El nacimiento de otro periodismo

AMEDI JALISCO

Por Irma Carolina Alvarez Acosta /Amedi Jalisco / @AmediJalisco

Desde hace años esperábamos la transición del periodismo impreso al periodismo digital, recuerdo que hace más de veinte años ya se escuchaba en clase la preocupación de los profesores para afrontar este cambio que se sabía inminente, se nos advertía la caída de una industria: el periodismo.

A finales del mes de junio del presente año, presenciamos un golpe a nivel local en Jalisco, alrededor de 40 personas del área de redacción, fotógrafos, periodistas, editores y personal de administración fueron despedidos por uno de los diarios locales más representativos en el estado y el número uno en tiraje; mismo diario que ya venía haciendo una transición desde abril del 2018, cuando hubo un despido masivo muy similar.

Mucho se habla de una transición, de una transformación del periodismo impreso al periodismo digital, durante la última década hemos descubierto una extensa variedad de contenidos y formatos, en cuanto a la redacción, ahora son más compactas, se produce menos y recae en el periodismo colaborativo y/o periodismo ciudadano y basta con observar el crecimiento de algunos portales de noticias, como UnoTV, que de acuerdo al resumen ejecutivo de Digital News Report 2021 del Instituto Reuters, “es tal vez el más exitoso de América Móvil de Carlos Slim, comenzó enviando noticias por SMS y creció hasta convertirse en un influyente portal de noticias”.

Y a esto le sumamos que la dinámica de consumo ha cambiado, cada año es menor el porcentaje de personas en el país dispuestas a pagar suscripciones. Algunos periódicos tradicionales como El Economista y El Financiero se ofrecieron a liberar algunas secciones digitales y a brindarlas gratuitamente al mismo tiempo que sufrían una disminución de la publicidad.

Por otra parte, fuera del país, a medios como The New York Times, estos cambios permitieron la renovación e implementación de nuevas formas, por ejemplo, el pago por suscripciones representan casi el 60% – 70% de sus ingresos y adicional, cuentan el ingreso de patrocinios o branded content, una fuente de ingresos popular incluso para medios de streaming.

Lo anterior, abre un nuevo tema, la búsqueda de soluciones a la crisis del modelo de negocios en medios de comunicación para financiar la producción de contenidos, en este caso, del periodismo, ¿debería ser prioridad de la investigación académica?, ¿de las universidades?, ¿pensamos el periodismo en función del papel que tiene en la sociedad o para hacer negocio?

A la fecha, encontramos muchísimos mercados que siguen sufriendo por encontrar el punto medio en esta diversificación entre la rentabilidad y contenido de calidad, que no se vendan por un producto/empresa que ponga en duda su veracidad, calidad y/o enfoque y además tenga una oferta de calidad y que sea mejor que las noticias de los portales gratuitos de internet. El periodismo, así como los modelos de producción y negocio, consumo, están en esa crisis.

El consumidor, por su parte, incurre y es corresponsable, en específico, la sociedad en México recurre a las aplicaciones de mensajería y redes sociales para “informarse”, o mejor dicho, desinformarse, la sociedad moderna e interconectada, demanda información rápida e impactante. En términos generales, el acceso a la información está caracterizado por la falta de desarrollo de estrategias efectivas de búsqueda, selección, descarte y transmisión de información.

Indudablemente, la generación de conocimiento y contenidos ha cambiado y requiere un replanteamiento urgente con miras al futuro inmediato. El poder en la toma de decisión y participación de los lectores constituye y pone de manifiesto, la capacidad de la audiencia para implicarse y dar rumbo a esta transición o la displicencia y pasividad para permanecer a la expectativa.

Sin embargo, no es sólo un tema de transición digital y transformación del periodismo en su formato, lineamientos, calidad y rigor, o del modelo de negocio, o la tendencia del consumidor, probablemente debamos voltear la mirada al modelo del país, observar e identificar también la participación del gobierno actual en nuestro fallido sistema democrático que no garantiza la libertad de prensa ni promueve el debate público.

En específico, del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se instituye a sí mismo como la verdad en los medios de comunicación descalificando constantemente a distintos medios de comunicación y burlándose de periodistas. María Elena Gutiérrez Rentería, en el resumen ejecutivo de Digital News Report 2021 del Instituto Reuters explica:

Por encima de todos los problemas que enfrentan los medios en México —una sociedad polarizada, contracción económica, COVID-19— también hay frecuentes ataques de un presidente populista que acusa a los medios de una cobertura injusta y de corrupción. El presidente se está volviendo más popular y la gente confía menos en los medios”.

Es imperativo despertar las conciencias críticas de la sociedad y en la vida cotidiana de las personas para identificar de forma clara la magnitud, amplitud, importancia y futuras consecuencias de esta problemática general que se encuentra bajo el trabajo de todos, no sólo de los periodistas, sino también del gobierno, de las instituciones, de los empresarios y de cada uno de los consumidores.

Sin duda, esta colaboración propone un acercamiento y discusión sobre las consideraciones del periodismo dentro de México, sin embargo, habrá que seguir revisando muchos elementos adicionales durante la etapa de ejecución, y para entonces podremos plantear la misma pregunta, ¿cuál es el papel activo del periodismo en la sociedad?

***

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), también en Derecho por la Universidad de Guadalajara (UdeG) con estudios de posgrado en Ambientes Virtuales de Aprendizaje. Actualmente es profesora y profesional independiente en el área organizacional, de innovación y comercial. Sus principales temas de interés son la legislación en materia de comunicación, innovación en contenido mediático, derecho de audiencias, entre otros.

Comparte

Amedi Jalisco
Impulsa la discusión pública sobre el ejercicio de las libertades de expresión e información y el derecho a la información, así como promueve el respeto, por parte de las instituciones gubernamentales y los medios de comunicación, de los derechos relacionados con la obligación legal y ética de garantizar a los mexicanos información veraz y objetiva sobre los asuntos de interés público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer