México carece de infraestructura para diagnosticar y atender a pacientes con autismo

1 abril, 2021

En el país pocas son las clínicas y hospitales de salud pública que cuentan con infraestructura y personal capacitado para dar atención a personas con Trastorno Espectro Autista (TEA), esto a pesar de que cada año en México nacen 6 mil 200 niñas y niñas con esta condición. 

Hoy en el marco del Día Mundial de Concienciación del Autismo hablamos de este trastorno psicológico que, de acuerdo a la Organización Mundial de Salun, afecta a cinco de cada 10 mil personas en el mundo.

Por Keren Santillán / @The.only.kxrxn

El Trastorno Espectro Autista (TEA) afecta el desarrollo neurológico de los individuos que lo padecen, pues genera complicaciones en la manera en que una persona percibe y socializa con otras, lo que causa problemas en la interacción social y la comunicación.

Las personas que son diagnosticadas con TEA no suelen hacer contacto visual; se resisten a manifestar o recibir muestras de afecto; hablan con tono o ritmo anormal; no parece entender preguntas o indicaciones simples. 

De acuerdo al informe sobre la Infraestructura Disponible para la Atención de los Trastornos del Espectro Autista en el Sistema Nacional de Salud, a nivel nacional, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Secretaría de la Salud (SSA) no cuentan con todos los instrumentos de tamizaje para diagnosticar TEA, lo cual complica la detección y atención oportuna de las y los pacientes que lo padecen. 

Así mismo, la investigación señala que se debería de desarrollar un protocolo o estrategias de capacitación en torno al TEA en las y los trabajadores de la salud, ya que el porcentaje de unidades del primer nivel de atención que cuentan con médico o psicólogo con conocimientos en esta área fue menor del 13%; mientras que en las instancias de segundo nivel de atención este porcentaje se incrementa al 50%.

De acuerdo a la Secretaría de Salud, en el país no existen datos exactos sobre la incidencia del TEA, pero se cree que cada año 6 mil 200 niñas y niños nacen con esta condición; esto significa que en todo México: una de cada 120 personas presenta algún tipo de trastorno del espectro autista. 

¿Qué causa el autismo? 

Los investigadores no saben cuáles son las causas exactas del autismo, pero hay estudios que sugieren que esto puede suceder por cambios o mutaciones en los genes; sin embargo, no todos los genes involucrados en el desarrollo de esta enfermedad han sido identificados. De acuerdo a la Secretaría de Salud, algunas investigaciones científicas han relacionado la aparición del autismo en el y la niño/a con las siguientes causas:

  • Agentes genéticos: se ha demostrado que en el trastorno autista existe una importante base‟ genética. En estudios clínicos desarrollados con mellizos/as, se ha observado que cuando se detecta el trastorno en uno de los hermanos/as, existe un alto porcentaje (en torno a un 90%) de probabilidades de que el otro hermano/a también lo desarrolle.
  • Agentes neurológicos: se han constatado alteraciones neurológicas, principalmente en las áreas que coordinan el aprendizaje y la conducta, en aquellos pacientes diagnosticados de trastornos.
  • Agentes bioquímicos: se han podido determinar alteraciones en los niveles de ciertos neurotransmisores, principalmente serotonina y triptófano.
  • Agentes infecciosos y ambientales: determinadas infecciones o exposición a ciertas sustancias durante el embarazo pueden provocar malformaciones y alteraciones del desarrollo neuronal del feto que, en el momento del nacimiento, pueden manifestarse con diversas alteraciones como, por ejemplo, trastornos del espectro autista.
  • Otras posibles causas: se han estipulado otras razones, como las complicaciones obstétricas durante el parto, el abuso de drogas como la cocaína por parte de la mujer embarazada o el uso de medicamentos antiepilépticos, aunque su base científica no está absolutamente demostrada.

(Fuente: Secretaría de Salud México).

En IMSS reconoce diversos trastornos vinculados con el TEA; entre ellos están:

  • Autismo infantil o síndrome de Kanner: es una afectación en mayor o menor grado de las tres esferas principales del autismo (interacción social, lenguaje verbal y corporal, y restricción de comportamientos con acciones muy repetitivas e inmotivadas).
  • Síndrome de Asperger: forma bastante leve de autismo en la cual los pacientes no son capaces de interpretar los estados emocionales ajenos (carecen de empatía). Estas personas son incapaces de relacionar la información facilitada por el entorno y el lenguaje corporal de las personas acerca de los estados cognitivos y emocionales de estas.‟
  • Síndrome de Rett: trastorno cognitivo raro (afecta aproximadamente a 1 de cada 10,000 personas, principalmente del sexo femenino) que se manifiesta durante el segundo año de vida, o en un plazo no superior a los 4 primeros años de vida. Se caracteriza por la aparición de graves retrasos en el proceso de adquisición del lenguaje y de la coordinación motriz. En un porcentaje alto de los pacientes se asocia con retraso mental grave.
  • Trastorno de desintegración infantil: aparece un proceso súbito y crónico de regresión profunda y desintegración conductual tras 3-4 años de desarrollo cognitivo y social correctos. Habitualmente existe un primer periodo de síntomas característicos (irritabilidad, inquietud, ansiedad y relativa hiperactividad), al que sigue la pérdida progresiva de capacidades de relación social, con alteraciones marcadas de las relaciones personales, de habla y lenguaje, pérdida o ausencia de interés por los objetos, con instauración de estereotipias y manierismos. Suelen presentar crisis epilépticas.
  • Trastorno generalizado del desarrollo no especificado (PDD-NOS): se diagnostica a niños/as que presentan dificultades de comunicación, socialización y comportamiento, pero que no cumplen los criterios específicos para el diagnóstico de ninguno de los otros trastornos generalizados del desarrollo.

(Fuente: IMSS).

¿Qué puedo hacer si una persona cercana a mí tiene autismo?

El autismo no es una enfermedad, por ende, no hay una cura y no existe un tratamiento único para todas y todos los pacientes, pero sí existen distintos protocolos que pueden implementarse con la ayuda de un especialista para maximizar la capacidad de tu ser querido y respaldar el desarrollo de su aprendizaje; por tanto desde las instituciones de salud pública se recomienda acudir a una terapia que suele ser individualizada y ajustada a las necesidades que precisa cubrir la persona

El tratamiento del autismo en este sentido suele incluir:

  • Intervenciones conductuales educativas: se realizan tanto en el/la paciente diagnosticado/a de autismo, como en su ambiente familiar cercano.
  • Intervenciones emocionales y psicológicas: tienen como objetivo la adquisición y desarrollo de habilidades emocionales de expresión y reconocimiento de sentimientos, desarrollo de la empatía.
  • Medicamentos: no existen medicamentos específicos para el tratamiento del trastorno autista, por
    lo que se emplea siempre terapia paliativa de la sintomatología desarrollada por el sujeto.

¿Dónde puedo encontrar información en México sobre el autismo? 

En México, la Clínica Mexicana de Autismo y Alteraciones del Desarrollo (CLIMA) es una asociación de apoyo, concientización, capacitación sobre este trastorno psicológico, esto con el objetivo de promover independencia en niñas, niños, jóvenes y adultos de manera eficiente.

En su página pueden encontrar información y las preguntas más frecuentes sobre el TEA; además de que ahí pueden ayudarte a conocer más sobre el tema. 

Te proporcionamos la página web:

https://www.clima.org.mx/blog-1 

Si te interesa conocer sobre el informe Para la Atención de los Trastornos del Espectro Autista en el Sistema Nacional de la Salud, te proporcionamos el link:

http://www.inprf.gob.mx/inprf/archivos/informe_final_TEA.pdf 

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Keren Santillán

Raíces cachanillas, agradecida por la música que genera mis latidos y apasionada por vivir una nueva aventura todos los días.

Quizás también te interese leer