“Su lucha no cesará”: Las abejas de Acteal exigen justicia verdadera tras el asesinato del defensor Simón Pedro

El pasado 5 de julio, aproximadamente a las 10:00 horas, Simón Pedro Pérez López, presidente de la mesa directiva de la comunidad Las Abejas de Acteal, fue asesinado por un sujeto en una motocicleta quien disparó en su contra con un arma de fuego. El defensor se encontraba en un mercado junto a su hijo menor en la cabecera municipal de Simojovel de Allende, Chiapas.

Casi diez días después, el 14 de julio, la Fiscalía General del Estado (FGE) anunció la captura del presunto responsable, Hugo Rolando “N”, en contra de quien se cumplimentó una orden de aprehensión por el delito Homicidio Calificado en agravio de Simón Pedro.

No obstante, para Las Abejas de Acteal, “los tres niveles de gobierno y sus fiscalías sólo saben mentir y ahondar a la impunidad”, por lo que han hecho un llamado al resto de las organizaciones civiles, colectivos, medios de comunicación y a la sociedad mexicana a no olvidar este crimen y buscar con ello justicia real por el asesinato de su compañero defensor.

Por Samantha Anaya/@Sam_An16

“Abrazar al otro y decirle al oído que no está sola, soloa, solo. Susurrarle que vale la pena la resistencia, la lucha, el dolor por quienes ya no están, la rabia de que esté impune el criminal, el sueño de un mundo imperfecto, pero sí mejor: un mundo sin miedo”.

-Simón Pedro

Simón Pedro Pérez López era defensor de derechos de los pueblos originarios, integrante del Consejo Nacional Indígena y presidente de la mesa directiva de la comunidad Las Abejas de Acteal. Desde su labor, acompañaba a comunidades que habían denunciado actos de violencia por parte de actores particulares, pero también, por parte del Estado mexicano. Su principal lucha estaba en defender y proteger la vida y la paz.

Así fue como se unió al caminar y a la exigencia de justicia para las 45 personas que el 22 de abril de 1997 fueron víctimas de una masacre por un grupo paramilitar en Chiapas; así se convirtió en uno de los defensores de Las Abejas de Acteal.

El resto de sus hermanas y hermanos de la comunidad lo recuerdan como un miembro valiente, siempre comprometido con la defensa del territorio, aun ante los “malos gobiernos y ricos poderosos”.

Si bien, producto del mismo clima de violencia en la región, sus amigas y amigos de la comunidad no pudieron acompañar a su familia durante el entierro de su compañero Simón, recordaron que más allá de la presencia física, su “alma” les acompaña y les “escucha desde Acteal”:

“Aunque no estemos físicamente en la siembra del cuerpo de nuestro compañero y hermano Simón, sabemos que él ya es espíritu, su alma nos mira y nos escucha desde donde quiera, a nosotros nos escucha desde Acteal”.

Tras el asesinato de Simón el pasado 5 de julio, el resto de las y los integrantes de la comunidad refrendaron su labor en la búsqueda de justicia, de manera pacífica. Además, advirtieron que la lucha de las Abejas de Acteal resiste, por lo que, alzan su voz para que el asesinato del defensor no quede impune.

Exigen a los tres niveles de gobierno que investiguen a los responsables, pongan un alto al fuego y se haga justicia verdadera y no simulada:

“Porque las comunidades y el pueblo en general tienen derecho a vivir en paz y exigimos al mal gobierno su respeto”.

De la misma forma, mediante una denuncia pública, expusieron cómo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho caso omiso de la violencia que constantemente viven las comunidades en los Altos de Chiapas.

“El Estado mexicano tiene deuda pendiente con la justicia por la Masacre de Acteal y hasta la fecha, como los anteriores gobernantes, se mantiene en una total omisión para reconocer su responsabilidad, mientras grupos actúan con total impunidad”.

El asesinato de Simón Pedro no es el primero que ocurre dentro de la comunidad de las Abejas. La pregunta es “¿cuántos muertos más quiere el gobierno para que intervenga? Este asesinato es fruto de la corrupción, de la injusticia, de la impunidad, exponen. Más aún, expresan, en un país como México donde los gobiernos “se olvidan del pueblo, empieza a morirse el pueblo”.

Aun con la captura de Hugo Rolando “N”, presunto responsable del delito Homicidio Calificado cometido en agravio de Simón Pedro, detenido en el ejido La Mesilla, municipio de Tzimol, la comunidad sigue atenta al caso para garantizar justicia verdadera y no simulada.

“Le decimos a la familia de nuestro compañero y hermano Simón Pedro que no piensen en la venganza, sino en la justicia verdadera en la que creemos los integrantes de nuestra organización y la que construimos organizados”

Finalmente, han señalado que la comunidad continúa alzando la voz sin miedo, denunciando cada acto de violencia cometido en su contra, pues su misión es buscar paz y justicia, ya que su lucha es por la vida:

“A pesar de la incertidumbre y la oscuridad que ha opacado la paz y la tranquilidad en estas tierras tsotsiles y sabiendo también que nadie nos calla la voz, aunque les incomode a los asesinos, aunque se enoje el mal gobierno de nuestra palabra verdadera y digna”.

Comparte

Samantha Anaya
Amo pasar tiempo con mi persona favorita: mi mamá. Considero que el ser periodista implica hacer un compromiso con la verdad, la justicia, la empatía y, sobre todo, con las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer