En México: la discrminación racial ahonda la desigualdad social

En el marco del 21 de marzo, Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación, el Museo de la Mujer invitó a la abogada Meritxell Calderón Vargas quien habló sobre la discrimininación cultural que en México se remarcar más en las mujeres indígenas.

Por Keren Santillán/ @the.only.kxrxn

“La raza es una invención de la sociedad que se ha convertido en un estigma” señaló Meritxell Calderón Vargas, integrante de la Federación Mexicana de Universitarias A.C, tras reconocer que la sociedad ha sido manipulada culturalmente con el término de razas.

Fue así que la maestra ejemplificó su dicho con el proyecto fotográfico Humanae de la artista brasileña Angélica Dass, quien retrata a diversas personas de diferentes ciudades o países para demostrar que hay más colores que blanco, negro, rojo y amarillo.

Presentando los pantones humanos, los cuales son la clasificación de tono en la piel y se representan por un número alfanumérico; esto con el objetivo de erradicar el estándar de pieles que se muestran en la industrias culturales. La idea de la artista es mostrar las tonalidades de la piel de forma más real.

“Nadie realmente es de ese color que nos muestran en las cajas de colores… desde pequeños se nos normaliza la discriminación en el desarrollo personal”, indicó.

Al respecto, Meritxell Calderón tomó como ejemplo la campaña Racismo en México, realizado por la agencia 11.11 Cambio Social, donde se les pide a niñas y niños elegir entre un muñeco blanco y uno moreno, esto después de realizarles preguntas como: “¿Cuál muñeco te gusta más?, ¿Cuál muñeco es bueno? ¿Cuál muñeco es malo? ¿Cuál muñeco se parece a ti?”, las respuestas de los menores de edad reflejaron el condicionamiento social que tenemos respecto del color de la piel.

Esta discriminación racial, mediante las creencias y estereotipos que tenemos en razón del color de nuestra piel, es algo que hemos aprendido a través del tiempo, de tal manera que hoy en día esta prácticas discriminatoria y opresiva sigue existiendo, y de acuerdo con la abogada quienes más la padecen son las personas indígenas de nuestro país.

La Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) realizada por INEGI, en 2017, señaló que el 20.2% de la población indígena mexicana mayor de 18 años han sido discriminados; los motivos más frecuentes de discriminación fueron por su forma de vestir o arreglo personal con el 30%; complexión física 29.1% y creencias religiosas con 28.7%.

Al respecto, Meritxell Calderón precisó que la discriminación y opresión se vive cuando alguien impide y violenta el libre ejercicio de nuestros derechos; lo cual tiene como consecuencia la segmentación y la exclusión social; tal y como históricamente les ha pasado a las mujeres, sobre todo, aquellas de orígen indígena.

Estas condiciones, señaló, ocurren porque estos condicionantes social han sido edificadas por hombres blancos, los cuales materializaron sus creencias marcos normativos, convenciones, leyes o artículos que, en muchos aspectos, han creado espacios de discriminación.

Desde la experiencia de la integrante de la Federación Mexicana de Universitarias A.C., Meritxell Calderón Vargas, estas prácticas discriminatorias propician situaciones que a ella misma le ha tocado presenciar como cuando: una americana vino a denunciar el robo de su auto, diciendo que se lo había robado un mexicano moreno, como yo”.

Un ejemplo similar lo dió una asistente a la conferencia virtual quien compartió que cierto fiscal de su trabajo sólo: “contrataba mujeres blancas con cabello negro”.

Así mismo, aclaró que estos prejuicios se extienden también a través de la propaganda política donde se tiende a representar a la mujer indígena con un mandil cocinando, lo que promueve la discriminación y los estereotipos sobre ellas, en vez de empoderarlas.

Para concluir, la abogada remarcó la importancia de crear redes de apoyo, mencionando la frase: “No debemos contar las historias de otras personas, debemos de sumarles y apoyarles”.

Además indicó lo importante que es que podamos conocer nuestros derechos para poderlos defender y exigir con “mano dura” que apunte a la equidad, rectitud e imparcialidad.

Es cuando una persona hace menos a otra por su color de piel está realizando un acto de discriminación que tratar de minimizar sus rasgos de identidad u origen; de acuerdo con la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, celebrada en 1965, la discriminación racial es:

“toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública”.

Si te interesa ver la conferencia virtual, te dejamos el link:

https://www.facebook.com/MuseodelaMujerMexico/videos/3521931924578518

Página de Museo de las Mujeres:

https://www.facebook.com/MuseodelaMujerMexico

Contacto de Meritxell:

Meritxell.Tijuana@gmail.com

Comparte

Keren Santillán
Raíces cachanillas, agradecida por la música que genera mis latidos y apasionada por vivir una nueva aventura todos los días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer