Activación de “Botón de Emergencia”, aglomera a cientos de usuarios del transporte público en ZMG

31 octubre, 2020

La restricción en los horarios para el funcionamiento del transporte público tras la activación del “Botón de Emergencia” complicó la movilidad de cientos de personas que tras salir de sus trabajos experimentaron aglomeraciones, largas filas e, incluso, largas caminatas para poder llegar a sus casas.

Pese a ello, el gobernador Enrique Alfaro defendió su medida señalando que se aviso con tiempo y lo que ocurrió en las calles “es responsabilidad de quienes no acataron a tiempo sus medidas”, mismas que tenían como finalidad evitar que muchas personas estuvieran en un sólo espacio para así cortar la cadena de contagios de COVID-19.

Por Darwin Franco / @Darwin Franco

La suspensión de nueve de la noche a las 5:30 de mañana en la operatividad del transporte público en Jalisco, como una medida de control epidemiológico para romper la cadena de contagios de COVID-19, no pudo evitar lo que era previsible: el colapso en el transporte público y las grandes aglomeraciones de personas.

En promedio, 308 mil 429 personas utilizan diariamente el transporte público en la Zona Metropolitana de Guadalajara; así lo han precisado los estudios de movilidad urbana realizados por el Instituto de Información Informática Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG).

Por ello, suspender total o temporalmente sus servicios implica una afectación directa contra aquellas personas que no pueden acceder, por cuestiones económicas, a otro tipo de movilidad privada, ya sea un taxi o un servicio de plataforma.

La suspensión del mismo servicio durante dos fines de semana que durará la medida de control epidemiológicos conocida como “Botón de Emergencia”, también dejará sin posibilidad de movilidad a cientos de personas que sí deberán trabajar a puertas cerradas, esto por la también suspensión de actividades en los comercios no esenciales.

El 30 de octubre, día que arrancó el Botón de Emergencia, la Secretaría de Salud Jalisco, notificó 902 casos positivos y 31 defunciones por la infección del SARS-CoV-2 en el estado.

Además exhortó a la población, en especial durante el periodo en que se mantendrá activo el Botón de Emergencia (30 de octubre al 13 de noviembre de 2020) a:

“Permanecer en espacios públicos por corto tiempo, usar adecuadamente el cubrebocas (puede reducir hasta 90 por ciento el riesgo de contagio), evitar las aglomeraciones -especialmente en lugares cerrados-, mantener distancia de 1.5 metros entre personas”.

Lo cual fue prácticamente imposible en decenas de paradas de transporte público donde cientos de personas esperaban tener suerte para poder abordar alguno de los camiones que pasaban completamente llenos.

Usuarios del transporte público esperando abordar alguna de las rutas en Periférico Sur.

Expertos de la Sala de Situación en Salud por COVID-19 de la Universidad de Guadalajara ya habían alertado que los sistemas de transporte público son ambientes de alto riesgo de contagio de COVID-19 debido al gran número de personas que transitan en espacios que tienen ventilación limitada y  variedad de superficies comunes que son tocadas por las y los usuarios.

Pese a todo ello, el Gobernador Enrique Alfaro nuevamente utilizó sus redes sociales para lanzar una crítica a quienes no acataron las medidas, sin siquiera asumir las consecuencias de las decisiones que éste tomó al activar el Botón de Emergencia sin un adecuado diagnóstico de cómo se colapsaría el sistema de transporte público al suspender el servicio sin considerar un cierre  escalonado como habían solicitado expertos y los propios concesionarios del transporte:

“En el primer día del #BotónDeEmergencia activado, gran parte de la ciudadanía atendió el llamado de corresponsabilidad y cumplió con su parte, pero también hubo quienes no. Necesitamos organizarnos mejor. Vamos a corregir lo que sea necesario. Es por el bien de todos”, escribió el gobernador.

Finalmente, el experto en salud pública y epidemiólogo Carlos Alonso, quien se ha mantenido crítico al señalar las inconsistencias de las acciones de control epidemiológico adoptadas por el gobierno de Enrique Alfaro, señaló:

“Alguien que no entiende ni de Salud Pública ni de movilidad y que muy probablemente se mueve en automóvil diseñó la estrategia de restricción de transporte público del #botondeemergencia en Jalisco. Ahí están las consecuencias, totalmente previsibles y totalmente evitables…

Las reglas de operación del transporte público durante el tiempo en que funcionará el Botón de Emergencia son las siguientes:

  • Se suspende la operación del transporte público de lunes a viernes a partir de las 20:59 horas y reinicia a las 05:30 horas del día siguiente.
  •  Las Empresas de Redes de Transporte o plataformas digitales, sólo podrán ofrecer servicios de lunes a viernes entre las 05:30 y las 19:59 horas.
  •  Los taxis operarán de manera normal con medidas sanitarias recomendadas y una ocupación máxima de tres pasajeros.
  • Durante el fin de semana se suspende el transporte público a partir del viernes a las 21:00 horas y hasta las 05:30 del lunes.

Aquí los consejos que hace la Sala de Situación en Salud por COVID-19 de la Universidad de Guadalajara para evitar los riesgos de contagios si debemos usar el transporte público.

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Darwin Franco

Me encanta hacer periodismo y contar con dignidad las historias de quienes confían en mi trabajo. Me encanta ser profesor y aprender de mis alumnas y alumnos. Creo que el periodismo es una potente herramienta de paz y esperanza.

Quizás también te interese leer