Colectivo Somos456 denuncia manipulación y ofrecimientos de Gobierno de Jalisco

El 25 de enero, el Colectivo Somos456, conformado por víctimas directas de las desapariciones forzadas del 4 y 5 de junio de 2020, publicó un comunicado donde anunció su disolución.

En entrevista con ZonaDocs, cuatro integrantes de Somos456 contaron la historia del colectivo y esclarecieron las irregularidades y prácticas de parte del gobierno del estado que resultaron en la disolución del grupo. Además de lo que denunció el grupo en el comunicado, señalaron que la Secretaría de Planeación y Participación Ciudadana excluyó al colectivo de las mesas técnicas, pero ofreció puestos laborales a miembros individuales que ahora forman parte de las mesas a nombre de la Secretaría.

Entre las personas entrevistadas estuvieron Inés, la vocera del colectivo, Luis, un miembro del colectivo, y dos integrantes más que pidieron omitir sus nombres.

Por Andrés de la Peña / @andres_dlap

/* Error on https://cdn.knightlab.com/libs/soundcite/latest/css/player.css : Something went wrong: cURL error 61: Unrecognized content encoding type. libcurl understands deflate, gzip content encodings. */

La decisión de hacer el foro con la SPPC y el vídeo con Enrique Alfaro

El 8 de junio de 2020 se inauguraron mesas de diálogo entre el gobierno y víctimas del llamado Halconazo Tapatío. Los miembros del colectivo se conocieron en estas mesas y decidieron agruparse. En esas fechas, denunciaron diferentes “anomalías”, como que fueron molestados en sus domicilios por personas extrañas.

En las mesas de diálogo, el secretario de gobierno, Enrique Ibarra Pedroza, propuso el Foro Construcción de Paz, Seguridad Ciudadana y Reforma Policial. Se acordaron tres ejes: Derechos Humanos, reforma policial, y revisión del modelo de investigación ministerial. El colectivo solicitó añadir el eje de arte, cultura y filosofía. A partir de entonces, Somos456 estuvo en contacto directo con la Secretaría de Planeación y Participación Social (SPPC) y se comprometió a coorganizar el foro. En ese momento comenzaron las manipulaciones de parte del gobierno que el colectivo señala en su comunicado.

A Somos456 se le ofreció una reunión con Enrique Alfaro antes del foro. El grupo no tenía planeado grabar un vídeo, pero en la madrugada antes de la reunión se les pidió que fueran listos para una grabación, con un guión escrito.

“ una noche antes de grabar porque nos avisaron que Alfaro quería grabar el mismo día que íbamos a reunirnos con él. Nosotros no teníamos contemplado reunirnos y grabar. Queríamos, más bien, reunirnos con él y ver si grabábamos el vídeo, valorar ahí. Pero uno de los vínculos que teníamos con el gobierno, que era el asistente en aquel entonces de Enrique Ibarra, nos avisó que necesitábamos tener listo el guión y lo hicimos pues en la noche. De hecho nos juntamos en la noche y lo acabamos hasta la madrugada ”

Después de grabar el vídeo, el colectivo se dividió: varios de sus miembros querían suprimir una parte donde se mencionaba que Somos456 estaba conformado completamente por víctimas de las desapariciones forzadas de junio. Aquí hubo una primera ruptura, y se solicitó la censura de esta parte del vídeo con un voto reñido donde varios quedaron inconformes. Aunque no tienen certeza, debido a que la solicitud se hizo horas antes de la publicación del vídeo, sin el conocimiento ni consentimiento de todo el grupo, los integrantes entrevistados no descartan la posibilidad de que la exigencia de censurar esta parte esencial del mensaje fuera resultado de una presión exterior con miras a mejorar la imagen del gobernador.

Aunque Somos456 reconoció en su comunicado que fue un error grabar el vídeo, Luis compartió lo difícil que fue generar una estrategia sólida cuando todos los miembros de la agrupación aún estaban lidiando con las secuelas de ser víctimas de desaparición forzada:

“Sí hay mucha cuestión sobre por qué no hubo esa crítica o por qué no dijimos… cuando realmente, lo que uno siente, lo que uno está viviendo en esos pocos días: te acaban de amenazar de muerte, te acaban de secuestrar. No puedo decir, la verdad, qué se siente que desaparezca alguien porque, afortunadamente, entre mi familia y mis amigos, nunca ha desaparecido nadie, pero yo sí sé qué es que me desaparezcan. El decir saber qué hacer cuando te desaparecen es muy fácil, pero realmente hacerlo, identificar dónde están los puntos débiles, y más cuando la gente te da la espalda ”

Tras la publicación, el grupo fue ampliamente criticado, y también surgió el señalamiento de que algunos de los miembros del colectivo estaban en la nómina de la administración. Una de las integrantes, que solicitó no ser nombrada, compartió su frustración:

“Después de que sale el vídeo hay muchas críticas y hasta decían ‘ay sí, si realmente son ellos vamos a ver a algunos en el futuro como funcionarios’. A mí sí me molestó ese tipo de críticas porque yo dije: ‘pues no, no es en un futuro. La gente no sabe que en esa desaparición forzada se llevaron a funcionarios públicos que yo creo que la Fiscalía ni siquiera sabía que eran funcionarios públicos”, fue lo que comentó

Los entrevistados aclararon que en el colectivo había servidores públicos porque también fueron desaparecidos en junio de 2020. No descartaron que esto pudo ser una causal para abrir el grupo a influencias externas, pero expresaron la frustración de que esto se considerara suficiente para desacreditar a Somos456.

Siguen los problemas: el Foro de Construcción de Paz y el rol de la SPPC

Una vez que comenzaron los trabajos para organizar el foro, los problemas y roces con la administración comenzaron a aumentar en gravedad.

“Había un sesgo en la cuestión de la difusión del foro porque, si bien este famosísimo vídeo con el gobernador y por el que nos criticaron tanto se difundió por todos los canales y medios oficiales, en el caso de la convocatoria para asistir al foro veíamos que era mínima” relató Inés respecto al primer roce con la SPPC

A esto Inés añadió:

“Eso nos preocupó mucho, nosotros pedimos, todo el tiempo durante los cuatro ejes que se anunciara, que se sacara incluso en medios de televisión abierta, que se sacara en radio nunca sucedió esto. Incluso en alguna ocasión nos dieron un pretexto tan absurdo como que el foro no se estaba anunciando en ningún medio como televisión abierta porque se estaba llevando a cabo en medios virtuales y que por eso solamente se anunciaba por internet”.

También comentaron que la SPCC no cumplió su promesa de mantener paridad en los ponentes del foro. Somos456 tendría derecho a la mitad de los espacios de ponencia, pero no se mantuvo la paridad, aunque en algunos ejes sí lograron conseguir espacios.

“Al final resultó que, especialmente en el eje 3 , fueron enteramente invitados de la SPPC. Ninguna de las propuestas que hicimos fue aceptada, y fue muy evidente que algunos de los perfiles que hablaban en este foro hablaban siempre a favor del gobierno del estado, un poco a quitar peso a lo que había ocurrido o incluso abiertamente desviar la atención a otras cosas”.

A pesar de estas quejas, los integrantes hicieron hincapié en que siguen confiando en el diálogo, y que por ningún motivo consideran que fue una pérdida de tiempo reunirse con Alfaro o celebrar el Foro Construcción de Paz. Reconocieron también que el colectivo sí logró avances de la mano con los colectivos que no los dejaron solos, como el Centro de Justicia para la Paz (CEPAD), SocialTIC, Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (FUNDEJ) e integrantes de la Red Yo Voy 8M.

Las mesas técnicas: manipulación de la Secretaría de Planeación y Participación Ciudadana y disolución del colectivo

Después del foro se conformaron las mesas técnicas dedicadas a vaciar los insumos recolectados en diálogo en políticas públicas. Sin embargo, a pesar de que Somos456 estaba conformado íntegramente por víctimas del 4 y 5 de junio, y a pesar de que fue coorganizador del foro, nunca se le invitó a las mesas técnicas. Solamente uno de los miembros del colectivo logró obtener un lugar, después de insistir por varios días.

En el comunicado, el colectivo denunció que hubo “trato diferenciado y manipulación de algunos miembros” en el contexto de las mesas técnicas.

El reportero preguntó: ¿Cuáles fueron las estrategias específicas de la Secretaría de Planeación y Participación Ciudadana para separarlos antes de las mesas técnicas, como mencionan en el comunicado sobre la disolución?

“Nos dimos cuenta de varias cosas. Una, creo que la principal, fue la omisión, que fue muy evidente, de que no nos convocaron para nada para las mesas. En ningún momento hubo un acercamiento formal ya sea al correo del colectivo o por medio de alguno de los voceros”

Posteriormente, Inés describió otro punto:

“Pero lo que sí hubo, y eso sí, desafortunadamente es algo que se tiene que comentar aquí, es que hubo ofrecimientos laborales a algunos miembros del colectivo; laborales, me refiero, para integrarse a la Secretaría de Planeación y Participación Ciudadana definitivamente sentíamos que era, pues, sumamente desafortunado que se condujeran así porque eso ya nos ponía en otra posición”

El reportero preguntó “¿Esas son las personas que aparecieron en las mesas al final, ya fuera del colectivo?

Inés contestó:

“Sí. Las mesas se siguen llevando a cabo. Ese trabajo continúa, todavía varios meses más, pero el hecho de que nosotros desconozcamos, digamos, o quitemos el reconocimiento al trabajo de las mesas técnicas tienen que ver con que los miembros del colectivo que están ahí están recibiendo una remuneración por ese trabajo”

Solamente uno de los miembros del colectivo fue incluído en las mesas sin ser añadido a la nómina de la Secretaría de Planeación y Participación Ciudadana.

“Esto sí fue algo que nos sorprendió simplemente lo que queremos exponer y hacer público es que nosotros no estábamos ahí para al final ser contratados para recibir un sueldo en una secretaría, sino que el trabajo para el foro era para dialogar sobre el caso que nos había ocurrido: no para sacar un trabajo, no para sacar un puesto.”

Además, no se permitió que Somos456 invitara a terceros a formar parte de la mesas, no se les concedió ni un solo lugar a los aliados del colectivo:

“Específicamente la organización Unidos Por la Seguridad formada por mismos policías que son críticos de la situación que se vive. Negaron el acceso a esta organización y bueno, dieron una serie de argumentos, como que ya estaba el cupo lleno, que ya había otros policías ”

Al ver que ya no era transparente la convocatoria, que no serían considerados en la definición de políticas públicas, y al ver que la Secretaría parecía ya haber hecho pactos en privado desconociendo los compromisos más básicos con el colectivo, optaron por desconocer las mesas y disolverse. Uno de los integrantes comparte el sentir que tuvo al enterarse de esta práctica de parte de la Secretaría:

“Esto que está sucediendo nada tiene que ver con la reparación del daño, nada tiene que ver con la justicia, nada tiene que ver con un ejercicio de realización de política pública que implique lo más importante: involucrar a los actores principales, que es la ciudadanía ¿no? Todos, finalmente, somos ciudadanos. Nosotros no lo sentimos así, no lo estamos viendo ¿En qué van las mesas técnicas? Yo no sé, no lo sé. Fíjate: yo mismo, que soy una víctima directa, ya no lo sé”

El entrevistado añade:

“Nosotros confiamos en el diálogo y lo hicimos de una manera honesta y abierta. Que no fue lo indicado tal vez a nosotros no nos corresponda juzgarlo, por las razones que tu quieras: si tu quieres por la inexperiencia, que eso nos lo han señalado. Pero, finalmente, lo hicimos de manera honesta la justicia la vemos todavía inalcanzable. Estamos viendo los mismos vicios que de manera estructural molestan a todos: estamos viendo compadrazgo, estamos viendo unilateralidad, estamos viendo autoritarismo, estamos viendo un sistema de privilegios ya no queremos formar parte de eso. Queremos seguir luchando por la reparación integral del daño, por la justicia, y, lo más importante, por la verdad. Todavía no sabemos qué pasó, eso es lo absurdo”.

Luis también reflexionó sobre el la conformación de las mesas:

“¿Cuánta gente sabe de las mesas técnicas? Por ejemplo ¿sabes por quién está dirigida la mesa de policías? Por el fiscal. Por el fiscal que dio la orden, muy probablemente, de que esto se llevara a cabo preferimos disolvernos antes de que esto se vaya por otro lado que no sea reparar el daño social que se hizo”

El proceso de estas mesas técnicas termina en marzo de este año, y el único integrante que logró formar parte de ellas se comprometió a compartir el ejercicio una vez que finalice el acuerdo de confidencialidad al término de las mesas.

Los entrevistados quisieron dejar claro que su activismo no finaliza con la disolución de Somos456, pues la investigación por las desapariciones forzadas del 4, 5 y 6 de junio no ha finalizado: si bien la Fiscalía General de la República (FGR) informó vía transparencia que no existía ninguna carpeta de investigación sobre estos sucesos, los integrantes del colectivo desmintieron esta versión.

“ nos corrobora la misma gente de la FGR que la carpeta existe. De hecho, el número de carpeta incluso lo tenemos, pero por consejo de los mismos abogados no lo hemos hecho público hasta donde sabemos, ahí es donde se está llevando todo lo del 5 de junio”

Asimismo, está abierta una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y los activistas estarán vigilando aquél proceso. Respecto a estas dos investigaciones, Inés, la vocera hizo un llamado a mantener la atención en el tema, pues tienen planeadas varias activaciones y testimonios atendiendo la memoria de los sucesos de junio, el escrutinio público de los resultados de la mesa, y la publicación de las investigaciones tanto de la FGR como de la CNDH.

Comparte

ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer