“Sangre de mi sangre”: Un tejido para visibilizar los feminicidios y las personas desaparecidas en Jalisco

En la coyuntura del 8 de marzo, mujeres diversas que conforman la Colectiva Hilos, intervinieron el monumento de La Minerva en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Con una gran red tejida de rafia en distintas tonalidades de rojo, cubrieron la escultura desde el pedestal hasta los pies. La intervención fue en protesta, para visibilizar a las mujeres víctimas de feminicidio y las personas que fueron desaparecidas en el estado.

Las mujeres que integran la Colectiva Hilos, solicitaron a alcaldesa Bárbara Lizette Trigueros, presidenta municipal de Guadalajara, así como a otras funcionarios y funcionarias del estado, un permiso para intervenir el monumento de La Minerva, así fue como consiguieron realizar con éxito el montaje de este tejido la noche del 7 de marzo.

Por Christian Cantero / @ChristianChMalv

La Colectiva Hilos es un grupo interdisciplinario de mujeres artistas, gestoras culturales, sociólogas, psicólogas y diseñadoras que coinciden en la necesidad urgente de realizar acciones culturales e intervenciones de interés y denuncia social.

Comenzaron en el 2018, según relatan “todo comenzó con una donación de hilo tipo Bangladesh que nos hizo Toyo Kasei”, una industria dedicada a fabricar rafia, fleje, maquinaria de empaque y otros materiales. Eso, advierten, le dio el nombre a la colectiva y, con ello, se decidió que “el hilo tendría un fin”, relata Claudia Rodríguez, integrante de Hilos.

Las mujeres organizadas, explican que fue el contexto de violencia recrudecida en contra de las mujeres y las personas en 2019, lo que las llevó a plantear una propuesta de intervención colectiva que aludiera al dolor que provocan las víctimas de estos crímenes, a través del tejido de hilos color rojo. La iniciativa, fue nombrada “Sangre de mi sangre”.

“Sangre de mi sangre” es un tejido colectivo realizado desde el 2019. Si bien, la pandemia limitó el contacto físico con otras personas a través del confinamiento y el distanciamiento social, las integrantes de la colectiva aseguran que siguieron, durante 2020, tejiéndonos y tejiendo”. Así fue como, las personas que participaron en la intervención de este año, hicieron sus tejidos individuales y, posteriormente, fueron incorporados uno a uno al gran telar que se colocó en La Minerva este 2021:

“En el 2020 a pesar de estar aisladas y aislados. (La violencia) aumentó, fueron 206 mujeres asesinadas en Jalisco, de las cuales sólo 54 se tipificaron con el delito de feminicidio. Al igual (el aumento de violencia) que las desapariciones. Entonces, que haya un total de 11 mil 661 personas desaparecidas al día de hoy en el estado es triste e indignante… por eso, esto significa las personas que están, las que ya no están y las que jamás volverán”, explicó Margarita Rodríguez artista e integrante de la Colectiva Hilos.

Para la colectiva esta intervención es una forma de vincular “un tejido social que ha unido a otras colectivas, personas individuales, instituciones, galerías de arte y centros culturales” y aunque la idea era tejerse en el espacio público, tuvieron que adaptarse a causa de las medidas implementadas en los tiempos de pandemia “decidimos que, al no poder marchar, que nuestro tejido tuviera un impacto significativo, por eso decidimos intervenir esta gran escultura”, resaltó Claudia Rodríguez

Durante todo el día 8 y hasta el 9 de marzo, este gran tejido simbólico permanecerá sobre “la guardiana de la ciudad” (la escultura de La Minerva) recordando a quien la vea, la huella y el dolor que deja tras de sí la violencia, los feminicidios y las personas que fueron desaparecidas en el estado.

La Colectiva Hilos, invita a que más personas se sumen a formar parte de esta iniciativa de protesta colectiva, pues advirtieron que, continuarán todo el año construyendo más tejidos, uniendo causas y conversando:

“Estamos asegurando siempre tener material para no parar de tejer y cada vez crecer más, justo ahora cubrimos los pies de la minerva, y de forma simbólica, sino para la violencia, necesitamos extendernos más y abarcando más espacio para protestar” mencionó la colectiva Claudia Rodríguez.

Un ejemplo del eco de este tejido ocurre en Puerto Vallarta, Jalisco donde participan familiares de víctimas de feminicidios y personas desaparecidas a través de la vinculación con las integrantes de la colectiva. A la par, esta acción se ha replicado en la Ciudad de México, Chihuahua y países como Argentina y Brasil.

Si quieres conocer más de cerca esta gran red simbólica “Sangre de mi sangre”, el 17 de marzo será expuesta en el Museo Cabañas.

Comparte

Christian Cantero
Estudié periodismo con resaca de injusticia e intenciones de narrar historias que nos demostraran lo contrario. Escribo sobre la comunidad LGBT+, las protestas sociales y sobre cultura... aunque lo mío lo mío sea el fotoperiodismo, los perritos y los videojuegos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer