Voces del origen: proyecto que busca conservar la cultura de los pueblos originarios en México

25 febrero, 2021

Voces del origen es un proyecto de divulgación cultural que emplea el arte sonoro y multimedia para rescatar el patrimonio cultural inmaterial de los pueblos originarios en México.

Hasta el momento, se han recabado 269 grabaciones en pueblos originarios de 15 estados de la República Mexicana. Con estas grabaciones se han elaborado dos álbumes: Voces del Origen, en 2018, y Curanderos I, en 2021, ambos han sido donados a la Fonoteca Nacional.

En entrevista, Erick Ruiz Arellano, artista sonoro y director del proyecto, compartió con ZonaDocs, los elementos que conforman esta iniciativa de divulgación de la cultura y la trascendencia que esta tiene en la conservación de las tradiciones prehispánicas.

Por Samantha Anaya / @SamAn16

Fotografías Proyecto Voces del Origen, Erick Ruiz Arellano

En México existen 68 pueblos originarios que llevan consigo un legado ancestral de tradiciones y rituales. A decir de Erick Ruiz Arellano, las lenguas originarias resultan ser “el espejo de la realidad multicultural de Mesoamérica”, la cual ha prevalecido en el tiempo por más 4 mil 500 años. Por ello, son, en su opinión, “espacio de convivencia e interacción de centenares de culturas portadoras del origen”.

Para el director del proyecto Voces del Origen, una de las prácticas más comunes y presentes en las comunidades y pueblos indígenas desde hace más de 3 mil 500 años, es la curación y la sanación obtenida con remedios naturales, a través de la utilización de plantas sagradas, minerales y animales.

En estos mismos pueblos, existen especialistas que tratan con lo sagrado: mujeres y hombres conocedores del mundo de los espíritus, y que son conocidas y conocidos como curanderos, curanderas, parteras, sobadores, hierberos, hierberas, hueseros, hueseras y mediadores entre el mundo terrenal y el mundo sobrenatural.

El proyecto Voces del Origen, consta de dos álbumes que pretenden rescatar. Precisamente, este patrimonio cultural inmaterial de México, a través de la recolección de sonidos naturales y paisajes sonoros dentro de estas comunidades, sus tradiciones y rituales.

Curanderos I, es el segundo de estos, fue producido en su totalidad con grabaciones de paisajes sonoros realizadas en pueblos originarios en México, principalmente en Jalisco, aunque también se suman algunos sonidos de Chiapas, Oaxaca, Yucatán, Tabasco, Puebla e Hidalgo.

“Los sonidos de rituales se mezclan con testimonios, instrumentos prehispánicos y entornos de naturaleza, generando un viaje sonoro a través de las tradiciones y conocimientos más antiguos de México”, señaló Erick Ruiz Arellano, artista sonoro y productor del álbum.

En una hora de sonidos y ambientes, este álbum realiza “el viaje de conocimiento y de sanación, que tanto necesitamos en estos tiempos de encierro”, advirtió Erick.

Además de recolectar sonidos de la naturaleza, se rescatan los testimonios de algunas y algunos especialistas en sanación a través de la madre tierra, pues para ellas y ellos, una parte del simbolismo de la curación provista por la naturaleza es una forma de “comunicación con el más allá, con nuestros ancestros, con quienes ya no están físicamente”:

“Es una conexión con el agua, con el viento, con el fuego y con la tierra. Es una conexión con el propio universo, es decir, el universo está aquí”.

Aunque hay quienes consideran que, para poder sanar y para conseguir ser sanado por medio de las plantas y cortezas, se debe tener fe en ello, refiere el productor.

Ritual con Exiquio Santiago Cruz en Mezcala, Jalisco. Fotografía: Voces de Origen, Erick Ruiz

¿Cómo surgió Voces del Origen?

En entrevista, Erick Ruiz comentó que la idea nació con el plan de realizar un “mapa sonoro con sonidos de México”. Después, en 2018, tras ganar la categoría de “Patrimonio” en el concurso “Proyecta Producción” de la Secretaría de Cultura de Jalisco, comenzaron a realizar las primeras grabaciones en la Sierra Wixárika y en los alrededores de Tuxpan, en el sur del estado.

Posterior a ello, en 2020, Erick y su equipo participaron en la convocatoria “Horizonte”, igualmente, de la Secretaria de Cultura de Jalisco. Con esta obtuvieron el recurso necesario y llevaron a cabo la elaboración del segundo álbum de este proyecto: Curanderos I, donde realizaron grabaciones en la Sierra Sur del estado de Jalisco, la Sierra de Manantlán y en los alrededores del volcán de Colima:

“Con estas grabaciones que se hicieron en pueblos cocas y nahuas. Además, se incluyeron también algunos sonidos de la primera temporada de grabación, de la zona norte wixárika, y entonces se genera esté nuevo álbum de curanderos que tiene que ver con medicina tradicional y prácticas prehispánicas”.

Por lo tanto, Voces del Origen busca rescatar los sonidos de los pueblos originarios en el país, a través de sus lenguas, tradiciones, rituales, costumbres, naturaleza, oficios artesanales, y “básicamente todo lo que se considera patrimonio inmaterial, que en este caso es el paisaje sonoro, al no ser un elemento tangible” afirmó Ruiz.

¿Cuál es la relación entre los pueblos originarios y la naturaleza?

En el caso del pueblo wixárica, ubicado principalmente en el norte de Jalisco, se concibe a la naturaleza como parte de la esencia humana. De acuerdo con Carlos Chávez Reyes, presidente de la Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas (AJAGI), el lugar donde residen los indígenas wixárikas hay un peñasco enorme y su labor es cuidarlo, puesto que, es un lugar sagrado para su cosmología. No se trata solo de las tierras, sino de todo un territorio en el que ejercen su cultura, su forma de ser, vivir y sentir. Ellas y ellos tienen otra forma de conectar con la naturaleza, considerándola parte de la esencia humana.

En tanto, desde la experiencia dada por el proyecto, Ruiz precisó que, la relación entre las personas de los pueblos originarios y los elementos de la naturaleza es muy estrecha; de tal forma que existen, por ejemplo, ritos exclusivos para extraer una planta de la tierra, así como, otras acciones que deben ser ejecutadas para logar el efecto deseado:

“Las personas que se dedican a la sanación (curanderos, parteras, hierberos, hueseros, adivinos) tienen una relación muy muy cercana con la naturaleza. El conocer cómo funcionan estas plantas, para que se utilizan y dónde se buscan, es parte de su trabajo, porque el que tú sepas dónde está una planta no significa que la vas a tomar y te la llevaras a tu casa, o que vas a cortar todo lo que puedas para tener de reserva para cuando lo necesites. Cuando acude una persona para ser senada, con un curandero o curandera, se le hace una evaluación física y espiritual, y a partir de ahí se decide qué plantas necesita la persona. Dado que muchos de los curanderos ya son adultos mayores, es muy común que no sean ellos quienes van a buscar la plata, sino que van sus familiares o el mismo paciente a la Sierra para busca la corteza, o la hierba, o las plantas”.

Hikuri Neixa. Fotografía Voces del Origen, Erick Ruiz

¿Cómo contribuye este proyecto para garantizar el derecho a la autodeterminación de los pueblos originarios?

El artista sonoro expuso que el proyecto cuenta con dos contribuciones importantes: la preservación de estas tradiciones y, por otro lado, concientizar y sensibilizar a las personas al respecto. Y es que, en su opinión, los sonidos se están extinguiendo, entre otras muchas razones, debido a la migración, a la globalización y al propio capitalismo, por lo que, considera “estas tradiciones están en peligro”:

“A estas tradiciones no se les da la difusión adecuada, o la gente no sabe cómo acceder a estos conocimientos. Por ello, el proyecto pretende eso: hacer esta información más cercana a la gente para que un mayor valor a nuestra cultura y al patrimonio inmaterial, que son los sonidos”.

En cuento al riesgo de desaparecer al que se enfrentan las lenguas originarias en Jalisco, Ruiz comentó que la única lengua que sigue viva es la wixárika, ya que, si bien explica que aun existe la legua nahua -también originaria de Jalisco- pocas personas continúan hablándola:

“En Jalisco la única lengua viva que queda es el wixárica. Aún existe la legua nahua, la cual también es originaria de Jalisco, pero ya no está viva; ya nadie la habla, hay ciertas palabras que utilizan en frases, o incluso en el álbum se pueden escuchar algunos rezos que incluyen el nahua, pero se ha mezclado con el castellano y con los rezos católicos”.

Por otra parte, comentó que, para las y los habitantes de los pueblos originarios que participaron en la elaboración del álbum, fue una grata noticia el hecho de que proyectos como estos sean llevados a cabo, con el fin de “difundir su cultura”.

Finalmente, para lograrlo, se donará todo el material generado a la Fonoteca Nacional, con el fin de proveer al resto de la población de estas piezas:

“Se donará todo el material que se va generando a la fonoteca nacional, para que haya un registro de todos estos sonidos en el acervo nacional, para que haya un documento de consulta oficial para que cualquier persona lo pueda consultar a través de la fonoteca, o a través de nuestra página”.

Conoce el proyecto a través de sus redes sociales:

https://airelibre.fm/shows/voces-del-origen-curanderos-i/

www.vocesdelorigen.com

https://www.facebook.com/lasvocesdelorigen

https://www.instagram.com/lasvocesdelorigen/?hl=es-la

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Samantha Anaya

Amo pasar tiempo con mi persona favorita: mi mamá. Considero que el ser periodista implica hacer un compromiso con la verdad, la justicia, la empatía y, sobre todo, con las personas.

Quizás también te interese leer