El ciclo menstrual también es un signo vital

Endometrio no es una banda de punk

La fisiología del ciclo menstrual va más allá de la reproducción, porque se involucra en procesos vitales que son importantes.

Por Danielle Orendain / @OrendainDaniell

El ciclo menstrual no sólo son unos días de sangrado (a lo que llamamos fase menstrual), y sucede desde el cerebro hasta el aparato sexual (a lo que llamamos círculo funcional). El ciclo menstrual está comprendido por otras fases que suceden a lo largo de éste, de las cuales hablaré brevemente en esta columna, enfatizando detalles indispensables para entender otros procesos vitales.

La primera fase es la menstruación, inicia justo cuando nuestro útero se contrae y descama, desprendiendo un tejido que llamamos endometrio, el cérvix se dilata un poco para facilitar la expulsión y detectamos sangre que fluye vía vaginal (lo que llamamos “sangre menstrual” también contiene agua, lípidos, proteínas, algunas hormonas involucradas en su crecimiento, células muertas que comprendían el endometrio y células madre). Algunas personas, además, reconocemos la fase menstrual por falta de sueño, fatiga, falta de concentración y síntomas como dismenorrea (dolor uterino) o dolor intestinal, diarrea o estreñimiento. Si le sumamos el estrés y/o ansiedad crónica, hay altos niveles de cortisol que impactan en los intestinos y útero, generando más dolor. Esta es la fase más compleja y realmente merece descanso, sin embargo, lamentablemente, esta fase sólo ha sido estigmatizada, privada, silenciosa y padeciente.

¡Ojo! Que estos síntomas sean comunes, no los hace normales. Cuando hay síntomas, algo nos está diciendo el cuerpo. Recordemos que el autoconocimiento y la autoobservación son autocuidado. Si deseas un acompañamiento en tu salud menstrual, visita las cuentas de Menstruación Consciente SLP en redes sociales.

La siguiente fase es la “fase folicular”. En realidad, este proceso comienza a la par de la menstruación, sin embargo, los cambios más significativos detonan cuando nuestro útero termina de desprender el endometrio. Su nombre viene del proceso que sucede durante esta fase: el crecimiento folicular, que se da gracias a las hormonas: luteinizante (LH), folículo estimulante (FSH) , la progesterona y estrógenos como el estradiol . Podemos distinguir esta fase, porque cuando las hormonas se hacen presentes, podríamos tener un mejoramiento de nuestro estado del ánimo, puede que nuestro apetito regrese y durmamos mejor. Otra forma de distinguirla es observando el moco cervical, ahora el fluido que sale por nuestra vagina y moja el calzón no es menstruación, sino un moco que viene del cérvix y en esta fase suele ser cremoso y blanquecino.

Te invito a observar tu moco cervical en cada fase, para que las reconozcas y distingas, pero también para monitorear tu salud sexual, ya que una de sus funciones es generar un ambiente adecuado para la microbiota vaginal, que nos mantiene saludables; además cuida al útero de patógenos externos, y facilita o dificulta el transporte de los espermas (todo dependerá de la fase y su consistencia).

Cuando, al menos, un folículo ha crecido y madurado, hay un aumento brusco de las hormonas LH, FSH y estradiol, lo que provoca la ovulación. Es aquí cuando entramos a la “fase ovulatoria”. También en esta fase hay moco cervical, ahora será más acuoso y flexible. Gracias al aumento brusco de estas hormonas, es posible que sean días donde nuestro estado de ánimo es el más placentero, nos sentimos con más energía, podríamos sentir aumento del deseo sexual y mejora nuestra concentración. Muchas personas aprovechamos este devenir de energía para iniciar proyectos o adelantar un trabajo, también para salir a bailar, conocer nuevas personas o quedarnos en casa a disfrutar en soledad.

Si tú no te sientes así en esta fase, no te preocupes, no hay nada roto en ti. Significa que todos estos cambios también dependen de nuestra salud mental, hormonal y nuestro contexto-realidad. Por ejemplo, si estamos viviendo un momento de mucho estrés por el trabajo/escuela o si estamos viviéndonos desde un proceso de depresión complejo, claro que será difícil sentirnos re bien. Pero no te preocupes, nada es para siempre. Atiéndelo, no lo eches en saco roto.

¿Te has preguntado cómo sucede la ovulación? Te lo resumo en pasos:

    1. El folículo es tan protuberante que sobresale del ovario.
    2. El óvulo se desprende del interior del folículo hacia la cavidad abdominal.
    3. El folículo libera algunos químicos para que las fimbrias y las trompas uterinas se movilicen hacia el ovario y atraigan al óvulo.
    4. Gracias a la prostaglandina, la fimbria y la trompa uterina se contraen, esto agiliza la movilización del óvulo por la trompa uterina.
    5. El óvulo permanece vivo en la trompa entre 12 a 24 horas.
      1. Si el óvulo es fecundado, esto sucede dentro de la trompa uterina y se traslada al útero; se incrementarán hormonas como la progesterona, y otras más, para que suceda todo el desarrollo celular y embrionario.

Si estás embarazada y quieres continuar, es el momento de buscar acompañamiento y cuidarnos. Si no quieres continuar el embarazo, puedes interrumpirlo y está bien, es el momento de buscar acompañamiento y cuidarnos, también.

    1. Si el óvulo no es fecundado, es una célula que muere y el cuerpo podría reabsorberla; disminuyen todas las hormonas que han trabajado en él y en el endometrio, y comenzamos de nuevo: ¡ha menstruar!

Checa este vídeo de Nucleus Medical Media sobre la ovulación: https://youtu.be/fHV8cv_mRB8

Entre la fase ovulatoria y la fase menstrual, está la “fase lútea”. Le llamamos así, porque una vez que el óvulo abandonó el folículo, éste es considerado un cuerpo lúteo, el cuál es reutilizado por el ovario, porque tiene muchas vitaminas y hormonas que fortalecían al óvulo. El fluido en esta fase podría ser muy acuoso, todavía, y disminuirá para cuando llegue la menstruación o aumentará si hay embarazo. En esta fase algunas personas presentan el síndrome premenstrual.

Para información más detallada sobre el ciclo menstrual, te recomiendo esta nota de Clue: https://helloclue.com/es/articulos/ciclo-a-z/el-ciclo-menstrual-mas-que-solo-tu-periodo o bien, seguir en tus redes sociales a más educadoras menstruales, como yo y mis colegas que estamos en todo México y Abya Yala.

¿Te diste cuenta que en cada fase había un cambio en el estado de ánimo, en el proceso digestivo y del apetito, en el sueño, la actividad diurna y la concentración? Esto se debe a que el proceso del sistema sexual no es un hecho aislado. Mientras hay un aumento del estradiol, por ejemplo, también los hay de neurotransmisores como la serotonina que interviene en el estado del ánimo, las emociones placenteras, el apetito y la digestión; pero también fomenta la segregación de melatonina para regular el sueño. Mientras que, cuando estamos menstruando, bajan y están presentes altos niveles de prostaglandinas y oxitocina, para las contracciones uterinas. Esto es lo que genera la hinchazón y la dismenorrea primaria.

Al conocer las fases del ciclo menstrual, parece que nuestro cuerpo se prepara para poder gestar, aunque este no sea nuestro objetivo. Es aquí donde se involucra el deseo materno, no sólo implica si corporalmente estamos listxs, o no (dependiendo el caso), también son importantes otros factores sociales, políticos y corporales, para poder gestar. La reproducción no es un mandato biológico.

Para más información visita mis redes sociales, donde subo contenido de salud sexual y salud mental desde mi experiencia y formación. Me encuentras en Instagram como: @danielle.orendain https://www.instagram.com/danielle.orendain y en Twitter como @OrendainDaniell https://twitter.com/OrendainDaniell

Lo que publico en mis redes sociales es responsabilidad mía y no representa la opinión de Zona Docs.

Comparte

Danielle Orendain
Psicóloga y Pedagoga Menstrual / Me quejo y hablo de salud sexual, menstrual y placeres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer