Por una menstruación digna: entregan productos sanitarios a mujeres en situación de pobreza en Guadalajara

Menstruación Digna México señala que el gasto en productos de gestión menstrual implica hasta el 8% de los ingresos de las mujeres en situación de pobreza, que en Jalisco representaban 29.1% de la población total hasta 2018 según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Por esa situación de vulnerabilidad las integrantes de la Asamblea Organizativa 25N en Guadalajara entregaron toallas sanitarias y productos de higiene personal a aproximadamente 200 mujeres en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Por Ximena Torres / @ximena_tra

Ilustración Ana Luiza Costa

Entre las actividades del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Asamblea Organizativa 25N realizó una colecta de toallas sanitarias y toallas húmedas para después entregarlas a aproximadamente 200 mujeres en situación de pobreza y calle en Guadalajara.

El sábado 21 de noviembre, ya en la Semana de Visibilización de la Violencia contra la Mujer, las integrantes de la Asamblea recorrieron el Centro Histórico, los alrededores del parque Agua Azul, la Calzada Independencia, la colonia Ferrocarril, San Juan de Dios y otros lugares de Guadalajara para repartir los productos de gestión menstrual que habían recolectado en semanas anteriores.

Y es que, además de los feminicidios, que representan la mayor transgresión a la vida de las mujeres, el movimiento feminista lucha contra los otros tipos de violencia.

La pobreza menstrual implica la falta de acceso a productos sanitarios, educación sobre higiene menstrual, inodoros, instalaciones para lavarse las manos y/o gestión de residuos, y es una de esas violencias porque forma parte de las situaciones que “dañan la dignidad, integridad o libertad de las mujeres” consideradas en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

La situación para las mujeres en situación de pobreza y calle también es preocupante, pues deben destinar hasta el 8% de sus ingresos mensuales en la compra de productos como toallas sanitarias o tampones.

Algunas terminan por usar productos no higiénicos como tela y cartón en sustitución, aunque esto puede provocarles infecciones que ponen en riesgo su salud y vida, como explica Jimena Muñoz, fundadora de El Elefante Rosa, un blog educativo de sexualidad y medicina en Instagram.

Para combatir parte de este problema, Menstruación Digna México presentó una iniciativa de reforma ante el Congreso de la Unión para eliminar el impuesto al valor agregado (IVA) de toallas, tampones, pantiprotectores y copas menstruales. Pero fue rechazada por los y las legisladoras a finales de octubre pasado bajo el argumento de que el dinero recaudado es necesario para “construir carreteras e infraestructura”.

Eso también impulsó a la Asamblea Organizativa a incluir la repartición de toallas entre sus actividades y preocupaciones.

“Si para nosotras es complicado (conseguir los productos de gestión menstrual), sabemos que para las mujeres en situación de calle es mucho más complicado. Ellas o deciden comer o comprar toallas sanitarias” dice Mar Gamboa de la Asamblea Organizativa del 25N.

Fotografías cortesía Asamblea Organizativa 25N

En Jalisco en Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) reportaba hasta 2018 que 29.1% de todas las mujeres en el estado vivían en una situación de pobreza. Además 3.4% de la población habitaba viviendas sin acceso al agua, y 2% sin acceso a drenaje.

Sobre las personas en situación de calle no hay datos oficiales, pero con lo reportado por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Guadalajara y el DIF Zapopan se contabilizan aproximadamente dos mil y 550 personas respectivamente. La información se presenta en el “Informe Especial: El impacto a los derechos humanos por la contingencia de COVID-19 en Jalisco, al término de la Jornada Nacional de Sana Distancia y en inicio de la Nueva Normalidad” de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ).

En su recorrido por la ciudad, las integrantes de la Asamblea identificaron otras necesidades de la población en situación de calle y planean continuar con acciones para apoyarles.

“Vimos mucha necesidad cuando hicimos el recorrido, pero nos encontramos con otra situación que también nos alertó mucho. La mayoría de las personas en situación de calle son personas de la tercera edad en completo abandono, entonces como parte de las propuestas que traemos sí está el seguimiento al tema de la salud menstrual, pero también una colecta de ropa, abrigo, sillas de ruedas y andaderas para esas personas”, agrega Mar.

Además de la donación de toallas sanitarias, en la Semana de visibilización de la violencia contra la mujer del 19 al 25 de noviembre, la Asamblea Organizativa realizó otros eventos como el conversatorio “Violencia en el proceso del aborto” y la ponencia “Ciberseguridad y Ley Olimpia”. Todos encaminados a luchar por la eliminación de las violencias contra las mujeres. Por las que ya no están, por las que esperan que se haga justicia y por todas las que han sido víctimas del sistema patriarcal que daña su dignidad, integridad y libertad.

Comparte

Ximena Torres
Estudiante de periodismo, fotógrafa y reportera feminista trabajando por hacer el periodismo en el que creo. Interesada en temas como justicia para las mujeres, salud, movilidad e interculturalidad. Ganadora del Premio Jalisco de Periodismo 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer