Menos de la mitad de las personas trabajadoras del hogar cuentan con Seguro Social, resulta vital reconocer y dignificar su labor

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en 2019 se estimó que 96.7% de todas las personas con trabajo doméstico remunerado lo hace de manera informal, es decir, que no cuentan con seguro social, prestaciones o vacaciones, lo que vulnera su dignidad y seguridad.

Aunado a ello, debido a las condiciones de confinamiento y medidas sanitarias tomadas por la pandemia de COVID-19, la seguridad social y la salud de las personas trabajadoras del hogar es más que nunca una necesidad prioritaria. En este contexto, el trabajo del hogar como otros servicios de cuidados se encuentran al frente de la línea de batalla contra el virus.

Ante esta situación, el Instituto De Liderazgo Simone de Beauvoir en conjunto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Airbnb México llevaron a cabo el Panel: ‘’Únete por los derechos de las personas trabajadoras del hogar en México’’ en donde sumaron fuerzas y reconocieron la importancia de garantizar sus derechos laborales, dignificar su labor y, con ello, el bienestar de sus familias.

Por Jacqueline López / @jacqueline_lope

Ilustración de portada Instituto De Liderazgo Simone de Beauvoir

‘’La división sexual del trabajo siempre ha estado orientada hacia las mujeres en términos de las cargas de cuidados y estas cargas de cuidados de trabajo del hogar serán de 2 tipos: remunerada o no remunerada. En las que serán remuneradas, las trabajadoras del hogar reciben un salario por su trabajo, sin embargo, se dan de manera precarizada, es decir, no cuentan con derechos laborales, tienen salarios bajos y no les alcanza para tener una vida digna, ni para ellos ni para sus familias. Esto, genera brechas de desigualdad y genera un montón de otros problemas”, manifestó Friné Salguero, Directora ejecutiva del Instituto De Liderazgo Simone de Beauvoir.

En México, más de 2 millones de personas se dedican a los trabajos del hogar remunerados, de las cuales, el 68 por ciento son mujeres; por ello, en 2019 se creó el Programa de Incorporación de las Personas Trabajadoras del Hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), programa que les permite contar con un esquema de aseguramiento integral, completo, no discriminatorio y que les otorga la cobertura de los mismos derechos que cualquier otro trabajador o trabajadora del país.

Sin embargo, a dos años de la implementación del programa, de acuerdo con el gobierno de México, al mes de marzo solo se tiene un registro de 27 mil 295 personas trabajadoras del hogar que ya cuentan con seguro social. Esto significa, menos de la mitad de las personas que se dedican a los trabajos del hogar remunerados. Contradictoriamente, estas cifras representan 7 veces más de quienes fueron afiliados bajo la modalidad “Trabajadores Domésticos” en abril de 2019.

‘’El Instituto de Seguro Social ha tomado con muchísima responsabilidad el dar cauce a esta demanda histórica con la puesta en marcha de la prueba piloto para la incorporación de las personas trabajadoras del hogar’’ informó Luis Gerardo Magaña titular de la Unidad de Incorporación del IMSS.

Frente a esta realidad, Indra Rubio, coordinadora del Programa de Género y Trabajo en el Instituto De Liderazgo Simone de Beauvoir reconoció que, a pesar de que existen cambios relevantes y recientes en materia de política pública y leyes en México, que reconocen los derechos de los y las trabajadoras del hogar, “aún queda mucho trabajo por hacer y avanzar hacia un ejercicio sustantivo de las más de 2 millones de trabajadoras del hogar en México”. Ya que, en su opinión, no basta con saber que ya se tiene un esquema de aseguramiento.

Se debe trabajar en conjunto con el gobierno, la sociedad mexicana y sus diferentes sectores para promover el pleno respeto a los derechos de las personas trabajadoras del hogar, pues solo de esta forma se logrará que ellas y ellos tengan un empleo digno, sin condiciones precarias o que representen una dificultad para su bienestar:

‘’Podemos ir sumando esfuerzos para asegurar a las trabajadoras del hogar ante el IMSS y, además de ello, colocar en la agenda pública la importancia que tiene su labor”, mencionó Indra Rubio.

Después de todo, promover condiciones dignas de trabajo es uno de los elementos fundamentales y ‘’debe ser una tarea colectiva, ya que seguramente eso permitirá que un mayor número de personas trabajadoras del hogar cuenten con la protección que ofrece el IMSS” consideró Luis Gerardo Magaña.

En ese sentido, Jorge Balderrama director de Políticas Públicas Airbnb en México reconoció que “los derechos no solamente impactan directamente a la beneficiada o al beneficiado sino a toda su familia”.

Por otro lado, Jorge Balderrama informó que 41% de los “anfitriones” de esta empresa, se apoyan en el empleo doméstico para poder hacer las labores de limpieza de los sitios que rentan. Por ello, manifestó, es de suma importancia hablar de las y los trabajadores del hogar remunerados “en el área turística”, al tiempo que, es vital, reconocer que existe una corresponsabilidad tanto de la plataforma, como de los anfitriones, para garantizar que cuenten con todos sus derechos.

‘’La pandemia nos ha abocado mucho a temas de limpieza y a su vez a temas de riesgo y eso ha sido quizá un detonador muy importante para nosotros, para escuchar a nuestra comunidad y poner manos a la obra’’ comentó Jorge Balderrama

Ileana Echazarreta, anfitriona y líder del proyecto de Personas Trabajadoras del Hogar de la comunidad mexicana de anfitriones de Airbnb, coincidió con Jorge y afirmó que los y las trabajadoras del hogar son pieza clave y un engrane fundamental en su labor de todos los días; mientras que, ante la pandemia, dijo, “se ha vuelto un tema prioritario de seguridad y de salud otorgar un seguro social a ellas y ellos”:

‘’Es momento de hacer un reconocimiento a las personas trabajadoras del hogar y definitivamente una de las maneras de hacerlo es darles las condiciones adecuadas. Es de suma importancia el tener las condiciones adecuadas para cuidarlas y cuidarnos nosotros’’ mencionó Ileana

El director de Políticas Públicas de Airbnb México invitó a las y los anfitriones a crear alianzas que permitan que cada día sean más personas trabajadoras del hogar afiliadas al IMSS.

A su vez, afirmó que garantizar su protección social “no implica un gasto mayor” y “mucho menos una afectación” pues advirtió que, como anfitriones en Airbnb, se cobra el servicio de limpieza en cada una de las reservaciones; de esta forma, es posible cubrir los gastos del seguro a través de dicho recurso.

Por su parte, Ileana destacó que, aún sin ser anfitriones las y los empleadores pueden compartir gastos entre ellos para asegurar el derecho a las trabajadoras y trabajadores “no imaginemos que va a ser algo exorbitante”, expresó.

Es importante recordar que las y los empleadores están obligados a otorgar un seguro social integral, ya que este es un derecho de las y los trabajadores; además, precisó el titular de la unidad de incorporación del IMSS, este trámite es muy sencillo y puede realizarse de manera virtual:

‘’No tienen que dedicar mucho tiempo, se meten a la página del IMSS y a través de un aplicativo en línea con unos cuántos datos en 7 minutos pueden dar de alta a la persona trabajadora del hogar, señalando y pagando nada más por los días que efectivamente labora y con eso estamos cumpliendo con nuestra obligación y estamos ayudando y reconociendo los derechos de las personas trabajadoras del hogar’’ informó Luis Gerardo Magaña

Finalmente, el Instituto Simone de Beauvoir junto con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) invitaron a participar en los talleres del próximo 9 y 20 de julio de 2021, donde ofrecerán información relevante sobre: cómo calcular un salario, la forma de hacer y obtener un contrato, así como, todo lo relacionado con la afiliación de los y las trabajadores al IMSS.

Si necesitas más información, puedes visitar el perfil de Facebook del Instituto De Liderazgo Simone de Beauvoir.

Comparte

Jacqueline López
Estudiante de Criminologia, criminalística y técnicas periciales. Feminista. Apasionada por contar la verdad, pedir justicia y respetar los derechos humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer