Bruja de Asfalto: “Dar un paso atrás no es opción”

Existimos porque Resistimos

Después del 8 de marzo del 2021, tres mujeres fueron acusadas por la Fiscalía del Estado de Querétaro por daños la maqueta de la Alameda Hidalgo y otras diez por daños al edificio de la Fiscalía. Bruja de Asfalto comenzó a acompañar a tres de las jóvenes perseguidas, desde ese momento ella y sus compañeras comenzaron a sufrir diversos tipos de hostigamientos y persecución que Bruja asocia con su papel de acompañantes.

La mañana del 21 de julio, previo a la audiencia inicial de dos de las jóvenes, Bruja de Asfalto vio aterrorizada cómo su local y principal fuente de ingresos se estaba incendiando. Después del incendio de su óptica, Bruja de Asfalto ha recibido más amenazas por mensajes de texto y llamadas telefónicas y reporta que la persigue un automóvil blanco, conducido por un hombre con lentes oscuros.

Texto y fotografías: Karen Castillo / Somos El Medio

Bruja de Asfalto se acercó al feminismo después de que al dar terapia se percató de que la mayoría de las mujeres que atendía eran sobrevivientes de violencia física y sexual

Actualmente es parte de una colectiva en Querétaro que brinda acompañamiento jurídico y emocional a mujeres víctimas de violencia.

“Supe que no era mentira lo que revelaban en el consultorio y que las cifras oficiales, aunque aterradoras, mentían. Hay muchas más víctimas que los números no cuentan.”

“El feminismo para mí representa una lucecita que todas necesitamos para hacer más soportable la violencia que a diario nos atraviesa; esa alegría que nos roban; esa escucha y voces de otras que nos han antecedido y que nos siguen acompañando; ese caminar y andar en un mundo donde podemos ser escuchadas y visibles, desde nosotras y para nosotras.”

La colectiva en la cual Bruja participa también realizan acciones de calle con el fin de visibilizar la violencia sistémica que todas las mujeres enfrentan.

“Sabemos que no tenemos ni la economía, ni las cuerpas suficientes para acompañar a todas. No podemos acompañar cada caso de denunciar. Por eso la importancia de tomar las calles; ahí cada una se puede representar.”

“Las calles son un espacio para hacer catarsis y visibilizar que las mujeres existimos.”

Bruja de Asfalto también explica que la acción de calle es una forma de sentirse fuertes en un lugar donde normalmente son acosadas, atacadas y violentadas.

“Me reconocí también como una sobreviviente de violencia en este país feminicida y cansada de escuchar sentada, decidí salir y tomar los espacios de calle de las formas que las mujeres podemos hacerlo; con creatividad, con rabia, con gozo y con alegría. Quise salir a caminar libremente a bailar a cantar y a gritar sin miedo y sin pena.”

“Pero poco a poco tuve que irme cubriendo el rostro por amenazas, violencia mediática e intimidaciones que he sufrido. La capucha representa una unión de nuestros dolores sin importar nuestro rostro, pero también representa libertad y catarsis; en algún momento ya no te das cuenta de que la traes, solo te sabes ahí por ti, por las otras y las otras para ti”.

La persecución política en Querétaro

Bruja de Asfalto explica que el movimiento feminista en Querétaro se ha fortalecido en los últimos cinco años en los cuales mujeres de diversas edades y condiciones se han unido a colectivas y han tomado las calles en fechas clave tales como el 28 de septiembre y el 25 de noviembre.

En 2020, durante el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo, más de diez mil mujeres salieron a las calles para exigir un alto a la violencia de género en el país. Este año, 2021, se volvieron a presentar más de 7 mil mujeres en la marcha del #8m a pesar de la pandemia.

“Cada día iban asistiendo más compañeras a las acciones de calles; ellas también se comenzaban a organizar, nos veían como un espacio seguro porque sabían de nuestro trabajo. Nosotras no permitimos el acceso a instituciones, partidos políticos, ni a hombres.”

“La magia que se sentía en cada marcha, en cada manifestación, se fue haciendo cada vez más grande. Ya había llegado el punto en que se hacía llamado a periodistas y fotógrafas mujeres, todas estábamos aprendiendo a cuidar de nuestros espacios”.

Sin embargo, para el 2021 la persecución política en contra del movimiento feminista se hizo presente en Querétaro cuando después del 8 de marzo, tres mujeres fueron acusadas por la Fiscalía del Estado por daños la maqueta de la Alameda Hidalgo y otras diez por daños al edificio de la Fiscalía.

La colectiva de la cual forma parte Bruja de Asfalto comenzó a acompañar a tres de las jóvenes perseguidas. Desde ese momento ella y sus compañeras comenzaron a sufrir diversos tipos de hostigamientos y persecución que Bruja asocia con su papel de acompañantes.

“Nos hacían llamadas…todavía las recibimos. Nos envían mensajes con amenazas, con hostigamiento. Una de las llamadas más fuertes que recibimos fue el 20 de julio, un día antes de la audiencia inicial de dos de las compañeras vinculadas a proceso.”

“En esa llamada, la abogada de oficio nos comenta que la gente de fiscalía estaba presionando para que nos convenciera de que las compañeras no se presentaran a la audiencia inicial del 21 de julio.”

“A cambio de que las chicas no se presentaran, la Fiscalía ofrecía un juicio abreviado. Sin embargo, las chicas no aceptaron porque eso era admitir que eran culpables y además se quedarían con antecedentes criminales.”

Bruja de Asfalto comenta que, pese a la presión de la abogada de oficio, las jóvenes citadas decidieron asistir a la audiencia y enfrentar el juicio en vez de aceptar un proceso abreviado.

Tanto las citadas como integrantes de la colectiva acordaron reunirse en un local perteneciente a Bruja de Asfalto para de ahí partir juntas a la audiencia. La óptica era un lugar de organización de la colectiva y fuente de ingresos principal de Bruja de Asfalto.

Al llegar a la óptica la mañana del 21 de julio, Bruja de Asfalto vio aterrorizada cómo el local se estaba incendiando. De inmediato, Bruja de Asfalto pensó que era debido a que la colectiva no había aceptado el trato que ofrecía la Fiscalía.

“Nos habíamos quedado de ver fuera de mi óptica, que además era un lugar en donde nos reuníamos nosotras. Un día antes pusimos en la página de la colectiva, que arda lo que tenga que arder. Al día siguiente, nos incendiaron la óptica.”

“Perdimos mucho, desde equipo de cómputo, material que usábamos para la colectiva y las marchas, prácticamente todo. Para mí, fue perder mi fuente principal de ingresos.”

Bruja de Asfalto asegura que el incendio de su óptica está directamente relacionado con el acompañamiento que ha brindado a las compañeras con carpetas de investigación y también por rechazar negociaciones con el gobierno del estado e instituciones como el Instituto Queretano de la Mujer.

“Dar un paso atrás no es opción”

Después del incendio de su óptica, Bruja de Asfalto ha recibido más amenazas por mensajes de texto y llamadas telefónicas. Además, reporta que la persigue un automóvil Vento blanco, conducido por un hombre con lentes oscuros.

Como consecuencia de la persecución y el hostigamiento, Bruja reporta afectaciones a su salud mental, a su estabilidad económica y a sus relaciones personales y familiares. Ella responsabiliza al Estado mexicano por la persecución a mujeres que levantan la voz.

“He tenido terrores nocturnos, crisis, y vivo con ansiedad constante. A veces quiero llorar y no puedo, a veces lloro al contar y al escribir mi sentir. Me he quedado sin mi fuente de empleo, y sin un espacio para vivir, me he tenido que alejar de amistades y familiares; me he tenido que ir aislando y perdido la confianza en muchas personas.”

“Responsabilizo al gobierno, al estado sobre mi situación emocional, psicológica y económica. Si bien sus omisiones, que nos ponen en peligro a todas, las puedo sobrellevar; sus ataques directos ya no.”

“Nosotras buscamos alejarnos del Estado; no creo en sus leyes, en sus instituciones, queremos algo autónomo. Pero sabemos que si nos salimos de sus normas y de sus formas nos van a cazar como ahora.

Bruja de Asfalto espera que, al visibilizar la persecución a la cual está siendo víctima, así como el grave daño emocional que ha provocado a ella y a otras jóvenes en Querétaro, el Estado piense dos veces antes de encarcelarlas, desparecerlas u otra acción más grave.

“Yo llevo terapia y acompañamiento psicológico. No puedo andar sola por miedo a que me pase algo; siempre tengo una acompañante. También pedí medidas de protección, pero me dijeron que era necesario denunciar. Yo pregunté ¿con quién voy a denunciar? ¿con la Fiscalía que nos amenaza? ¿La Fiscalía que nos persigue? ¿Quién me va a cuidar? ¿Esa Fiscalía?”

A pesar del temor y la desesperanza de ver su vida detenida por la persecución política, Bruja de Asfalto dice que no dejará de acompañar mujeres ni de luchar por una vida libre de violencia.

“Hemos tenido que aprender a documentar, así como aprender otras herramientas que antes ignorábamos pero que ahora sabemos son esenciales. Hemos hablado con las que sabemos que pasan por lo mismo y nos estamos preparando y fortaleciendo.”

“En lo personal yo pienso seguir con quien tenga que seguir y a donde tenga que seguir. Dar un paso atrás no es opción. No pensamos claudicar y pensamos seguir saliendo a tomar las calles.”

***

Este perfil se publicó originalmente en Somos El Medio:

Bruja de Asfalto: Dar un paso atrás no es opción

Comparte

ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer