«Pacto por la sororidad»: Feminizar la política para acabar con la violencia de género

31 marzo, 2021

El pasado 25 de marzo, las candidatas integrantes de Las Paritaristas convocaron a las más de 9 mil mujeres candidatas a distintos cargos políticos en Jalisco a firmar el Pacto por la sororidad, con el objetivo de evitar violencia política contra las mujeres y generar espacios igualitarios en las próximas elecciones del 6 de junio en el estado y durante el proceso electoral.

Nancy Castañeda, vocera de Las Paritaristas, compartió en entrevista para ZonaDocs: las implicaciones, los objetivos y las metas del pacto, así como las acciones que se buscan implementar una vez que inicie el proceso electoral.

Por Samantha Anya/@Sam_An16

“Pacto por la sororidad es un compromiso entre todas”, asÍ lo expresó la vocera de Las Paritaristas, Nancy Castañeda, quien compartió en entrevista que con esta acción se busca cambiar las reglas del juego y romper el sistema de subordinación, para así pensar en “feminizar la política, una política en la que no ataques a otras, una política en la que entre candidatas discutan y debatan propuestas”. 

Otras de las propuestas de la organización es dar acompañamiento a las candidatas que sean víctimas de violencia política de género. 

De igual manera, Nancy señaló que elaboraron una petición al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), para que éste realice un pacto entre los hombres, en el cual ellos se comprometan a no agredir ni a reproduzcan la violencia política por razón de género; sin embargo, la vocera mencionó que aún no han recibido respuesta alguna. 

«Ya presentamos el botiquín de primeros auxilios contra la violencia política en razón de género, y la pusimos en cada curul del congreso para dejar un mensaje claro de que si se meten con una se meten con todas, estamos preparadas para dar acompañamiento».

Por otro lado, las 82 candidatas de las 13 fuerzas políticas en Jalisco (PRI, PAN, Movimiento Ciudadano, Morena, Partido Verde, PT, PRD, PES, Hagamos, Fuerza Social, Redes Sociales Progresistas y Futuro) que ya han firmado el pacto deben llevar a cabo ciertos compromisos como:

  1. No violentar a otras candidatas. La violencia política no puede ser ejercida entre ellas. 
  2. No atacar la reputación y la credibilidad de otras candidatas. Sí se pueden juzgar sus propuestas, más no su persona.
  3. Recordar siempre que lo importante es priorizar la agenda de los derechos humanos, aspecto que también es indispensable para “no agredirnos entre nosotras”.
  4. Utilizar el lenguaje incluyente y no replicar mensajes sexistas.
  5. Tener una ética feminista. Esto implica honrar, citar y visibilizar a las mujeres en sus discursos y también mediáticamente.
  6. Hablar y nombrarse en femenino, ya que lo que no se nombra no existe. También, si alguna de ellas observa que alguien dentro de su partido hace referencia en su  discurso como “candidatos” y no “candidatas”, hacer lo necesario para que se nombre a las candidatas.
  7. En caso de presentarse un desacuerdo, hallar soluciones colaborativas horizontales en pro de la cultura de la paz, para evitar actos de violencia entre ellas.

Nancy Castañeda puntualizó que las desigualdades y la violencia hacia las mujeres tienen rostro y representan una deuda hacía todas:

“Esta es una propuesta desde y para las personas que queremos un Jalisco más igualitario. Desde nuestros espacios debemos construir, a través del impulso de acciones, un cambio y la transformación estructural. Se busca un punto de encuentro y de alianza entre nosotras las candidatas».

¿Cómo surgió la idea del Pacto por la sororidad?

La idea del pacto, comentó la vocera, surgió a partir de un contexto donde la violencia política contra las mujeres impera y donde “la violencia no puede hacerse entre nosotras”.

“Las candidatas que compiten por los distintos distritos deberían de sumarse, porque sería ideal que entre nosotras nos comprometiéramos a no violentarnos entre nosotras, así que dijimos ‘pues que el compromiso sea por escrito’, y muchas dijeron que sí. Entonces elegimos el 25, por ser el Día naranja, el propicio para hacer público tu compromiso para la erradicación de la violencia. Entonces se hizo el pacto, para que no sólo quedara en palabras”.

La idea de la paridad y la igualdad política de género busca que las mujeres actúen y tengan injerencia en el espacio público: busca que sus voces sean realmente escuchadas. 

Castañeda expuso que las candidatas aún no se pueden comprometer a integra y priorizar una agenda feminista, si es que llegan a ocupar el puesto por el que compiten, antes del 4 de abril, ya que “sería un acto anticipado de campaña”. 

Sin embargo, una vez que comience el proceso electoral, el siguiente paso es la ejecución de, ya no un pacto, sino de un compromiso público donde las candidatas firmen ante un notario público su compromiso son: defender la agenda de los derechos humanos de las mujeres. 

La vocera precisó que para ello tienen como fecha tentativa el 10 de abril, pero aún no está bien determinada, ya que esta fecha corresponde a la primera semana de arranque de campaña, cuando se invitará a candidatas y candidatos a comprometerse con la agenda de derechos humanos de las mujeres. 

“Buscamos un compromiso una vez que arranquen campañas. Ahorita es sólo un pacto, el cual es para no replicar conductas agresivas entre mujeres, porque ya sabemos que va detrás todo un sistema patriarcal”.

Municipios en Jalisco que se niegan impulsar la paridad 

En diciembre de 2020, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) emitió una serie de recomendaciones a cada uno de los 125 municipios que conforman el estado, con el objetivo de diseñar, planear y ejecutar políticas públicas orientadas a impulsar la paridad entre mujeres y hombres. Sin embargo, la CEDHJ afirmó que aún 31 municipios en el estado no han dado respuesta alguna al respeto. 

Estos 31 municipios son: Acatlán de Juárez, Amacueca, Atemajac de Brizuela, Atoyac, Chapala, Chimaltitán, Cocula, Concepción de Buenos Aires, Cuquío, Degollado, Encarnación de Díaz, Gómez Farías, Hostotipaquillo, Huejuquilla el Alto, Jamay, Juanacatlán, Mexticacán, Quitupan, San Juanito de Escobedo, San Martín de Bolaños, San Martín Hidalgo, Santa María de los Ángeles, Sayula, Tapalpa, Techaluta de Montenegro, Teocuitatlán de Corona, Tizapán el Alto, Tolimán, Tuxpan, Villa Corona y Villa Guerrero.

Ante esta situación, la CEDHJ informó que se ha solicitado al Congreso del Estado la reglamentación para llevar a cabo la comparación de las autoridades responsables. 

De igual manera, la Comisión solicitó el nombramiento de una persona enlace para sostener comunicación por parte de la defensoría. A inicios de marzo, se habían designado ya 84 personas enlace para lograr y asegurar el cumplimiento de las recomendaciones para la paridad de género. En este grupo de personas enlace se encuentran: titulares de sindicatura, enlaces de las áreas de derechos humanos, titulares de instancias municipales de las mujeres, o titulares de la regiduría de género.

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Samantha Anaya

Amo pasar tiempo con mi persona favorita: mi mamá. Considero que el ser periodista implica hacer un compromiso con la verdad, la justicia, la empatía y, sobre todo, con las personas.

Quizás también te interese leer