tráfico de personas; ya que, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), genera alrededor de 100 mil millones de dólares cada año.

“Incluso, si se juntaran las ganancias del tráfico de vida silvestre con el tráfico ilegal de especies forestales (tala clandestina), podría rebasar las ganancias del tráfico de personas y posiblemente la falsificación”, señaló Luis Reyes, a través del webinar “La Profepa y la protección de la vida silvestre en México” organizado por ADN Aprende y Descubre la Naturaleza.

Ilustración: PROVITA

¿Y el marco legal?

En nuestro país está permitido el aprovechamiento extractivo bajo la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, y la Ley General de Vida Silvestre; donde se entiende como aprovechamiento sustentable la utilización de recursos naturales en forma que se respete la integridad de los ecosistemas.

Sin embargo, cuando estas actividades se salen de los reglamentos y una especie es extraída, transportada y mantenida en cautiverio sin documentación de su legal procedencia por parte de las autoridades, se considerará como aprovechamiento ilegal.

El tráfico de vida silvestre está incluido como un delito en la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada como Contra el Ambiente previsto en la Fracción IV del Artículo 420 del Código Penal Federal:

“Se impondrá pena de uno a nueve años de prisión a quien ilícitamente: realice cualquier actividad con fines de tráfico, o capture, posea, transporte, acopie, introduzca al país o extraiga del mismo, algún ejemplar de una especie de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, endémicas, amenazadas, en peligro de extinción, sujetas a protección especial o reguladas por algún tratado internacional”.

En la opinión de Luis Reyes las sanciones son menores y los castigos mínimos a comparación de las ganancias del tráfico de vida silvestre:

“Por eso los criminales que dedican a esto reinciden en esta conducta. Porque si los agarran les dan un año, pagan una fianza y vuelven a lo mismo. Fácilmente pueden pagar porque lo que llegan a ganar es mucho”.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) es el órgano de la SEMARNAT encargada de vigilar el cumplimiento de las leyes ambientales y de los términos de autorizaciones, permisos y concesiones.

Así mismo, tiene la facultad de realizar operativos de inspección y vigilancia desde la extracción, transporte, acopio y comercialización de especies. Hasta mayo de 2019 aseguró alrededor de 11 mil productos de vida silvestre, algunos de ellos en la categoría de riesgo de acuerdo con la NOM-059.

A través de la NOM-059-SEMARNAT-2010, se especifican las especies que no pueden ser sujetas de aprovechamiento extractivo como: mamíferos marinos, primates, tortugas marinas, aves como loros, pericos, cotorros y guacamayas.

Las especies de fauna más comercializadas ilegalmente en México son: el perico cabeza amarilla, la guacamaya roja, la guacamaya verde, el tucán pecho amarillo, el mono araña, el mono aullador, la tarántula rodillas rojas, la iguana negra, iguana verde, víboras cascabel y halcón de Harris.

Por su parte, las especies de flora son: especies de cactáceas del género Mammilaria, especies de palma del género Chamaedora, y especies de la familia de las orquídeas.

Ilustración: PROVITA

Cultura de cautiverio

Conforme a los requisitos en el Artículo 51 de la Ley General de Vida Silvestre, las personas en México pueden tener como mascota una especie nativa o exótica a través de permisos otorgados por la SEMARNAT, a excepción de mamíferos marinos, tortugas marinas, pscitácidos y primates.

Para Luis Reyes, es algo que culturalmente en nuestro país todavía se tiene arraigado y que es una cuestión de educación ambiental, ética y de concientizar sobre la calidad de vida de la especie en confinamiento y no a una vida libre.

Actualmente, organizaciones de la sociedad civil como Animal Heroes, exigen al gobierno mexicano que termine con el cautiverio de animales silvestres ya que califican como cruel capturar y encerrar a las especies.

Para firmar la petición puedes entrar al siguiente enlace: https://sincautiverio.beanimalheroes.org

Para realizar denuncias en la PROFEPA puedes ingresar al siguiente enlace: https://www.profepa.gob.mx/innovaportal/v/4991/1/mx.wap/31_como_puedes_denunciar.html?fbclid=IwAR3OOQ1U3Qp1tySF2QKbMTcEPOl4_KACxqlsVB4JD1q8AdpQYO52vQqKc0M

Comparte

María Fernanda Lattuada
Reportera apasionada por la fotografía y temas sobre la defensa de la dignidad como: feminismo, migración, alimentación digna y desaparición forzada. Ganadora del Premio Jalisco 2019 en la categoría de estudiantes. Originaria de Tampico, Tamaulipas, pero sus ganas por dedicarse al periodismo la trajeron a Guadalajara. Actualmente estudia en el ITESO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer