“Aquí está la resistencia trans”: colectivas y organizaciones exigen espacios públicos seguros y libres de discriminación

Por espacios públicos sin clasismo, sin transfobia y sin discriminación, organizaciones de la comunidad diversa y colectivas feministas transincluyentes se concentraron pacíficamente en el lado mixto del Parque Revolución en Guadalajara este sábado 20 de noviembre.

En el marco del Día de la Remembranza Trans, fecha que convoca a conmemorar la vida de las personas que han sido víctimas de la violencia transfóbica, manifestaron su descontento ante las agresiones dirigidas hacia Dessiré, mujer trans que fue violentada junto con su pareja Dea, mientras transitaban el sábado 13 de noviembre por la “Mercadita”, un espacio público al que colectivas feministas radicales le han asignado la característica de “separatista”; es decir, un lugar que sólo puede ser ocupado por mujeres cis género.

Texto por Dalia Souza / @DaliaSouzal

Fotografías por Christian Cantero / @christiancantero y Leslie Zepeda / @lesszep2

Debido a los acontecimientos del día sábado 13 de noviembre con nuestras hermanas Dessiré y Dea nos presentamos para mostrar nuestro descontento por las agresiones dirigidas hacia su persona. Esta manifestación es pacífica, queremos alzar la voz y ejercer nuestro derecho a la protesta por una calidad de vida más digna y en contra de agresiones hacia la comunidad LGBT y hacia todas las personas que han sido excluidas de los espacios públicos” expresaron las integrantes de la colectiva Resistencia contra la violencia este sábado 20 de noviembre en el lado mixto del Parque Revolución, ubicado sobre avenida Juárez en el centro de Guadalajara.

La convocatoria a la concentración pacífica surgió como iniciativa de Dessiré y Dea, quienes el sábado 13 de noviembre denunciaron a través de sus redes sociales haber sido agredidas por quienes gestionan la “Mercadita”, un espacio feminista radical localizado a un costado del Parque Revolución al que sólo pueden ingresar mujeres cisgénero cuya identidad de género coincide con su fenotipo sexual o genitales, ya sea para la venta o compra de los productos que ahí se ofertan; es decir, no pueden ingresar hombres, personas tras o personas no binarias.

Fotografía Christian Cantero

Fotografía Leslie Zepada

Fotografía Leslie Zepeda

Si bien, la “Mercadita” en éste y otros lugares del país surgió como una iniciativa para la autogestión y protesta hacia la violencia económica que ha ejercido el Estado patriarcal y capitalista en contra de las mujeres, quienes se manifestaron este sábado demandaron que ésta sea “el espacio seguro que inicialmente quería ser”, pero especialmente “sin clasismo, sin transfobia, capacitismo o cualquier tipo de discriminación” explicaron.

Según narró Dea a través de una publicación de Facebook, esta no era la primera vez que junto con Dessiré, su pareja, recorrían los alrededores del Parque Revolución, ya que, además de la Mercadita, hay otros pequeños comercios ambulantes donde ellas pueden vender los anillos artesanales que producen para su sustento. Sin embargo, explicó que, en esta ocasión, tres integrantes de la mercadita se acercaron a pedirle a Dessiré que saliera del lugar por ser una mujer trans.

Dessiré. Fotografía Christian Cantero

En el video de dos minutos que Dea compartió en su Facebook se le observa diciendo a las integrantes de la Mercadita que le dejen pasar junto a Dessiré, pues se trata de su compañera, incluso, les menciona que esto que están haciendo es discriminación. Dessiré, por su parte, les explica que sólo necesitan llegar al otro extremo del parque y que no hay razón para que las obliguen rodear el área: “permítanos avanzar” les pide.

“Tu bato está invadiendo este lugar, es una protesta feminista, es nuestro lugar, no puedes estar aquí, ya salte” se escucha de fondo.

“Como ustedes saben mi pareja es UNA MUJER TRANS, nosotras vivimos en el centro de Guadalajara cerca de este parque donde cada sábado se hace vendimia de ropa, calzado, etc… No es la primera vez que hemos ido a consumir y está tarde llegan primero 3 chicas a pedirle a mi pareja que se salga por tener pene, a lo cual no nos negamos, pero en seguida nos bloquearon el paso 20 chicas más, armadas con un bate metálico y varias máquinas de toques, nos empezaron a gritar consignas en contra de las mujeres trans e insultos, una de ellas empezó a golpear a mi pareja con el bat, mientras a mí me jalonaban la silla de ruedas y pateaban mis llantas, llamé a una amiga que asistió en seguida y entre empujones, intimidación con sus armas y groserías, a penas y nos dejaron salir por un costado del lugar” fue el mensaje que compartió en su perfil de Facebook.

Dea. Fotografía Leslie Zepeda

Tras los eventos, colectivas feministas y organizaciones de Jalisco y otros estados se pronunciaron en contra de estos. Coatlicue SiempreViva, colectiva feminista en Puebla consideró estas acciones como actos de “conservadurismo y discriminación que cierta ala del feminismo ha decidido perpetuar”.

Por su parte, la Red Yo Voy 8 de Marzo reconoció que “la única forma de tener espacios seguros en la ciudad es desde la diversidad” y consideraron alarmante que “en un país tan violento mujeres jóvenes que se organizan desde un supuesto “feminismo” agredan y amenacen a la diversidad de cuerpos que no encajan en sus estándares de “mujer”, recurriendo a la victimización para justificar sus agresiones” señalaron.

Fotografía Christian Cantero

Fotografía Christian Cantero

Fotografía Christian Cantero

Fotografía Christian Cantero

Fotografía Christian Cantero

Dessiré, presente en la concentración pacífica de este sábado, recordó en entrevista que su exigencia principal es que se “respeten los espacios públicos, que no se discrimine por ningún motivo”, advirtió. Además, precisó que más allá de un castigo o sanción a quienes les agredieron, lo que solicitan es que “las autoridades actúen usando buenas maneras y que haya una acción para garantizar que todas las personas puedan estar en el espacio público que ellas quieran estar”.

Finalmente, recordó que el feminismo debe tener una perspectiva interseccional y, por ende, quienes se pronuncian desde esta postura, no deben olvidar que este movimiento es por los derechos humanos de “todas las mujeres”:

“Por ahí se ha dicho que no hay feminismo sin las mujeres trans y yo creo que sí, pero también hay que contar a las mujeres indígenas, a las mujeres en situación de calle, a las mujeres negras, a las mujeres con discapacidad, todo tipo de mujer no solamente a un grupo de mujeres radicales que se siente con el poder de decir esto sí y esto no es ser mujer” sentenció.

Con una postura clara contra la transfobia y en el marco del Día de la Remembranza Trans, las, los y les asistentes organizaron en el “lado mixto” del Parque Revolución una Pasarela Voguing, expresión de protesta y manifestación liberadora que reconoce la existencia y resistencia de la comunidad LGBTTTIQ+ a través del uso del cuerpo y el baile.

Fotografía Christian Cantero

Fotografía Leslie Zepeda

Fotografía Leslie Zepeda

La concentración concluyó con el contingente tomando la avenida Juárez y llevando hacia el lado separatista, lugar de la Mercadita y donde sucedieron las agresiones hacia Dessiré y Dea, el voguing y el recordatorio de la consiga “aquí está la resistencia trans”.

Comparte

ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer