Frente a Palacio de Gobierno en Jalisco, exigen la aparición de Carlos Arturo Serrano García a un año de su desaparición forzada

18 octubre, 2020

La familia de Carlos Arturo Serrano García, se pronunció a las afueras de Palacio de Gobierno en la ciudad de Guadalajara, Jalisco para demandar la aparición con vida de su muy amado hijo, hermano y padre, a un año de su desaparición forzada.

“Exigimos que se nos haga justicia”, señalaron frente a las puertas de este recinto, en medio de la rueda de prensa a la que convocaron para denunciar que, durante estos doce meses, aún no existe una línea de investigación dentro de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas de Jalisco; que por lo menos el caso ha pasado por tres policías investigadores; que las cámaras de vigilancia del sitio de donde se llevaron a Carlos Arturo “no estaban activas o no servían”, -según afirmaron las autoridades-; y que, pese a que han existido amenazadas directas para la familia Serrano García producto de las investigaciones alternas que han realizado, el Gobierno de Jalisco ha permanecido omiso para garantizar su seguridad y vida.

 Acompañados del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD), así como del colectivo Entre Cielo y Tierra, exigen a las autoridades de Jalisco lleven a cabo las acciones que por ley les corresponde y encuentren al joven.

Por Dalia Souza / @DaliaSouzal

Fotos: Darwin Franco / @DarwinFranco

La última vez que alguien vio a Carlos Arturo Serrano García fue tras salir de las instalaciones de la Delegación de la Fiscalía General de la República en Jalisco, ubicadas en la Av. 16 de Septiembre en Guadalajara; después, unos sujetos que viajaban a bordo de una camioneta Suburban color blanco, lo siguieron mientras manejaba sobre la calle Hidalgo en su cruce con la calle Enrique Díaz de León en pleno centro de la ciudad.

Eran cerca de las 3:00 p.m. ese 15 de octubre de 2019, cuando lo interceptaron y se lo llevaron contra su voluntad. Logró hacer una llamada en la que quedó registrado lo sucedido, las voces de quienes lo desaparecieron y hasta las placas del vehículo en el que viajaban; sin embargo, esto no ha sido suficiente para la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas de Jalisco, quienes, a un año de los hechos, no tienen una línea de investigación o, siquiera, aparente interés o disposición para localizar al joven, denunció su familia frente a las puertas de Palacio de Gobierno este domingo 18 de octubre.

Ese mismo 15 de octubre de 2019, a las 8:00 p.m. fue presentada la denuncia de su desaparición; su familia llevó todo elemento de prueba que pudiera necesitarse, pero según denunciaron, “no se ha dado seguimiento, ni resultados de su búsqueda”:

“Todo lo que hemos investigado nosotros como familia lo hemos aportado y la Fiscalía sigue sin un avance, no tienen ninguna línea de investigación”.

Sin información sobre una posible línea de investigación, en al menos tres ocasiones han solicitado la copia de su expediente y en cada una de ellas, se las han negado.

Para el 21 de noviembre de 2019, a un mes de la desaparición de Carlos Arturo, la familia envío un oficio de petición al Gobernador del estado, Enrique Alfaro; al Fiscal General del Estado, Gerardo Octavio Solís Gómez; a la Fiscal Especial en Personas Desaparecidas de Jalisco, Blanca Trujillo; al ex Secretario de Seguridad, Macedonio Guajardo; a la Comisión Local de Búsqueda; y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, sólo esta última respondió con la emisión de una recomendación.

Dicha recomendación, que resultó de la queja 9898/2019, solicita a los funcionarios públicos de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas de Jalisco, ofrecer información sobre las actuaciones llevadas a cabo en la carpeta de investigación del caso de Carlos Arturo, no obstante, señaló la familia, nunca recibieron información sobre la respuesta ofrecida por las autoridades ministeriales al organismo local de derechos humanos.

“No nos han dicho nada nuevo que nosotros no les hayamos brindado” manifestó la familia de Carlos Arturo, quien también dijo haber entregado toda la información que lograron recuperar para facilitar el actuar de las autoridades; realizaron recorridos por los lugares donde pudieron haber transitado las personas que se lo llevaron e identificaron toda cámara del C5 dentro de estos posibles recorridos, pero les dijeron que éstas no servían o que estaban apagadas en el momento de los hechos.

“Nosotros señalamos todo, nosotros investigamos, fuimos a las calles donde nos mencionaron que se lo habían llevado, buscamos las cámaras, buscamos toda la información, investigamos con amigos, con familiares, para llevarles todo lo que podíamos tener y es lo único que ellos tienen en el expediente”.

Incluso, denunciaron que cuando localizaron el vehículo de Carlos Arturo y la camioneta en la que se lo llevaron, la autoridad encargada de realizar los peritajes les advirtió que no podían abrirlos porque “no tenían un cerrajero”. La madre de Carlos les dijo que podía costearlo sin problema, pero cuando por fin lograron abrir la camioneta les aseguraron que “no había huellas”.

Por ello, ante la incertidumbre que les ha provocado un proceso por demás dilatorio y negligente dentro de las dependencias estatales obligadas a buscar a su ser querido, la familia Serrano García acudió ante la Fiscalía General de la República en la Ciudad de México, donde existe una carpeta de investigación por el delito de desaparición forzada.

“Me da tristeza ver que a lo largo de este año las autoridades no les interesa resolver el caso, ni saber quién o quiénes se lo llevaron, y lo más importante saber dónde se encuentra él” afirmaron.

La presunción sobre el posible actuar de autoridades del Estado en la desaparición del joven, deviene de los hechos, personas y lugares que rodearon su última localización; los cuales se mantienen en reserva por seguridad de la familia.

Familia de Carlos Arturo durante la rueda de prensa que ofrecieron frente al Palacio de Gobierno de Jalisco.

En estos doce meses el caso ha pasado por al menos tres policías investigadores, y de acuerdo con la familia, del último poco saben, pues ni siquiera lo conocen personalmente ya que, bajo justificación de la “pandemia”, les han dicho que el servidor público debe de darles una cita para recibirlos. Han pasado al menos tres meses desde que se les dio esta información.

Para la familia, el llevar a cabo solos la investigación sobre el paradero de Carlos Arturo les ha expuesto a situaciones de riesgo, al extremo de recibir amenazas de muerte, la primera de éstas ocurrió en diciembre de 2019 a través de una llamada donde les advirtieron que “ya le pararan”, que “ya no investigaran”. Al respecto, la autoridad sólo ha implementado escasos patrullajes mensuales al domicilio de la familia:

“Nosotros nos hemos enfrentado a personas y yo digo estamos en peligro. Sí nos dan la protección, un mes llegan a nuestra casa, firmamos de que van a estar al pendiente, se van, no los volvemos a ver hasta que se terminó el mes y volvemos a firmar. Esa es la única protección que nos han dado, tenemos miedo hasta de salir a la calle porque ya nos han mandado amenazas de muerte, que ya le paremos, que no sigamos investigando”.

Por ahora, la familia Serrano García está siendo acompañada por el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (CEPAD), así como por el Colectivo de familiares de personas desaparecidas en Jalisco, Entre Cielo y Tierra; también, ha lanzado una petición dirigida al Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro; al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a la Fiscal Especial en Personas Desaparecidas de Jalisco, Blanca Jacqueline Trujillo; a la titular de la Comisión Local de Búsqueda, Francelia Hernández Cuevas; y al Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, Alfonso Hernández Barrón, a través de la página change.or, con el objetivo de recabar firmas y exigir a estas autoridades la localización de Carlos Arturo y el esclarecimiento de los hechos que llevaron a su desaparición.

“Nosotros no tenemos por qué estar arriesgando nuestras vidas porque ellos no hacen su trabajo. El día que hagan su trabajo como es yo creo que ese día pues va a terminarse esta epidemia de los desaparecidos”, finalizó la familia.

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dalia Souza

Periodista apasionada de la radio, comprometida con quienes resisten en la exigencia de verdad, memoria y justicia. Creo que el periodismo es una herramienta para construir paz y cambio social.

Quizás también te interese leer