Enero 2021, un trágico mes en la epidemia de COVID-19 en Jalisco

En tan sólo un mes, en el estado se notificaron 17 mil 679 nuevos contagios y, lamentablemente, 2 mil 465 nuevas muertes por COVID-19; esto significa que en 31 días se conjuntaron el 25% de todos los casos positivos que se tienen registro desde que arrancó la pandemia en marzo de 2020 y el 29% de todos los decesos.

Las medidas implementadas por el Gobierno de Jalisco fracasaron en frenar la cadena de contagios y en evitar la saturación hospitalaria; ante la urgencia se ampliaron las medidas de restricción hasta el 12 de febrero. En el panorama también acecha, la posible aparición de una nueva variante del virus detectada en cuatro personas en el estado.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

En enero, Jalisco se llenó, lamentablemente, de confirmaciones de casos positivos y de condolencias por muertes de COVID-19. En charlas cotidianas y en expresiones en redes sociodigitales (como Facebook, Twitter o Instagram), las tristes noticias se hicieron evidentes. El virus apareció con fuerza en nuestros espacios sociales más próximos.

Esto ha sido así, pues tan sólo en el mes de enero de 2021 ocurrieron: uno de cada cuatro contagios de COVID-19 de los que, hasta ahora, se tienen registrados en el estado desde marzo de 2020, fecha en que apareció el primer caso.

Estos contagios, con datos de la Secretaría de Salud, corresponden a la infección de 17 mil 679 personas; pero tomando como referencia al Sistema Radar Jalisco -al 31 de enero-, los casos positivos corresponderían a 49 mil 699 personas (esto se amplia debido al sistema de aplicación de pruebas rápidas y de antígenos); esto quiere decir que con los datos estatales pasamos de 145 mil 198 a 194 mil 897 casos positivos .

Un 25% de crecimento respecto del total de casos acumulados desde marzo de 2020.

Si el indicador son las muertes por COVID-19, la situación también es crítica, ya que en enero perdieron la vida a causa de la COVID-19: 2 mil 435 personas; el 29% de todas las que previamente habían fallecido por la enfermedad que provoca el coronavirus.

Al 31 de enero, en Jalisco, las muertes por COVID-19 son: 8 mil 443, y los casos positivos: 70 mil 078.

En el que ha sido el peor de los meses de la epidemia en Jalisco, se aplicaron dos medidas de restricción de parte del gobierno estatal; sin embargo, las restricciones sociales y comerciales no han fueron capaces de frenar la cadena de contagios que repuntaron desde la última semana de diciembre y que, en la penúltima de enero, alcanzaron un punto máximo al romper el récord de casos positivos y muertes por semana.

Pese a ello, el gobierno encabezado por Enrique Alfaro sigue manteniendo una postura poco crítica frente a lo limitado que han resultado sus acciones para frenar los contagios y las muertes por COVID-19.

Nuevo botonazo, pocos cambios en la estrategia.

En rueda de prensa del 29 de enero, el gobernador Enrique Alfaro anunció que ante la escalada de contagios y decesos por COVID-19; las medidas de restricción, dictadas el 16 de enero, se extenderían hasta el 12 de febrero.

Aunque se está en el punto más crítico de la pandemia; Alfaro reafirmó que su gobierno ha tomado las mejores decisiones y, por ello, se dijo afortunado de haber logrado un proceso de estabilización en el número de contagios y en la ocupación hospitalaria, lo cual no concuerda con la realidad en la que los casos positivos crecieron un 25%, y la ocupación hospitalaria está por encima del 70%.

Con este escenario, el próximo 12 de febrero se tomarán nuevas medidas en torno a lo que se ha denominado: Plan Integral 2021 con el cual se buscará: generar nuevos tratamientos; reforzar el esquema del plan nacional de vacunación; rediseñar medidas de prevención; diseñar programas de salud mental para atender los efectos de la pandemia; y generar la estrategia para el desarrollo seguro del periodo electoral.

El anunció más destacado fue la confirmación de cuatro casos con la variante E484K; variante identificada “sudafricana o brasileña”; al respecto, el Laboratorio de Diagnóstico en Enfermedades Emergentes y Reemergentes de la Universidad de Guadalajara informó que esta variante del coronavirus detectada en Jalisco, sí presenta una variación en el genoma del coronavirus y, por tanto, se está analizando pasa saber con detalle lo que esto significa.

Por tanto, aún no hay certeza científica para denominarla como una “variante mexicana” y, mucho menos, para señalar que ésta es más agresiva o contagiosa, pues pasa saberlo se requieren más análisis que implican la deconstrucción complera del ARN de la muestra tomada de los cuatro casos detectados, para después compararla con las otras cepas ya conocidas para, entonces sí, confirmar que se trata de las variantes sudafricana o brasileña o, en su defecto, de una variante hasta ahora no conocida.

De acuerdo al experto Ashish K. Jha, las variantes de un virus surgen cuando “existe una gran cantidad de contagios y prácticamente no hay control de los mismos”; por lo tanto, “cada infección nueva crea oportunidades para mutaciones”; aunque asegura que: “la mayoría de las mutaciones no son relevantes ni tendrán implicaciones clínicas”.

Sin embargo, no descarta que existe la posibilidad que este “conjunto de mutaciones haga que el virus se vuelva más contagioso, más letal o mejore su capacidad para eludir la acción de las vacunas”; no obstante, esto debe analizarse a fondo como ocurrió con las variantes detectadas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil.

Para seguir a detalle la explicación del decano de la escuela de Salud Pública de la Universidad de Brown dar click aquí.

Las medidas de restricción que se mantienen vigentes en el estado hasta el 12 de febrero son las siguientes:

Comparte

Darwin Franco
Me encanta hacer periodismo y contar con dignidad las historias de quienes confían en mi trabajo. Disfruto ser profesor y aprender de mis alumnas, alumnos y alumnes. Creo que el periodismo es una potente herramienta de paz y esperanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer