La Red Desaparecidos en Colima viajó a Jalisco para exigir la búsqueda en campo de colimenses desaparecidos en territorio jalisciense

23 septiembre, 2020

Según denunciaron en rueda de prensa convocada en la Glorieta de las y los Desaparecidos en la ciudad de Guadalajara, desde mayo de 2019 han solicitado la colaboración de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas de Jalisco y de su titular, Blanca Jaqueline Trujillo, para llevar a cabo una búsqueda en campo en las zonas colindantes entre ambos estados.

Además de reiterar esta demanda, solicitaron una audiencia donde la funcionaria y su equipo ofrezca asesoría y acompañamiento para analizar las carpetas de investigación de colimenses desaparecidos y desaparecidas en diversos puntos del territorio jalisciense.

Tonila, Ciudad Guzmán, la comunidad de San Marcos en Tonila y Zapotiltic, son algunos de los sitios donde se ha registrado la última ubicación de sus seres queridos.

Advirtieron que, luego de un año cuatro meses de haberle externado esta solicitud, la Fiscal Especializada no ha generado las condiciones para que se lleven a cabo las búsquedas en estas zonas y, por lo tanto, no se ha conseguido ejercer el principio de participación conjunta y coordinación entre dependencias.

Por Dalia Souza / @DaliaSouzal

Fotografías Christian Cantero / @Christian CH

La Red Desaparecidos en Colima A.C. viajó a Jalisco para visibilizar la situación de sus familiares desaparecidos, cuya última información de su paradero fue en las zonas fronterizas de Colima y este estado.

Carmen Sepúlveda, madre de Carlos Donaldo Campos Sepúlveda, desaparecido a los 23 años el día 20 de agosto de 2018 en el municipio de Villa de Álvarez, Colima y líder de la organización de familiares, señaló en rueda de prensa este miércoles 23 de septiembre, que la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas en Jalisco, a través de su titular, Blanca Jaqueline Trujillo tiene información concreta sobre esta necesidad que se ha vuelto una solicitud reiterada desde el mes de mayo de 2019.

Como lo habríamos informado en ZonaDocs; el pasado 6 de agosto las familias hicieron llegar a diversas dependencias y autoridades del estado de Jalisco, entre ellas la Fiscalía Especializada, la Fiscalía del Estado de Jalisco, la Comisión Local de Búsqueda, la Secretaría de Gobierno y la oficina del Gobernador, una serie de oficios haciendo patente una vez más la solicitud de que se les permita hacer valer el principio de participación conjunta y, con ello, realizar acciones de búsqueda y diligencias tendientes a dar con el paradero de sus familiares en Tonila, Ciudad Guzmán, la comunidad de San Marcos en Tonila, Zapotiltic y la Barranca del Muerto, sitios que identifican como una posibles áreas de inhumaciones clandestinas.

Los oficios de colaboración, no sólo se han quedado en el estado de Jalisco, también han hecho llegar la petición de coadyuvancia al Gobierno Federal, a la Secretaría de Gobernación y a la Comisión Nacional de Búsqueda, quienes tienen conocimiento de esta situación.

Carmen Sepúlveda, madre de Carlos Donaldo Campos Sepúlveda, desaparecido a los 23 años el día 20 de agosto de 2018 en el municipio de Villa de Álvarez, Colima y líder de Red Desaparecidos en Colima A.C.

La dilación en la respuesta a estas necesidades no sólo impacta las labores de la agrupación de familias, sino también, las de las autoridades ministeriales en Colima, quienes dependen de esta colaboración para llevar a cabo las búsquedas en campo e investigaciones que permitan dar con el paradero de las y los colimenses desaparecidos en la frontera con Jalisco.

Calculan que se trata de más de 60 casos de colimenses desaparecidos y desaparecidas en estos límites, así como, en distintas ciudades y comunidades de Jalisco.

Expusieron que la negativa de la Fiscal Especializada se ha justificado bajo el argumento de que su homólogo en Colima no le ha hecho llegar los documentos y datos “precisos”, sobre los puntos donde se pretende realizar las labores de rastreo. No obstante, la líder de la agrupación aseguró que estos datos le han sido proporcionados, aunque al parecer a la funcionaria no le son suficientes.

Al respecto, reconoció que la información que solicita la fiscal sólo puede corroborarse a través de una investigación en campo, ya que ésta ha sido conseguida a través de llamadas anónimas, además de los testimonios de las personas que han rendido declaración en las carpetas de investigación y expedientes de sus familiares, por ello, necesitan de su colaboración para confirmar o desmentir estas pistas:

“Ella quiere que le diga que “en esta casita están nuestros desaparecidos”, que “en esta cueva ahí debe de haber alguno”, casi quiere que traigamos a la persona que nos está diciendo o a quien se los llevo, si nosotras pudiéramos hacer esto lo haríamos sin colaboración de ella, sin embargo, no podemos hacerlo porque en primer lugar no es nuestro estado. Fiscalía de Colima no puede brincarse a Jalisco”.

LOS CASOS

Aunado al caso del hijo de la señora Carmen Sepúlveda, Carlos Donaldo Campos Sepúlveda, quien fue trasladado de los municipios de Villa de Álvarez a Comala en Colima y, finalmente, a Tonila, se suman otras historias de colimenses cuyo último rastro se encuentra en Jalisco, particularmente de mujeres jóvenes.

Gabriela Farías Hernández, es madre de Jennifer Gabriela Romero Farias, quien se encuentra desaparecida desde el 18 de abril del 2020. Aquel día sus registros de ubicación se concentraron en Zapotiltic, Jalisco cerca de las 10:40 p.m.; para el 19 de abril a las 1:40 p.m. se registró su paso por Ciudad Guzmán, y más tarde ese mismo día, a las 9:25 p.m. su ubicación indicaba que se encontraba en Guadalajara en la zona centro.

“Hay nombres, evidencias que apuntan todo para acá. La fiscal de Jalisco menciona que quiere algo que dé directamente coordenadas, testigos para poder apoyarnos con la búsqueda, a lo cual, yo les puedo decir abiertamente el caso de mi hija”.

Johanna Isabel López Álvarez de 28 años, fue desaparecida en el centro de la ciudad de Colima y de acuerdo con sus familiares, su última ubicación se tuvo en Ciudad Guzmán, Jalisco.

A la par de estas historias, denunciaron que hay otras carpetas de investigación de colimenses desaparecidos cuya última localización fue en Jalisco y que han sido enviadas a la Delegación Regional de la Fiscalía del Estado en Ciudad Guzmán, esto después de que la Fiscalía de Colima se declarara incompetente. Sobre éstas, advirtieron que, las autoridades de Jalisco no han hecho nada o muy poco para localizar a sus familiares.

Tal es el caso de la señora María Verónica Quintero, quien buscando a su hijo Luis Fernando Llerenas Quintero, desaparecido el 18 de septiembre de 2015 en Tonila, Jalisco. Según narró, lo último que sabe de su hijo es que se dirigía a Tonila junto con un amigo quien tenía que desplazarse a esta localidad. Precisó que en febrero de 2020 acudió a la dependencia para saber sobre los avances del caso, sin embargo, al solicitar una copia de su carpeta de investigación, ésta le fue negada:

“La carpeta la mandaron a Ciudad Guzmán. Por recursos económicos uno no puede estarse desplazando, la última vez que fui fue en febrero y pedí una copia de mi expediente y me la negaron, quise que me explicaran algo y no me dieron respuesta de nada, me fui como llegue, sin saber nada”.

Los 15 familiares de la Red Desaparecidos en Colima que viajaron a Jalisco para hacer patentes sus demandas a las autoridades en el estado solicitaron una audiencia con la Fiscal Especializada, Blanca Jaqueline Trujillo para que ésta conozca sus casos y, por fin, concrete las acciones pertinentes para realizar búsquedas, diligencias y acciones de investigación que les permitan traer de vuelta a sus seres queridos.

Para que la sociedad y las autoridades en Jalisco no olviden a sus amores desaparecidos, al finalizar la acción colocaron en la Glorieta de las y los Desparecidos sus lonas de búsqueda con sus rostros e información.  

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dalia Souza

Periodista apasionada de la radio, comprometida con quienes resisten en la exigencia de verdad, memoria y justicia. Creo que el periodismo es una herramienta para construir paz y cambio social.

Quizás también te interese leer