«No sé que esperan para hacer algo»: a cinco meses de la desaparición de César Cerón

15 febrero, 2021

#HastaEncontrarlos

César Cerón Camacho fue desaparecido el 21 de septiembre de 2020 en el fraccionamiento Renaceres en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, luego de que los hombres que lo habían extorsionado decidieron llevárselo después de que éste les pagara los 10 mil pesos que le pidieron para no hacerle nada a su familia.

A días de cumplirse cinco meses de su desaparición, su hermana Karla exige que la Fiscalía del Estado de Jalisco investigue realmente el caso, pues se tienen números telefónicos y la geolocalización de quienes se lo llevaron, pero no se ha hecho nada.

Por Darwin Franco / @DarwinFranco

A César Cerón Camacho, de 37 años, le pidieron, primero, 10 mil pesos a cambio de su seguridad. Cuando éste, a través de un apoyo familiar, logró conseguirlos, la cifra se había incrementado a 12 mil.

Los tres hombres que hasta su casa en el fraccionamiento Renaceres en Tlajomulco de Zúñiga fueron a recoger el dinero, aquel 21 de septiembre de 2020, le pidieron a César que los acompañara. Éste, tal y como lo recuerda su esposa, lo único que alcanzó a decirle fue: “ahorita regreso”, pero ya no lo hizo.

Desde aquel día su familia comenzó a buscarle; las primeras acciones fueron inmediatas, pero la policía municipal de Tlajomulco de Zúñiga y elementos de la Guardía Nacional le dijeron a su esposa que “no podrían hacer nada porque no había denuncia”.

A César, se sabe, se lo llevaron aquellos hombres que a lo largo del 21 de septiembre lo fueron a visitar a su casa para recordarle que les debía entregar el dinero, pues sólo así estaría garantizada la seguridad para éste y su familia. Todo fue una mentira.

Incluso, en los días que pasaron entre las primeras amenazas y el pago de dinero, estos hombres le mostraron a César, fotografías y videos de lo que les pasaba a las personas que no daban el dinero que se les estaba solicitando.

“Si me pasa algo, búscame allá cerca del arroyo”, le dijo César a su esposa.

Ese lugar al que César hacía referencia se ubica cerca de la colonia La Providencia y del Macrolibramiento, y es el sitio en donde quienes extorsionaron le dieron que llevaban a quienes no cumplían con el pago.

Con estos antecedentes, César pidió prestado a sus familiares el dinero; sin embargo, desde que salió de casa para entregar los 10 mil pesos, no se le ha vuelto a ver.

“Ya van para cinco meses y no hemos tenido ningún resultado. Yo soy la que me comunicó con el licenciado que está a cargo del caso, y mi cuñada es quien esta ahí buscando información (…) a la fecha tenemos ya varios datos: números de teléfono y ubicaciones de los teléfonos celulares, pero es poco lo que se ha hecho”, explica Karla, hermana de César.

Para ella esta información es clave para dar con las personas que se llevaron a César, pues uno de esos números coincide con una llamada que recibieron y donde escucharon por última vez a César; así que han exigido a la Fiscalía que se haga algo con ello, pero sólo han obtenido evasivas como: “estamos trabajando, pues eso que piden es algo tardado”.

Algunas de las referencias y ubicaciones que detectó el celular de César antes de ser apagado, el 22 de septiembre de 2021, marcaron puntos de localización en la colonia La Providencia; sin embargo, a la fecha, no se ha realizado ninguna búsqueda en la zona.

“Mi hermano dio el dinero y aún sí se lo llevaron; en la declaración se dijo que mi hermano se fue con esas personas, pero estamos seguros de que no lo hizo por su voluntad, sino que lo obligaron, pero nada se ha hecho con los datos de los celulares… les hemos dado muchísimos datos, pero no hay resultados”, puntualizó Karla.

La poca efectividad de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas se ha conjuntado con llamadas y mensajes con los que se busca extorsionar a la familia Cerón Camacho; una de esas extorsiones, justamente, provenía de una persona de La Providencia.

“Desde acá donde estamos es bien complicado presionar a las autoridades, mi cuñada es la que se la ha jugado buscando información, yendo a Semefo o a Fiscalía… yo quiero pensar que es mucho el trabajo que tienen y que van retrasados, pero la verdad no sé que pensar porque ya es mucho el tiempo y no hemos sabido nada, no hemos tenido resultados”.

Karla lo único que pide es que se pueda saber dónde está César, pues su familia no está en la búsqueda de culplables sino sólo de información que los lleve a su paradero:

“Lo único que queremos es acabar con esta angustía y encontrarlo. Mi hermano no merece estar desaparecido, quizá, su único error es el ser confíado…él es noble y le gusta ayudar a las personas, él es muy confiad; por eso, les pedimos a las autoridades que nos ayuden porque son ya cinco meses y no hemos sabido nada… yo, de verdad, no sé que esperan para hacer algo”.

César Cerón Camacho tiene 37 años y es padre de dos hijos. Algunas de sus características físicas son que mide 1,76 metros; tiene cafés obturos y tez blanca. Además tiene un par de tatuajes: “un sol y el nombre de Verónica” en su hombro derecho y en en ese mismo brazo casi a la altura de la muñeca, “el nombre de Santiago”.

Él fue desaparecido, el 21 de septiembre de 2020 en el fraccionamiento Renaceres en Tlajomulco.

 

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Darwin Franco

Me encanta hacer periodismo y contar con dignidad las historias de quienes confían en mi trabajo. Disfruto ser profesor y aprender de mis alumnas, alumnos y alumnes. Creo que el periodismo es una potente herramienta de paz y esperanza.

Quizás también te interese leer