Casa Hogar para niños en Zapopan, requiere de la solidaridad ciudadana para continuar prestando sus servicios

24 octubre, 2020

La Casa Hogar de Niños “Regalos de Dios”, que resguarda a niños y adolescentes que sufrieron maltrato, abandono o estuvieron en situación de calle en el estado de Jalisco, ha enfrentado problemas para solventar su sustento y el de sus huéspedes, esto tras el inicio de la pandemia.

Durante este año, han tenido que ideárselas para resolver la falta de donaciones y la escasez de tecnologías para las clases en línea de los menores de edad, pero también, el golpe emocional que este contexto de emergencia sanitaria y confinamiento trajo consigo para los niños.  

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

Fotografías cortesía Casa Hogar de Niños “Regalos de Dios”

“Un día normal de un niño es levantarse, ir a la escuela virtual, comer, tiene clases en línea, tienen actividades artísticas o deportivas, luego está la terapia, un poco de lectura bíblica y a dormir” es la rutina del día a día de los niños desde el mes de marzo a causa de la pandemia, comentó Christian Moran, director y psicólogo de la casa hogar.

La Casa Hogar de Niños “Regalos de Dios” fundada desde 2014 por Sarahi Limón González junto con su familia, tiene como propósito: ofrecer un hogar a los niños en situaciones de maltrato, abandono o situación de calle pertenecientes al estado de Jalisco. Desde hace casi 6 años, el personal especializado que trabaja en esta casa se encarga de salvaguardar la vida de los infantes y proporcionarles una mejor calidad de vida.

Está integrada por psicólogos, trabajadores sociales y los cuidadores, quienes cuidan de los niños las 24 horas del día.

Antes de la pandemia del COVID-19, recibían grupos de voluntarios que los apoyaban en las actividades y donaciones de la casa, pero ahora no es posible recibir visitas por el riesgo de contagio.

Los niños que llegan a las instalaciones son derivados por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) o por la Fiscalía del Estado de Jalisco, estas dependencias les envían y explican el caso del niño, una vez que eso pasa, en palabras de Christian, “si está en nuestras manos aceptamos al niño y lo apoyamos de acuerdo a sus necesidades”. La casa ubicada en la colonia Tabachines en el municipio de Zapopan, tiene una capacidad para 20 niños, actualmente residen 16 infantes, todos varones.

Desde que el Gobierno Federal anunciara la medida sanitaria del aislamiento social, explicó Christian, la casa hogar perdió benefactores, la ayuda de los civiles y se presentaron nuevos retos en la organización, educación y bienestar de los niños:

“La pandemia fue un fuerte golpe para todos, fue muy duro al inicio, ahorita nos estamos recuperando por las donaciones de algunos benefactores que para mí son unos héroes”.

Christian, relata que los niños han sido muy fuertes, si bien, su rutina ha cambiado, las salidas al exterior son nulas y el cambio del aula a la virtualidad los tomó por sorpresa. Pese a esto, cada niño del albergue demuestra “mucha fuerza personal”, cooperación en los protocolos de limpieza y pintan una sonrisa en su rostro para lidiar con la situación.

¿Cómo puedes ayudar a la Casa Hogar “Regalos de Dios”?

El director de la casa hogar señaló que siempre reciben donaciones, pueden ser materiales o económicas, aunque de preferencia deben de comunicarse antes para saber qué es lo que necesitan en ese momento.

La casa hogar está ubicada en la avenida Tabachines #3589, en el municipio de Zapopan, Jalisco; su número de teléfono es: 333-180-4820 y su correo electrónico es: hogaregalosdeDios@hotmail.com

Si estas interesado o interesada en ayudar, en estos momentos la casa necesita los siguientes artículos:

  • Verduras
  • Frutas
  • Crema
  • Queso
  • Mantequilla
  • Ropa para edades de 1 año y medio a 12 años
  • Calzado
  • Electrodomésticos (licuadoras, cazuelas, ollas o microondas)
  • Sillones en buen estado
  • 10 sillas de plástico para comedor
  • Laptop para las clases en línea
  • Pantalla para la proyección de programas y películas.
Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aletse Torres

Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

Quizás también te interese leer