“Las Universidades ante la marea feminista”

La Coordinación para la Igualdad de Género Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en colaboración de UNAM España y Casa América, realizaron la mesa redonda: Las Universidades ante la marea feminsita con el objetivo de reconocer la trayectoria de mujeres en los institutos educativos y visibilizar la necesidad de solucionar problemas de desigualdad, sexismo y machismo dentro de los espacios universitarios, así como su cambio hacia una visión feminista.

Por Keren Santillán/ @the.only.kxrxn

Fotografía de portada Brenda Castro en La marcha del #Terremotofeminista.

Tamara Martínez, Coordinadora para la Igualdad de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Diana Maffía de la Universidad de Buenas Aires; Carmen Andrade, Directora de igualdad de Género en la Universidad de Chile: y Victoria Robles Sanjuán de la Universidad de Granada, conversaron sobre las desigualdades de género que se experimentan dentro de las instituciones educativas universitarias, pero también sobre las líneas de intervención posibles en términos políticos, sociales, culturales y académicos.

Carmen Andrade, explicó que exigir a las universidades espacios libres de violencia y erradicación del sexismo ha sido como un “terremoto” al sistema patriarcal de educación, reconociendo que, históricamente, a través de los libros de texto, bibliografías y contenido no se visibilizó y/o incorporó un eje prioritario de derechos humanos e igualdad en las aulas, especialmente, para las mujeres académicas y universitarias:

“Algo que no hablan es que la productividad académica de mujeres coincide en los periodos de maternidad y crianza, se ignora el esfuerzo que hacen todas las personas con capacidad de gestar. Nada de eso se toma en cuenta en los sistemas de evaluación académica” mencionó Andrade.

En ese sentido, expresó que resulta vital “problematizar lo que se enseña y cómo se enseña” dentro de los espacios universitarios. Aunando a ello, Victoria Robles de la Universidad de Granada, advirtió que las instituciones educativas deben ser espacios para combatir estigmas y transformarlos junto con la comunidad estudiantil y docente, a través de la promoción de los derechos humanos, el eje de género y feminista.

Ejemplo de ello fue la marcha estudiantil del 8 de marzo en España, de la cual surgió el “Plan de responsabilidad de Granada”, un protocolo para sensibilizar e incentivar gestiones para atender casos de violencia de género y desigualdad.

“Las universidades se deben de reformar como cuidadoras, con compromisos de transformación y quehacer feminista” concluyó Victoria.

Con el objetivo de implementar políticas institucionales en materia de prevención de la violencia machista y la promoción de la igualdad de género, Tamara Martínez, Coordinadora para la Igualdad de Género de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advirtió que deben construirse acciones estratégicas colectivas en las universidades, que sean capaces de generar espacios de divulgación y cursos de conocimiento alrededor de estos temas.

En ese sentido, reconoció que la gran mayoría de éstas han emanado de la propia comunidad estudiantil, ejemplo de ello, fue la elaboración de pliegos petitorios con exigencias específicas que lograron la modificación de la normativa universitaria y la estructura del tribunal universitario, así como, cursos sobre violencia de género, señaló.

Finalmente, tomando como referente las grandes luchas de movimientos feministas que se han presentado, Diana Maffía de la Universidad de Buenos Aires, explicó que derivado de los cambios que tuvo la universidad durante sus primeros ochenta años, en 1901 surgió la primera tesis feminista llamada: El Movimiento Feminista de Elvira López, pionera argentina del movimiento. Tesis que fue el cimiento del camino a la mujer, explicó Maffía. Nueve años después de su publicación se organizó el primer Congreso Femenino Internacional con las primeras mujeres graduadas de la universidad.

“Eran muy pocas, pero muy activas. Todas ellas eran feministas teniendo ideas revolucionarias.” finalizó.

Comparte

Keren Santillán
Raíces cachanillas, agradecida por la música que genera mis latidos y apasionada por vivir una nueva aventura todos los días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer