Frente a la virtualidad, herramientas y plataformas tecnológicas para personas con discapacidad auditiva y sordera

En el marco del “Segundo Encuentro Nacional de la Cultura Auditiva”, María Nazaret García y Paola Carroll presentaron su investigación: “Accesibilidad web en tiempos de virtualidad”, la cual busca ofrecer herramientas y programas que ayuden a las personas con discapacidad auditiva a “escuchar” a través de las tecnologías.

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

Ilustración de portada Giovanni Tazza

“En cuanto empezó la cuarentena por COVID-19, muchas personas con discapacidad auditiva se vieron afectadas, de manera repentina pasamos de tener clases presenciales a la virtualidad. Esto, obstaculizó mi aprendizaje, no podía seguir el ritmo” expuso María Nazaret, comunicóloga y activista sensible al tema de la discapacidad, durante el “Segundo Encuentro Nacional de la Cultura Auditiva”.

Desde hace unos meses, la activista junto con Paola Carroll, coordinadora del proyecto “Aplicación Profesional Diseña, Rompe el Silencio” trabajan para desarrollar la investigación “Accesibilidad web en tiempos de virtualidad”. Según explicaron, el proyecto surge de la necesidad de conocer y difundir aquellas herramientas que tengan como objetivo: apoyar a las personas con discapacidad auditiva en la virtualidad.

La discapacidad auditiva consiste en la dificultad para percibir de manera usual el sentido del oído, mientras que, la sordera es la pérdida total de la capacidad auditiva. Su principal canal de información es la visión y el lenguaje de señas, por ello, la llegada de la virtualidad ha dejado al descubierto varios obstáculos que enfrentan quienes viven con éstas. El tamaño de las pantallas, por ejemplo, dificulta la lectura de los labios y, en ocasiones “es difícil seguirle el ritmo a los moderadores” expuso María Nazaret, quien padece de hipoacusia bilateral profunda.

María y Paola presentaron una serie de aplicaciones, en su mayoría gratuitas, que apuestan por la inclusión y tienen un rango alto de efectividad.

Una de ellas es la versión para Microsoft 365 (adquirida), que permite de manera automática subtitular y traducir los audios que se reproducen en la computadora. Sus posibilidades, además, son varias, ya que permite establecer una conversación con personas que hablan diferentes idiomas.

“Transcripción instantánea y notificaciones de sonido” es el nombre de una aplicación gratuita para Android que vuelve más accesible las conversaciones cotidianas y los sonidos del ambiente para personas con hipoacusia o sordas. Funciona a través del reconocimiento de voz automático y transcribe conversaciones gratis y en tiempo real; asimismo, envía notificaciones sobre los sonidos que rodean los espacios que se habitan.

Para entablar comunicación con las personas que viven con una discapacidad auditiva o son sordas está la aplicación Signamy, que funciona como mediador virtual, ayudando a los usuarios a traducir su voz a Lengua de Señas Mexicana (LSM) o Lengua de Señas Americana (LSA). En cuanto a la comunicación con las personas de su alrededor, la aplicación Háblalo se encarga de convertir el texto a voz, es gratuita y está disponible para Android y Apple.

Las herramientas Listen All y Web Captioner, son ideales para los ámbitos laboral y escolar; la primera se encarga de reconocer voz y transcribirla a texto en tiempo real, ayudando a las personas a seguir el ritmo de la clase, mientras que, Web Captioner añade subtítulos de forma automática a una videoconferencia en la plataforma Zoom.

Finalmente presentaron el programa “Te Escucho”, el cual fue creado con el objetivo de ayudar a las personas con pérdida o discapacidad auditiva en el marco de la pandemia de COVID-19, donde las medidas sanitarias exigen el uso de cubrebocas, impidiendo la lectura de los labios y obstruyendo el volumen de la voz.

La aplicación, de descarga gratuita, está pensada para que la usen masivamente quienes brindan ayuda o atienden al público, de esta manera no sólo pueden comunicarse sino también empatizar con la otra persona.

En México, la discapacidad auditiva es la cuarta discapacidad más común; presentándose en el 31.8% de las mujeres con alguna discapacidad, y en el 35.4% de los hombres con discapacidad; por ello, resulta vital que existan alternativas y herramientas inclusivas que faciliten la interacción, comunicación y desarrollo de las personas que viven con discapacidad auditiva.

Comparte

Aletse Torres
Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer