Con títeres y cuentos maestra zapoteca reinventa clases a distancia

18 mayo, 2021

#AlianzaDeMedios

Reinventar para enseñar con el apoyo de recursos lúdicos y artísticos le ha funcionado a la maestra Felipa Noriega , quien a ocho meses de haber iniciado el ciclo escolar no ha tenido contacto físico con sus alumnos de cuatro años de edad

Por Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

JUCHITÁN.- Una muñeca de piel oscura, ojos negros y boca grande, que viste el atuendo tradicional de la mujer zapoteca -la enagua y huipil- y un camarón hecho de fieltro elaborado a mano color naranja, también de ojos y boca grande acompañan a Felipa Noriega, una maestra zapoteca que todos los días reinventa el proceso de enseñanza a distancia para “llamar la atención” de sus alumnos de educación preescolar.

La muñeca se llama “María Sicarú” (María bonita) y el camarón, que enseña matemáticas, tiene el nombre de Bendabuancio”.

Reinventar para enseñar con el apoyo de recursos lúdicos y artísticos le ha funcionado a Felipa, quien ve la educación actual como “un reto”, porque a ocho meses de haber iniciado el ciclo escolar 2020-2021, no ha tenido contacto físico con sus alumnos de 4 años de edad, todo ha sido a distancia.

Sus 12 estudiantes no la conocen físicamente, sino a través de la virtualidad y para ello, Felipa creó a “María Sicarú” y “Bendabuancio”, además de cuentos, todo ello, buscando el lado lúdico, es decir el área artística con el único propósito de llamar la atención de sus educandos.

Para Felipa de 43 años de edad enseñar es su vocación y pasión, sus 20 años de servicio en la educación básica significan un aporte a la vida social y que ahora en pandemia reconoce ha sido un doble esfuerzo.

Para ella quizá lo más valioso no es que los niños aprendan a sumar y restar o hacer planas de vocales, sino a aportar a su sano desarrollo emocional y afectivo. Con el apoyo de sus títeres “María Sicarú y Bendabuancio” además de cuentos de su propia creación, ella transmite valores, el cuidado a la salud, conocimiento de colores entre otras enseñanzas.

“Por mucho esfuerzo que yo haga, la enseñanza a distancia sigue siendo muy difícil, pues no logro llegar a todos los niños. No hay garantía que exista realmente un aprendizaje de manera significativo. Al enlazarme con mis alumnos considero relevante no sólo captar su atención sino interactuar con ellos. Por eso siempre busco la mejor forma de llamar su atención, hoy es el teatro guiñol con títeres, mañana quizá sean otras cosas, pero siempre reinventando”.

Cuenta, que sus estudiantes, tardaron casi seis meses en interactuar con ella, porque no la conocían, pero una vez logrado ese propósito, ahora, hasta hablan de su familia y su vida diaria.

En su hogar, Felipa habilitó un espacio que simula un salón de clases, colocó libros, imágenes, y toda una escenografía, desde donde transmite una vez por semana sus clases.

Los niños con la ayuda de sus padres se conectan vía remota a través del celular y comienza la aventura de la enseñanza y aprendizaje que pare ella, es un espacio donde el niño y la niña piensa, juega y aprende.

La maestra reconoce que los padres son ahora los que más participan en este proceso de enseñanza y el profesor solo es un acompañante, eso es lo que ha visibilizado esta pandemia, que todo se puede lograr pero en colaboración.

Desde el inicio de la pandemia, escribió un cuento donde explicó y facilitó a los menores el entendimiento y comprensión del coronavirus, para abordar diversos temas se ha personificado para ser más agradable y llamativa sus clases.

Aunque regresar a las aulas es su mayor sueño después de más de un año pandémico, la profesora aún no lo ve viable a pesar de que ya recibió su vacuna anti-covid-19, ella considera que las y los niños además de sus padres y un numero mayor de población deben también recibir estas dosis y así comenzar una nueva etapa en la educación del país.

Felipa es creativa, dinámica y propositiva y eso la mantiene activa; sus clases las prepara con anticipación, los recursos didácticos son de su creación y los elabora con lo que tiene en su casa, ella aplica el reutilizar, reciclar y por supuesto el reinventar como una forma de enseñanza y aprendizaje que le ha dejado la educación a distancia en tiempos de pandemia.

***

Esta nota fue realizada por ISTMO PRESS, que forma parte de la alianza de medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes leer la publicación original

Comparte

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ZonaDocs

Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

Quizás también te interese leer