El amor también viene en cuatro patas: un proyecto para salvarle la vida a perros callejeros y en situación de abandono

Amor con patas GDL se encarga de rescatar a perros callejeros o abandonados por sus dueños y forma parte de la red de rescatistas de esta misma ciudad; sin embargo, para continuar salvando vidas peludas necesitan el apoyo de la ciudadanía. Conoce la historia detrás de Amor con Patas GDL y entérate de cómo puedes ayudar a esta iniciativa altruista.

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

¿Quién es Amor con patas GDL?

Detrás de la cuenta @amorconpatasgdl está la rescatista Carolina Trujillo, quien desde hace cinco meses abrió esta página de Instagram para salvar de la calle y del abandono a las y los peludos que veía en su día a día; así es, como ahora, junto con un amigo se encarga de conseguirles un hogar y mejorar su calidad de vida.

En estos cinco meses, ha conseguido dar en adopción a 11 perros.

Carolina comenta que siempre ha tenido un “gran amor por los perros”, y cuando veía casos de maltrato y abandono, sentimientos de impotencia y tristeza la invadían. Su primer rescate fue su perro llamado “Timón”:

“Estaba muy sucio y con miedo, se notó que sufrió maltrato, él me enseñó lo que es educar a un perro. Hoy sabe bailar y me ayuda en mis malos días”.

“Timón” es la imagen del logo de su página y junto con “Milú”, su compañera perruna, hacen de la vida de Carolina algo mejor y más bonito; según cuenta esta joven rescatista, Milú llegó a luego de que ella y su familia “se enamoraran” de este ser de cuatro patas y decidieran adoptarla.

Apoyo entre redes

Al comienzo, Carolina manejaba la página sola y el apoyo que recibía era de personas que confiaban en su trabajo, sin embargo, conforme llegaban más casos, tuvo que buscar la ayuda de otras páginas rescatistas. El mismo día que Carolina entró a la red de rescatistas de Guadalajara, recibió el gran reto de salvar, juntos con sus compañeras y compañeros, a 16 perros que iban a ser sacrificados en un antirrábico:

“Nos pidieron ayuda a todas, decidimos unirnos y al día siguiente fuimos por todos los perritos, los dividimos entre las páginas, a mi me tocaron dos. Actualmente la mayoría de ellos han sido adoptados; de los que yo me encargue se encuentran en proceso de entrevista”.

Trabajo de amor con patas

Cuando llega un caso a “Amor con Patas GDL” lo primero que realiza la rescatista es evaluarlo, después ella decide si toma el caso o sólo se encarga de asesorar a las personas que rescataron al canino. Luego, envía un formulario a la persona que está interesada en ser casa puente o adoptante y así crea un perfil; finalmente, se realiza una entrevista para ver que todo “esté en orden”, se visita la casa y se le da mínimo un año de seguimiento.

Si el perro no es adoptado o no cuenta con una casa puente, es ingresado a una pensión, la cual se solventa a través de las donaciones de sus seguidores y cubre las necesidades básicas del animal. Actualmente la página tiene tres perros en pensión y en espera de ser adoptados. El proceso puede llegar a ser largo, pero en palabras de Carolina “ya no puedes confiar en nadie, menos con la vida de un animal”.

La perrita Lilo

En los cinco meses que lleva en funciones la página, se han conocido y compartido las historias de los peludos rescatados. Una de éstas es la historia de Lilo, perrita que fue abandonada por su familia al momento de mudarse. Cuando llegaron a salvarla estaba desnutrida y se “notaba” que acababa de parir. Carolina, compartió que ese día ya no recibiría más casos, pero cuando llegó Lilo, fue inevitable no querer ayudarla “no me cabía en la cabeza cómo alguien podía hacer algo así”.

Luego de rescatarla, esterilizarla y recolectar el dinero para meterla a pensión, llegaron unos adoptantes a los que se les entrevistó, visitó su casa y finalmente resultaron ser la mejor familia para Lilo; hoy en día, siguen mandando fotos, compartiendo su día a día y brindándole todo el amor que ella merece.

Adopción responsable

“No es fácil darlos en adopción, es fácil regalarlos” sentenció Carolina.

Al momento de dar en adopción un animal, en este caso perros, es necesario hacerlo correctamente, explica Carolina; es decir, se tiene que saber con certeza a quién le estás entregando la vida del animal, ya que “su vida puede ser un infierno o el cielo y todo eso depende de nosotros”.

Dos problemas que detecta Carolina en la adopción de perros son: 1) no esterilizarlos y 2) regalarlos en lugar de adoptarlos. Estos dos problemas son generados por el poco conocimiento que tienen las personas sobre el tema, por ello, considera que “es de cada quien la decisión de adoptar un perro” y si esto no es posible, la ayuda puede ser la solución al problema.

¿Cómo ayudar?

Amor con patas GDL recibe apoyo monetario, donaciones en especie y personas que se animen a ser casa puente. Actualmente la página cuenta con tres perritos en pensión, por ello, necesita más apoyo monetario o espacios donde puedan recibirlos y cuidarlos hasta que encuentren un hogar.

La difusión de la página es esencial para que llegue a todas las personas que estén en busca de un perrito o estén dispuestas a apoyar con la causa. Si estás interesado o interesada, puedes realizar un donativo a través de la página de Instagram @amorconpatasgdl.

Comparte

Aletse Torres
Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer