Asesinan a siete ejemplares de tortugas negras en Cabo Corrientes, Jalisco

27 enero, 2021

A la orilla del muelle del Faro en Cabo Corrientes, Jalisco un grupo de visitantes fue testigo de la masacre cometida en contra de siete tortugas negras, especie en peligro de extinción; las también llamadas “tortugas prietas” fueron descuartizadas para extraer su carne y derivados, dejando a la vista de las y los visitantes de la Playa Corrales sus restos y manchas de sangre.  

Esta no es la primera vez que sucede algo semejante, Raymundo González, biólogo y divulgador científico, denunció que, hasta hace un año en Puerto Vallarta, Jalisco se podía identificar al menos una tortuga muerta en esta zona cada tres meses.

 Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

Fotografías cortesía Campamento Tortuguero Mayto

Las tortugas marinas han nadado en los océanos por más de 150 años, pese a esto, su existencia está en riesgo producto de las acciones depredadoras de los seres humanos. México cuenta con una gran diversidad de tortugas marinas, siete de las ocho especies reconocidas en el mundo anidan en sus playas.

Lo anterior, convierte a México en el país con mayor diversidad de tortugas marinas, por lo que, desde 1990, dichas especies se encuentran en veda; es decir está prohibida su captura para evitar su extinción.

Sin embargo, los galápagos siguen en peligro.

El Campamento Tortuguero Mayto, a través de sus redes sociales, denunció recientemente que siete tortugas prietas fueron capturadas y asesinadas para extraer su carne y, posteriormente, sus restos fueron arrojados al mar. Los turistas las encontraron a la orilla del muelle de la Playa Corrales, rincón costero del estado de Jalisco.

De igual manera, ciudadanos y ciudadanas denunciaron el acto ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), organismo encargado del cuidado y preservación del ambiente en todo el país; sin embargo, no han obtenido respuesta. Según han advertido, ni de la PROFEPA, ni de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales Jalisco (SEMARNAT Jalisco) y de ninguna otra dependencia vinculada al área.

Raymundo González, biólogo y divulgador científico denunció los hechos a través de un video en su cuenta de Instagram Ramdom rojo. En entrevista para ZonaDocs expuso que no es la primera vez que sucede esto, hace aproximadamente un año, cuando trabajaba en Puerto Vallarta, Jalisco reportaban una tortuga muerta cada tres meses, práctica que aumentó conforme pasó el tiempo.

Las tortugas prietas o negras son igual al resto, poseen aletas en lugar de patas, no tienen la habilidad de esconder su cabeza dentro del caparazón, miden aproximadamente 1.5 metros de largo, son de coloración café olivácea, con alta tendencia a ser de color negro, explicó el biólogo.

No habitan en un lugar en específico, incluso, en las costas de Jalisco son bastante escasas, su hábitat y zona de alimentación se concentra en aguas poco profundas donde obtienen su alimento (pastos marinos e invertebrados); lamentablemente, estos sitios han sido explotados por la pesca depredadora, quienes les cazan para la venta ilegal.  

González, comenta que la autoridad de ningún nivel del gobierno establece límites de pesca y explotación de recursos marinos, transformando al destino turístico en un verdadero sitio de saqueo natural. El principal peligro al que se enfrentan estos animales es a la comercialización de su carne, junto con la pesca ilegal, la extracción ilegal de huevos y la alteración de su hábitat.

En México, tanto ésta como todas las especies de tortugas marinas, se encuentran clasificadas en la categoría de riesgo “en Peligro de extinción” (P), de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Por ello, el Gobierno Federal ha establecido e instrumentado una serie de mecanismos legales y técnicos con el fin de proteger, conservar y propiciar la recuperación de las poblaciones de las diversas especies de tortugas marinas, así como sus áreas de anidación.

La Ley General de Vida Silvestre, en su artículo 60 Bis 1, prohíbe el aprovechamiento extractivo, ya sea de subsistencia o comercial, incluyendo sus partes y derivado. Además, el Código Penal Federal, en el artículo 420, señala una pena de 1 a 9 años de prisión, a quien ilícitamente:

Fracciones:

  1. Capture, dañe o prive de la vida a algún ejemplar de tortuga o recolecta o almacene de cualquier forma sus productos o subproductos;
  2. Capture, transforme, acopie, transporte o dañe ejemplares de especies acuáticas declaradas en veda.

III. Realice actividades de caza, pesca o captura con un medio no permitido, de algún ejemplar de una especie de fauna silvestre, o ponga en riesgo la viabilidad biológica de una población o especie silvestres.

  1. Realice cualquier actividad con fines de tráfico, o capture, posea, transporte, acopie, introduzca al país o extraiga del mismo, algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos, de una especie de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial, o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte.
  2. Dañe algún ejemplar de las especies de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas señaladas en la fracción anterior.

“Es un trabajo en conjunto, no solo de la sociedad civil”

Raymundo, opina que es complicado tener un control total de las costas, debido a la falta de personal y presupuesto en las organizaciones ambientales, no obstante, es posible: 

“Si trabajamos en conjunto, tanto el gobierno, como la sociedad civil y la comunidad científica, podemos desarrollar mejores técnicas de proyección y también generar mayor conciencia en la población”.

Es importante conservar y preservar la vida de todas las especies que habitan en el país, ya que, son de importancia ecológica muy amplia y la desaparición de una provocaría un desequilibrio ecológico, dicho de otra forma, el ecosistema cambiaría de manera radical, perdiendo su armonía.  

“Al final proteger y conservar la base natural no está peleado con sustraer de la misma”, comentó González, podemos seguir utilizando los recursos que nos brinda la naturaleza de forma sustentable, cuidando los recursos naturales, satisfaciendo nuestras necesidades y no nuestros deseos.

El divulgador científico, invita a la población a ser parte de la toma de decisiones, a exigirle al gobierno que cumpla sus leyes, pero también, a concientizarse sobre el consumo de sus recursos, a cuidar nuestra vida y la de todos los seres vivos.

            “Las pequeñas acciones si funcionan, trabajando en comunidad, denunciando, consultando, informando, puede cambiar al mundo”. 

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aletse Torres

Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

Quizás también te interese leer