Desaparecer bajo los cuidados del DIF

Maroma

Por Michelle y Lourdes Limón / Maroma: Observatorio de Niñez y Juventud

Hay también infancias y juventudes que buscan, que se desviven en la rabia de reclamar la presencia de sus seres queridos. Poco se les habla a las juventudes tempranas y a las infancias del problema tan grande que nuestro estado/país vive en cuestión de desapariciones, las instituciones a cargo del cuidado de las mismas se niegan a nombrar la realidad, con el argumento de que al hacerlo pueden causar un temor innecesario.

El estado propone como elementos de este cuidado los muros de las escuelas, los hospicios y los hogares, pero todo ha fallado, nada parece hacer límite al horror de que nos desaparezcan, de que desaparezcan a los nuestros.

La verdad terrible es que no estamos a salvo en ningún lado, una evidencia de esto son los dolorosos y lamentables casos de dos menores de edad que bajo tutela de Sistema Nacional para el Desarrollo (DIF) han sido desaparecidos, lo cual es terrible pues se supone que esta institución bajo la premisa del cuidado retiran a las jóvenes de sus casas y familias para que pasen a tutela y cuidado de los estados correspondientes bajo la dirección de DIF.

En el caso de la joven Lidia Guadalupe Villalobos de 15 años de edad quien vivía en el municipio de Tula de Allende Hidalgo bajo el cuidado de su abuela materna y que fue retirada de esta tutela por personal de Sistema de Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA) transfiriéndola a la casa asistencial Casa de la Niña en Pachuca a cargo de DIF Hidalgo, en donde dentro de las instalaciones de la casa desaparece.

El DIF Hidalgo se negó a dar información tanto a los familiares, como a las colectivas feministas y observatorios de juventud que contactaron para dar seguimiento a la desaparición, algunas semanas después la familia de Lidia confirma que fue localizada y por razones obvias no dan más declaraciones; sin embargo, tanto la colectiva Aquelarre de Lilith colectivo feminista en Tula Allende Hidalgo y MAROMA: observatorio de niñez y juventud en Guadalajara muestran y denuncian la falla de estas instituciones en algo tan delicado como lo es la salvaguarda de menores, así como el Aquelarre muestra preocupación sobre los casos que no llegan a hacerse visibles.

Además, la colectiva en su momento denuncio también haber recibido amenazas por el director de SIPINNA Tula, al unirse a la búsqueda y denuncia de la desaparición de Lidia.

El caso de Lidia no es el único, hace unos días Michelle publicó en sus redes, la desesperada búsqueda de Mara su prima de tan sólo 15 años y a la cual le dedica las siguientes palabras:

MARA NAYELI RODRIGUEZ BELTRAN (15 años).

En el mes de febrero del presente año, el DIF IXTAPALUCA a ella y a su hermano Bryan Alexis los recogieron de la casa donde habitaban con su abuela y sus 3 tíos por una presunta demanda de violencia intrafamiliar, en el mes de Mayo, Junio y Julio fuimos a preguntar a las oficinas del DIF de Ixtapaluca sobre ¿cómo se encontraban y el lugar en dónde estaban?

A lo que el supuesto procurador le dijo a mi mamá que no podía darle esa información porque eran niños protegidos y que solamente si mis primos accedían a verla así sería; pasaron aproximadamente tres visitas al DIF y se quedó en el entendido que ellos no quisieron ver a mi mamá pero que se encontraban bien.

El 16 de Agosto mi primo le escribe a mi mamá para pedirle que vaya a firmar su salida, ya que ya habría cumplido 18 años y necesitaba una red familiar para salir (mi mamá es la única red familiar directa que tienen), mi mamá le preguntó por qué hasta ahora él se había comunicado con ella si los había ido a buscar y éste le respondió que el procurador apenas le había dado su recado.

Por cuestiones de tiempo mi mamá no pudo ir en los siguientes tres días y aproximadamente el 18 y 19 de Agosto le comentaron a mi mamá, un vecino y familiares que habían visto a mi primo en la calle, lo cual quería decir que él ya había salido de la casa hogar y no le aviso a mi mamá.

El 14 de Septiembre nos aparece en Facebook el boletín de búsqueda de mi prima MARA NAYELI RODRIGUEZ BELTRAN con la fecha del 26 DE JULIO DE 2021, inmediatamente comenzamos a difundirlo y tratar de saber que había pasado, investigamos y nos enteramos que ella estaba en Toluca en una casa hogar llamada “REFUGIO DE MARIA”, de la cual la madre a cargo nos da la versión de que mi prima fue vista por última vez en los columpios, que se metió a peinarse y volvió a salir al patio, pero después escaló por la pared de un edificio de dos pisos y llego a la azotea, para cruzarse por azoteas y llegar hasta un semáforo por el cual se bajó como “bombero” y llego a la calle, todo esto aconteció aproximadamente a las 21 horas del 26 de julio siendo una noche lluviosa. Después de darse cuenta de la ausencia dieron aviso a las autoridades y, por ende, al DIF DE IXTAPALUCA, siendo este que esta institución, hasta el día de hoy, no ha avisado a la familia y tampoco ha movido un sólo dedo para dar con su paradero a dos meses de sus ausencia.

Con la versión de la madre nos preguntamos: ¿Cómo sabe que ella se bajó como bombero por ese semáforo? ¿Cómo una niña de 15 años que mide aproximadamente 1.45 va a poder escalar una pared de más de 4 metros de alto? ¿Por qué no ha presionado al DIF IXTAPALUCA para que ayude con la búsqueda?

Mara si tú llegas a ver esto, queremos que sepas que toda la familia te está buscando, que no vamos a parar hasta encontrarte sana y salva. Aquí vamos a hacer lo que sea necesario para encontrarte y traerte de vuelta con tu familia, tú sabes que puedes contar con nosotros y que si tienes forma de comunicarte lo hagas; te extrañamos enormemente y solo queremos saber que estas bien y que no corres peligro. Le pedimos a DIOS porque vuelvas con nosotros con bien y te cuide donde sea que estés.

#HastaEncontarteMARA #VuelveacasaMARA

***

MAROMA: observatorio de niñez y juventud al conocer la historia de Michelle y su familia, se pone en contacto con DIF Ixtapaluca para ver si tenían conocimiento de la desaparición de Mara, a lo cual contestaron no estar informados y mencionaron que si algo queríamos saber fuéramos en persona a la Fiscalía, con la familia no han tenido una respuesta diferente, los han dejado con la incertidumbre no solo de la desaparición de Mara sino la evidencia de la indolencia de los servidores públicos que ignoran sus peticiones.

MAROMA: observatorio de niñez y juventud hace un llamado a la difusión de la pesquisa de Mara para poder ayudar a Michelle y su familia a encontrarla, contamos con que pueda aparecer con vida y hacemos responsables a DIF Ixtapaluca no sólo de su desaparición, sino de ocasionar en otra menor la angustia de no saber nada de Mara su prima.

Michelle como muchos y muchas otras menores buscan y al buscar, se encuentran con un país y unas instituciones que agreden, rechazan, vulneran, que fallan; por lo cual nos preguntamos ¿cómo podemos acompañar y cuidar a los y las jóvenes?

Consideramos primordial que dentro y fuera de las escuelas, se aborde el tema de las desapariciones construyendo de manera comunitaria redes de apoyo y cuidado, que las y los chicos, así como las familias, escuelas, tutores y cuidadores conozcan los protocolos para la denuncia de personas desaparecidas; con ello, consideramos que podrían agilizar la denuncia y dar cara a la falsa información y muchas veces nula acción de las fiscalías pertinentes.

Michelle como muchas otras jóvenes viven aterrorizadas por la desaparición de sus seres y también por la posibilidad de que las que sigan sean ellas, sintiéndose solas en la búsqueda y con el temor de no encontrar jamás a sus seres queridos, poco se habla de las infancias y juventudes, que desde sus trincheras buscan, desde su casa esperan o, incluso, se convierten en amas de casa o jefes de familia, para poder ayudar a sus madres, hermanas, tías o primos a que salgan a buscar en la calles, en instalaciones forenses e incluso también en las cárceles o casas hogares.

Las y los jóvenes están desapareciendo bajo los cuidados, secrecía e indiferencia de las instituciones que prometieron cuidarlos, dejándolos con la herida profunda de una ausencia que no se nombra porque los pensamos ajenos al dolor que invade las calles que están cada vez más llenas de lonas con fotos de todos aquellos y aquellas que nos faltan a todos.

Mara te buscamos y te esperamos.

Mara tu familia y nosotros te recibiremos sin preguntas.

#VuelveacasaMara

#HastaencontrarteMara

Comparte

Maroma
Maroma es un observatorio de la niñez y la juventud. Somos un grupo interdisciplinario de personas involucradas en los sectores académicos, comunitarios, públicos y privados con fines de gestión y bienestar para la niñez y juventud que busca incidir en políticas públicas y movimientos sociales con un enfoque de innovación social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer