En Jalisco, 9 de cada 10 incendios forestales son provocados

Durante 2020, Jalisco fue el segundo estado con más incendios forestales en el país, 630 según informó la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR); pese a este panorama, las autoridades advierten que en 2021 podrían aumentar los casos.

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

Fotografías: Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial y Comité en defensa del Bosque Nixticuil

Los incendios forestales se han convertido en los protagonistas de los desastres naturales. A medida que aumenta el número de incendios, también lo hacen las emisiones de gases efecto invernadero y el aceleramiento del cambio climático.

Los factores que provocan los incendios son distintos, pero hay una constante: estaciones climáticas más calientes y secas. De acuerdo con el informe “El Planeta en Llamas” del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), desde el año 2001 la temperatura del planeta no ha dejado de aumentar; para 2019 ésta se posicionó por encima de la medida, convirtiéndose en el año más caliente registrado entre 1981 y 2010.

Los impactos de la crisis climática son evidentes y los incendios son una de sus caras más terribles; su fuego arrasa con la flora, fauna y hasta la vida de las personas que residen en estos ecosistemas.

Junto con el 2019, el año 2020 no fue la excepción. Enero fue el mes más cálido registrado en el mundo, mientras que, en abril hubo un aumento del 13% -comparado con 2019- en el número de alertas de incendios, esto pese a que ya se había documentado un periodo récord de incendios en Sudamérica y en el planeta entero.

Los incendios forestales están devastando los bosques y las selvas de diversos países, incluyendo a México. En su reporte nacional de incendios forestales, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) declaró 5 mil 913 incendios forestales en 2020, los cuales dañaron 378 mil 928 hectáreas en todo el país.

En Jalisco, los bosques y las selvas no se salvaron del fuego. En 2020 el estado se posicionó como el segundo con más incendios forestales (630) en el país, dejando 29 mil 677 hectáreas afectadas. Se estima que 9 de cada 10 incendios son provocados por actividades agrícolas (44%), actividades ilícitas (22%) o por causas desconocidas. Asimismo, el 70% de la superficie afectada se concentró en 10 municipios de la entidad, principalmente en Cuautitlán (25%).

Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial

Otro año lleno de fuego

Durante los primeros dos meses del 2021, la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET), informó sobre 70 incendios forestales en 24 municipios de Jalisco, los cuales ya habrían ocasionado afectaciones a 911 hectáreas:

“Nuestras brigadas han reportado 70 incendios forestales, pero hemos atendido otros 52 no forestales, que llevan tiempo y dedicación de nuestras brigadas, sumando un total de 122 acontecimientos”, manifestó la dependencia en su reporte semanal del 11 de febrero.

Los municipios con más incendios forestales han sido: Zapopan, con 17 eventos; y Tlajomulco, Tapalpa, Tomatlán y Tala con 4. Una vez más, las actividades agrícolas (45%) se encuentran en los factores que activan el fuego, después, se encuentran las causas desconocidas (23%) y actividades ilícitas (19%).

Juan José Llamas, titular de la Dirección Ejecutiva de Recursos Naturales, señaló que, respecto al año anterior, se ha documentado un incremento del 50% en el número de incendios y de un 90% de la superficie afectada.

El director, advirtió que esto puede ser consecuencia del fenómeno meteorológico “La Niña”, que afecta las temperaturas y los patrones de precipitación, producto de una baja de temperatura en las aguas del Océano Pacífico y provocando altas temperaturas y poca humedad en las zonas forestales.

De tal forma que, las bajas temperaturas y la sequía de la vegetación, funcionan como combustible al momento de tener contacto con el fuego durante el estiaje y, por ende, el aumento de la peligrosidad de los incendios.

“Esto nos obliga a prepararnos, a tratar de prevenir la mayoría de los incendios y controlarlos lo antes posible” sentenció Juan Llamas.

Por esta razón, las y los trabajadores de la SEMADET, pronostican una temporada crítica de incendios.

Más incendios, diferente plan estratégico

El cuidado de los bosques de Jalisco, en cuanto a la prevención y combate de incendios, es uno de los objetivos de la SEMADET. Por esta razón, han implementado para 2021 la Estrategia Estatal de Manejo del Fuego, que incluye diversas acciones de protección contra incendios, como: brechas cortafuego o líneas negra, así como, manejo del fuego para la conservación, restauración y producción. A decir de Juan Llamas, se han generado 60 hectáreas de brecha cortafuego, la rehabilitación de más de 400 mil 089 kilómetros de líneas negras y junto con el programa “A toda Máquina”, se restablecieron 420 kilómetros de caminos para el viaje de las brigadas.

Para esta temporada de estiaje, la SEMADET contempla una inversión de más de 97 millones de pesos para labores de prevención; y contará con mil 585 brigadistas para esta temporada, los cuales, estarán distribuidos en 146 brigadas en todo el estado. Al respecto, Juan Llamas, resaltó el esfuerzo de organizaciones civiles, como Selva Negra A.C., “quienes año con año ponen una brigada en el bosque La Primavera”, o las asociaciones de silvicultores de la Sierra Occidental, Sierra del tigre y Tapalpa.

Incendio forestal provocado que afectó aproximadamente 9.2 hectáreas del Bosque Nixticuil, contiguas a los fraccionamientos San Lorenzo y La Cima en Zapopan. Fotografía Comité en defensa del Bosque Nixticuil

En llamas las áreas naturales protegidas

Alrededor del mundo se cuenta con miles de Áreas Naturales Protegidas, estas se definen como “un espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y administrado, a través de medios legales u otros similarmente efectivos, para lograr la conservación de la naturaleza con sus servicios ecosistémicos asociados y valores culturales” (Comisión Mundial de Áreas Protegidas).

En México entre las más conocidas se encuentran el Parque Nacional Desierto de los Leones y la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca; sin embargo, existen diversos tipos de áreas protegidas: federales, estatales, municipales, comunitarias, ejidales y privadas.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) se encarga de ellas, actualmente administra 182 áreas naturales de carácter federal que representan 90 millones 838 mil 011 hectáreas y apoya 356 Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación, con una superficie de 554 mil 973.01 hectáreas.

De la superficie total de Áreas Naturales Protegidas, 21 millones 379 mil 398 hectáreas corresponden a superficie terrestre protegida, lo que representa el 10.88% de la superficie terrestre nacional. En lo que respecta a superficie marina se protegen 69 millones 458 mil 613 hectáreas, lo que corresponde al 22.05% de la superficie marina del territorio nacional.

Acorde a datos oficiales del Instituto de Información Geográfica y Estadística del estado de Jalisco, en 2020 se reconoció la existencia de 30 Áreas Naturales Protegidas, entre estas: el Bosque de La Primavera, el Volcán Nevado de Colima y la Playa de Mismaloya.

Sin embargo, pese a que representan el 12% de la superficie del estado, las Áreas Naturales Protegidas están en peligro. El año pasado hubo 156 incendios forestales (25%) en dichas zonas; y en 2021, el área más afectada ha sido la Sierra Condiro, ubicada en Canales y el Cerro San Miguel Chiquihuitillo, que abarcan los municipios de Ixtlahuacán de los Membrillos, Chapala, Poncitlán, Ocotlán, La Barca y Atotonilco el Alto. En estos se reportaron tres incendios que dejaron 120 hectáreas de suelo afectadas.

Además, ante los recortes presupuestales del 75% a la Conanp -que hacen más difícil la vigilancia y la restauración- casi la mitad de las zonas ambientales protegidas están en riesgo de degradarse. El descuido de éstas puede generar un desequilibrio ecológico en el ambiente, ocasionando una pérdida en la biodiversidad y llevando a la extinción de las especies de flora y fauna que habitan ahí.

Vista aérea de los daños ocasionados por el incendio forestal del 5 de febrero en Bosque Nixticui. Fotografía Comité en defensa del Bosque Nixticuil

Los vecinos no venden su bosque

En 2005, un grupo de familias fundó el Comité en defensa del Bosque Nixticuil, en el municipio de Zapopan, con el objetivo de defender la vida del bosque y su conservación. Andrea Herrera, integrante del comité, manifiesta su preocupación, ya que, a pesar de que el bosque es parte de un área natural protegida, se ha convertido en un punto de interés para las empresas inmobiliarias.

“Tenemos la sospecha de que los incendios han sido provocados, tienen tiempo queriendo construir dentro del bosque”.

Este año, en febrero, la comunidad presenció uno de los más grandes incendios del Bosque el Nixticuil- San Esteban- El Diente; no obstante, aunque lo denunciaron en redes sociales, el fuego dejó 10 hectáreas de suelo afectadas.

Frente a este desastre, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), impuso una veda en el territorio, prohibiendo cualquier modificación en él. Sin embargo, el Comité en defensa del Bosque Nixticuil, ha denunciado que esto no es suficiente, pues resulta necesario ampliar el polígono del área protegida del Bosque Nixticuil, San Esteban y El Diente a “los cientos de hectáreas amenazadas por corporativos inmobiliarios”, expresaron en sus redes sociales.

“…urge ampliar la extensión de las áreas naturales protegidas, que se respete tanto dentro como zonas contiguas al polígono de protección” sentenció a la par Andrea Herrera.

Ayer, alrededor de las 2:30 de la tarde, fue provocado un incendio forestal que afectó aproximadamente 9.2 hectáreas del…

Publicado por Comité en defensa del Bosque Nixticuil en Sábado, 6 de febrero de 2021

Reconociendo que los incendios forestales no solo afectan a los seres vivos de las zonas en donde ocurren, puesto que, prevalecen daños directos hacia la biodiversidad mundial, el comité invita a las y los ciudadanos a involucrarse en la lucha de los bosques y selvas del estado, y a comprometerse en esta “tarea ardua” de apropiarse de sus espacios, agilizar los estados de emergencia y “defender lo que el gobierno no hace”.

Comparte

Aletse Torres
Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer