“América Latina será toda lesbofeminista:” mujeres lesbianas, feministas y rebeldes marchan en Guadalajara

La tarde del 16 de octubre, decenas de mujeres lesbianas y feministas salieron a tomar una de las principales avenidas del centro de Guadalajara. Mujeres de distintas edades, colectivas y estados del país marcharon por la violencia sistemática que viven como lesbianas en una sociedad que las estigmatiza.

El movimiento fue encabezado por “Coleta-Colectivo Lésbico Tapatío” y contó con el apoyo de otras colectivas como el Frente Nacional de Lesbianas Feministas, Arpías Guadalajara, Lesbo Batucada Feminista Radical Abolicionista, Batucada del Estado de México, además de activistas feministas como Yan María Yaoyólotl.

Finalmente, terminaron su recorrido en Plaza de Armas, específicamente a los pies de la “Antimonumenta”, donde emitieron su pronunciamiento y recordaron a sus compañeras de lucha que en los últimos años fueron asesinadas por identificarse como lesbianas.

Texto y fotografías por Leslie Zepeda / @lesszep2

Entre baile, tamborazos, banderas, consignas, pañeulos violetas y verdes, además de un ambiente de amor entre mujeres fue que se desarrolló la décima “Marcha Lésbica Feminista” en el centro de Guadalajara. Con el lema Less HistóricAs, –después de pausar la movilización por motivo de la pandemia-, salieron con mayor fuerza y presencia a tomar las calles de la capital de Jalisco.

“¡Ante la violencia machista, más lesbianas feministas! ¡Las lesbianas abortamos cada vez que vulveamos! Lesbianas contra la guerra, lesbianas contra el capital, lesbianas contra el machismo, contra el terrorismo neoliberal” fueron algunas de las consignas que las decenas de lesbianas feministas gritaron al ritmo de la batucada.

Gisel, mujer lesbiana que acudió por primera vez a la “Marcha Lésbica Feminista” opinó que para ella es importante hacerse notar dentro de una sociedad que las niega:

“Somos mujeres, nos nombramos lesbianas, queremos ser visibles y tomar las calles mínimo una vez al año, aunque todos los días nos nombremos lesbianas con nuestro actuar hagamos algo en pro del movimiento lesbofeminista”.

La también feminista aseguró que el movimiento que encabezan tiene al menos tres asuntos por los cuales seguir exigiendo: 1) la poca o casi nula atención que reciben como mujeres lesbianas por parte del Estado y la sociedad; 2) luchar por las necesidades de las mujeres, así como crear redes de apoyo entre mujeres; y 3) combatir la heterosexualidad obligatoria que las discrimina.

Agregó que la violencia que continuamente reciben se debe a que ellas se han rebelado en contra del sistema heteropatriarcal que rige a la sociedad:

“Existimos las lesbianas, somos importantes, necesitamos políticas públicas para nosotras, necesitamos ser visibles para evitar la discriminación, quitar el estigma de qué es ser lesbiana y básicamente vivir en un lugar donde se respete a las lesbianas, donde podamos andar por las calles libremente sin miedo a que se nos lastime o agreda por ser mujeres que nos salimos de lo que les gusta a los hombres; somos feas, somos peludas, somos bigotonas, somos libres, no esperamos que ningún hombre venga a validarnos y es por eso que es importante nombrarnos, visibilizarnos y que otras mujeres sepan que ser lesbiana en este sociedad es una rebeldía” finalizó.

La movilización comenzó en el Andador Escorza, bajando por toda Av. Juárez hasta llegar a Plaza de Armas en el centro histórico de Guadalajara. Durante el trayecto el contingente de mujeres se detuvo en avenidas y calles importantes como Calzada Federalismo, Enrique González Martínez y en Plaza Universidad. En estos puntos entonaron canciones, consignas, bailaron y se abrazaron, todo con la finalidad de ser vistas:

“Que la gente alrededor se dé cuenta de que existimos y resistimos aún en las calles, donde no nos sentimos seguras” expresaron.

Por su parte, Mariana Ponce, integrante de “Coleta-Colectivo Lésbico Tapatío” expresó su entusiasmo por la respuesta de las asistentes:

“Estamos muy felices porque aunque somos pocas hicimos mucho ruido y porque nos acompañaron lesbianas históricas y de todo el país. Somos lesbianas feministas y estamos haciendo red con feministas de otros estados, así que esperamos que nuestro mensaje llegue a muchas mujeres y a muchas lesbianas” puntualizó.

Además, hizo hincapié en que manifestarse en un estado conservador, como piensa que es Jalisco, tiene una valía mayor.

La misoginia, el machismo y la religión contribuyen para que las mujeres lesbianas se sientan inseguras en expresar su afecto en público hacia sus parejas, donde corren el riesgo de ser discriminadas y agredidas físicamente. Por ello, caminar por las calles de la misma ciudad que las violenta acompañadas y apoyadas por mujeres que se aman es un acto simbólico, así lo expresaron en su pronunciamiento:

“Somos una organización de mujeres lesbianas que han resistido más de 11 años en un contexto misógino, machista, patriarcal, católico, feminicida y por si fuera poco, sorteando con una pandemia a nivel mundial. Con todo este contexto en nuestra contra seguimos en pie de lucha, porque sabemos que las exigencias que tenemos como mujeres lesbianas aún no se han cumplido.

En Coleta trabajamos arduamente para que el sujeto político lesbiana se nombre y tenga visibilidad en todos los espacios donde cotidianamente existimos, en las escuelas, los trabajos, en los teatros, en los consultorios, en las casas, en las calles En nuestro país ser mujer y ser lesbiana te coloca en un lugar donde vives una doble violencia, porque vivimos en un país misógino y hostil hacia las mujeres, que se ensaña y quiere despojarnos de nuestra humanidad.

Lo intentan con los reiterados asesinatos y las violaciones correctivas, la discriminación, se trata de una venganza contra las mujeres lesbianas por no estar a su disposición, a disposición de la lógica sexual que impone la heterosexualidad obligatoria.

Estas problemáticas se convierten en un mensaje para todas a nivel simbólico: ser lesbiana es equivalente a no tener valor, porque nosotras hemos decidido no servir al sistema, no estamos del lado de quien oprime y abusa del poder, elegimos estar del lado de notras, que es el lado de quien crea, ama, disfruta, respeta, acompaña, acaricia, es sensible, goza, llora, gime, nutre, resiste y vive”.

Por último, en un pase de lista recordaron a sus compañeras de lucha, todas ellas fueron despojadas de la vida por ser lesbianas, así nombraron a las más recientes:

  1. Nancy Guadalupe
  2. Patricia González Tovar
  3. María Guadalupe Hernández Flores Cleo
  4. Marbella Ibarra
  5. Hilda Teresa
  6. Nora Ariday
  7. María Esther Chan Arcique
  8. Teresa Coss
  9. Nora Pacheco
  10. Alondra Aguilar Badillo

Comparte

Leslie Zepeda
Periodista y fotógrafa feminista. Forma parte de CUCiénega Fem.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer