Viajes trans-tiempo con niñeces

MAROMA

Por Liliana Sarahí Robledo B. /Integrante de Maroma: Observatorio de Niñez y Juventud

Es difícil tener certeza de un método que asegure por qué los viajes trans-tiempo que se expresan en relatos de niñez, propia u otras, casi siempre tienen rumbos impredecibles en su resolución: no son como los imaginamos que serían, como hablamos sobre ellas o nos preguntamos con ellas. Los aspectos azarosos que expresa la vida pasan desapercibidos en los noticieros y los medios que comunican “la realidad” de la vida (como si fuera única y se podría reducir a la opinión de un reportero o de una escritora).

Escribir para ZonaDocs como canal de expresión de resistencias me permite materializar re-existencias de niñeces: hablar de vez en cuando de manifiestos para la liberación del juego de las pantallas para habitar las calles; platicar relatos de niñeces que padecen algún tipo de sufrimiento por las distintas esferas de la vida que limitan algunos aspectos humanísticos por condicionamientos de clase social, geografía o etnicidad. En esta ocasión propongo jugar con un viaje trans-tiempo de las oraciones pronunciadas o escritas sobre un grupo que se “requiere” “formar” o termina transformando nuestras concepciones de la vida: como el mundo digital.

Al explorar niñeces me he enfrentado con el reto de moverse entre palabras y signos que remiten temporalidades que no se dibujan linealmente: quiénes son los de ahora, quiénes fuimos nosotros cuando nos colocamos bajo el resguardo de niñas(os), cómo fueron los que me rodearon. Es decir, las genealogías de niñeces que aprendemos a reconocer e identificar de las experiencias de las personas con las que establecemos relaciones de convivencia, intercambio o aspiraciones de vida: familiares, amigos, cuidadores, docentes, compañeros (puede cambiar géneros).

En el momento histórico en el que escribo, los rumbos de las niñeces tienen peculiaridades digitales que estamos normalizando y que algunos reivindican cambios. Y ahora que la mayoría está conectado a espacios digitales me propuse sondear: ¿Qué diferencias respecto a vivir como niños se expresan en nuestros sitios de vida? ¿Cuáles serán los marcajes de diferenciación que influyen en las temáticas, intereses y aspiraciones que producen o expresan niñas y niños para comunicar su mundo? ¿Qué valoraciones de la niñez se expresan?

Encontré, en el primer sondeo reflexivo que se recuerdan y manifiestan oraciones comparativas que inician con “los niños de antes”, “cuando yo era niña”, “de niño a mí…”, “a esa edad yo”. Hablar de las experiencias de niñeces es un viaje transtemporal , como juegos de memoria, nos da algunos indicios de cómo distintos relatores expresan esbozos de su trayecto de vida: cómo se quedaron huellas en ellos.

A partir de este conocimiento acumulado les da experiencia para ejercer un ejercicio comparativo: los de “ahora” y los de “antes”: varios tiempos existiendo. Nos conviene recordar que las anécdotas que comunican son alegres, bonitas, divertidas, feas, tristes, melancólicas, expresan coraje, valentía, aspiraciones y sueños: todos estos aspectos coexistiendo.

Para entrar en estos viajes los interesados recuerden que a la niñez se le establece una fecha de caducidad que podemos sondear en planes educativos, revistas, artículos, investigaciones, periódicos, telenovelas, documentales, películas, fotografías, documentos de instituciones que promueven argumentos de niñez pero que responden a un modelo económico de niña(o) fundamentado en una base legal abstracta que en raras ocasiones se manifiesta en la vida rural. Trata de encontrar este y otros cautiverios de la niñez que están afuera de ti: reconoce los privilegios de experiencia para que sirvan como impulso en tu paseo para el reconocimiento de las niñeces que nos constituyeron.

Deja que tu memoria te lleve de paseo por senderos azarosos: trans-tiempo. escríbelo. Documenta lo que pasa desapercibido.

Te invito a crear un juego con esta imagen que nombré el capullo del que emergí:

El capullo del que emergí. Por Liliana Robledo, bosques Jalmich, 2018.

Comparte

Maroma
Maroma es un observatorio de la niñez y la juventud. Somos un grupo interdisciplinario de personas involucradas en los sectores académicos, comunitarios, públicos y privados con fines de gestión y bienestar para la niñez y juventud que busca incidir en políticas públicas y movimientos sociales con un enfoque de innovación social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer