Abortar también es cosa de adolescentes y niñas

Maroma

Por Karina Casillas / Integrante de Maroma: Observatorio de Niñez y Juventud

Desde algunos años atrás septiembre comienza a vestirse de verde, los pañuelos y las pinturas adornan las caras y las paredes. Exigiendo libertad para elegir, dejando claro que nuestro cuerpo es eso, nuestro.

Este año las consignas cambiaron:

“Aborto seguro, acompañado e informado”.

Por qué esperar la legalización es dejar de nuevo la decisión al estado, otorgando de nuevo el cuerpo a sus condiciones y sus normas. Por eso ahora acompañarnos desde lo “clandestino” es nuestra opción más amorosa y colectiva.

Años atrás ya había estado en las movilizaciones, gritando, pintando y acuerpando. Este año venía diferente, no sólo me movía con un montón de morras valientes, si no que también venía conmigo mi compañerita, ella tiene casi tres años y el acompañamiento para los niñas, adolescentes y madres con hijos e hijas en las movilización es también un acto de cuidado y colectiva.

Por eso desde Maroma Observatorio de la niñez y juventud, propusimos hacer un acompañamiento para adolescentes y niñas que iban por primera vez a una manifestación.

Algunas de las morras nos comparten sus experiencias.

Daniela nos cuenta que en esta su primera experiencia se sintió acompañada. de una energía femenina, de fuerza de unión. Pero se cuestiona cómo además de las movilización las posturas se politizan, que hay más allá de los actos en calle y cómo podemos incidir de la toma de decisiones en políticas públicas y derechos sexuales”.

También Marisol nos comparte su experiencia.

“Si es mi primer marcha pro aborto, todas las morras que están ahí son un amor, siempre te están protegiendo, es una armonía muy chida, nunca te dejan sola. Desgraciadamente una chica del contingente negro se hizo una herida y tuvimos que ayudarla con un mini botiquín que tenía, alguien que nos acompañaba estuvo todo el tiempo al pendiente de nosotras pero todo salió bien”.

Respeto todas las ramas del feminismo siempre estamos en proceso de reconstrucción, en lo personal me identifico más con la rama radical

Soy pro decisión, sabemos que no todas las mujeres reciben educación sexual, los anticonceptivos fallan y no todos los embarazos son deseados, así que nadie te puede obligar a algo que tú no quieres, quiero que se haga ley para que no le pase nada a las morritas que deciden no ser mamás por el hecho de decidir sobre su cuerpo. Luchar hasta que se haga ley”

Desde Maroma, como madre y maestra, y desde la escucha de niñas y adolescentes creo que el vínculo entre la despenalización y la información del aborto, desde lo legal o “clandestino”, hacía con el cuidado de la niñez es fundamental. Hablar y compartir los derechos sexuales y reproductivos entre la niñez y juventud puede prevenir y potencializar el cuidado.

Comparte

Maroma
Maroma es un observatorio de la niñez y la juventud. Somos un grupo interdisciplinario de personas involucradas en los sectores académicos, comunitarios, públicos y privados con fines de gestión y bienestar para la niñez y juventud que busca incidir en políticas públicas y movimientos sociales con un enfoque de innovación social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer