México aprobó la ratificación del Acuerdo de Escazú, ¿Qué sigue?

12 noviembre, 2020

El 27 de diciembre de 2018, México firmó el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, también llamado Acuerdo de Escazú; después de 13 meses de no tener acción al respecto, y de una carta emitida por expertos de la ONU en la cual urgen la ratificación del tratado, el Senado mexicano aprobó la ratificación del primer acuerdo internacional que reconoce la labor y protección de las y los defensores ambientales.

En ZonaDocs, platicamos con integrantes de #EscazúAhora México y con Luis Correa, biólogo e integrante de Resiliente MX, sobre lo que significa este acuerdo para la región y qué implica para la situación medioambiental del país.

Por Eric Sandoval / @eric20san

El pasado 5 de noviembre, el Senado de la República aprobó con unanimidad la ratificación del Acuerdo de Escazú, el instrumento que obliga a los países a defender a sus activistas ambientales, tener transparencia respecto al manejo de recursos naturales y económicos y favorecer la participación social dentro de las decisiones en materia climática.

Con esta aprobación, México se convierte en el país número 11 en ratificar el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe.

Si bien, es cuestión de tiempo para que se oficialice la ratificación del acuerdo, el colectivo #EscazúAhora México tiene paciencia respecto al proceso burocrático faltante, ya que, reconocen que aún falta tiempo para que entre en vigor en el territorio mexicano. 

“En sí, aún no ha ratificado México, solamente el Senado aprobó su ratificación, sigue que se publique en el Diario Oficial de la Federación y posterior a eso, el Ejecutivo tiene que mandar el instrumento de ratificación a las Naciones Unidas para que se pueda catalogar oficialmente como ratificado. Después de eso, tienen que pasar 90 días para que el acuerdo pueda entrar en vigor”, menciona Mariana Campos, integrante del colectivo.

Según datos del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), del año 2012 a 2019, se registraron 499 casos de agresiones a personas defensoras de los derechos de la tierra, el territorio y el medio ambiente. Ante este escenario de violencia, el Acuerdo de Escazú es el primer instrumento internacional que reconoce como punto clave la defensoría de los activistas ambientales.

“En el contexto latinoamericano, todos los países somos muy similares en el muchos sentidos, y en el contexto ambiental latinoamericano tenemos muchas semejanzas, viéndolo desde la perspectiva de las y los defensores de medio ambiente y territorio, pues sus mismos derechos son violados, sus vidas son arrebatadas y sus opiniones no son tomadas en cuenta. Viendo esta situación es muy importante porque el acuerdo establece el acceso a la justicia, a la información y a la participación pública”, menciona Alejandra Gálvez, integrante de #EscazúAhora

Así mismo, México es el país que más tratados internacionales firma; sin embargo, estos no se traducen necesariamente a la práctica y los hechos. Ejemplo de ello es el Acuerdo de París, instrumento internacional con más relevancia y participación en el mundo, y que se ve constantemente violentado por las políticas de los gobiernos estatales y federales en México.

“Este acuerdo tiene cambio de perspectiva, el Acuerdo de París es algo muy europeo y esto es algo más de la región e involucra mucho el tejido social”, dice Uriel Medina, integrante de #EscazúAhora

Finalmente, Luis Correa, integrante de Resiliente MX, organización que se encarga de ayudar a las comunidades a adaptarse y protegerse de los estragos que provoca el cambio climático, consideró que otro de los grandes retos a superar es la visión que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, mantiene sobre el tema y cómo ésta puede causar conflicto con lo estipulado en el Acuerdo de Escazú

“A raíz de la firma de ciertos acuerdos, se llevó a cierto rumbo lo que estaba ocurriendo en lo interno en México, para llegar a esa transición energética de pasar de combustibles fósiles a energías limpias, a buscar el desarrollo sostenible. En esta administración federal la apuesta va más enfocada a lo social cuando lo que se busca con el desarrollo sostenible es buscar ese equilibrio entre lo económico, lo social y lo ambiental, ninguna de las tres partes es más importante que la otra”, concluyó Luis.

¿Qué propone  el Acuerdo de Escazú?

  • Garantizar el derecho a la información en materia ambiental, participación pública y acceso a la justicia.
  • Garantizar el derecho de cada persona a vivir en un medio ambiente sano.
  • Garantizar el entorno digno para el trabajo de las personas, asociaciones, organizaciones o grupos que promuevan la protección al medio ambiente, proporcionándoles reconocimiento y protección.
  • Alentar el uso de tecnologías de la información, y la comunicación, para garantizar el derecho a la información.
  • Garantizar el derecho del público de acceder a la información ambiental que está en su poder, bajo su control o custodia.

Puedes leer el acuerdo completo en este enlace: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/43595/1/S1800429_es.pdf 

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Eric Sandoval

Más tapatío que la torta ahogada. Serio y comprometido con las distintas luchas sociales y con su labor periodística. Cubre conflictos ambientales, movimientos urbanos y personas desaparecidas. Ganador del Premio Jalisco de Periodismo 2019.

Quizás también te interese leer