¿Por qué es importante la visita del Comité en Contra de la Desaparición Forzada de la ONU?

Manos Libres

Por Francisco Macías Medina / @pacommedina

El Gobierno de la República hizo una recepción oficial a las y los integrantes del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU, había discursos sobre los desafíos y los hechos que a su consideración se habían realizado e incluso una bienvenida.

En el foro se observaba la bandera del organismo internacional y la presencia de cuatro de sus integrantes, los cuales se presentaron personalmente e informaron que durante su visita del 15 al 26 de noviembre, se encontrarían con familias que tienen desaparecidos, organizaciones de la sociedad civil, autoridades y otros sectores importantes, para construir un informe sobre el país y la desaparición forzada, el cual aclararon se presentaría hasta marzo de 2022.

Para muchas de las personas parecería una visita diplomática de las que comúnmente aparecen representantes de muchas instancias. Sin embargo, la presencia del CED en el contexto actual tiene gran importancia por las casi 100 mil personas desaparecidas y los más de 50 mil cuerpos sin identificar.

El periodista Rubén Martín, nos recordó en su columna Desaparecidos: la ONU no nos salvará en el diario El Informador, que México se había negado reiteradamente a recibir a la delegación y que tuvo que ser María Herrera, madre de cuatro de sus hijos desaparecidos, junto con otras colectivas y organizaciones, las que llevaran un juicio de amparo en donde se obligara al Estado a cumplir con dicha obligación. La sorpresa es que incluso se impugnó la decisión por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, lo que confirmaba una negativa a la misma, lo cual se modificó cuando el propio gobierno aceptó la visita en el mes de agosto de 2019.

Dichos organismos internacionales han sido construidos a lo largo de muchos años, como parte de las obligaciones que los mismos Estados adquieren al firmar tratados en materia de derechos humanos. Esto es interesante, porque las obligaciones para respetar y garantizar los derechos humanos, así como prevenir sus violaciones, se adquieren en favor de todas las personas que habitan un país.

Se dice mucho que los mecanismos son subsidiarios, es decir, presuponen la existencia de países fuertes en sus leyes y mecanismos que garanticen los derechos humanos, sobre todo para reparar las posibles violaciones a los mismos, pero cuando esto no ocurre, se encuentran este tipo de instancias que permiten tomar una fotografía imparcial de la situación de los derechos humanos que ocurren a nivel local.

Uno de los aspectos más importantes es que vencen las versiones únicas que se construyen desde lo local, que en el caso de la desaparición forzada ha sido ejemplificada por estigmas a las familias, estereotipos a las víctimas, criminalización de quienes defienden el derecho a la justicia y a la verdad, además de una notoria simplificación de la realidad y de una construcción inhumana que impide llegar a la verdad, reflejada en la falta de identificación humana y la impunidad, además de un control de la estadística como única verdad.

Uno de los principales aportes de una visita como la del CED, es que en el lugar, se escucha, observa, se recoge información, se hacen preguntas y se fomenta un diálogo complejo, es decir, aquél que incluye a múltiples actores a los que se les hace preguntas concretas sobre lo que ocurre, con el fin de identificar escenarios, diferencias, pero sobre todo las causas que facilitan que la desaparición se haya convertido en sistemática en varios lugares de nuestro país, de lo cual no está exento Jalisco.

Aunque pareciera que en esta ocasión, no existirán adelantos del posible informe, con toda seguridad proporcionará un diagnóstico y propuestas detalladas, que nos permitirá desvelar la realidad de lo que hasta ahora han informado las autoridades de los tres niveles de gobierno y la ruta que deberá de llevarse a cabo.

Se vence un “localismo” que permite el control de la información, de las acciones e incluso de formas de organización.

Para las familias que buscan a sus familiares desaparecidos, se trata de un logro más porque en realidad son la razón de ser de un organismo como el CED. De hecho, iniciar la visita con una reunión con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa es un signo que augura una profundidad en lo que sus integrantes observarán.

Durante la visita se refrendará una agenda de humanidad que han construido las familias buscadoras: la búsqueda con vida, las investigaciones prontas y eficaces, detener a los responsables, la prevención de las causas que propician las desapariciones, como una forma de revertir todas las acciones reactivas que actualmente se realizan. (Ver nota de ZonaDocs)

Por supuesto, la modificación de la agenda de impunidad, reflejada en las graves deficiencias de los mecanismos de identificación, lo cual pasa por capacidades recursos e instituciones acordes con una justicia que deberá de comenzar a migrar a lo transicional, que trascienda fronteras y límites geográficos, con la cooperación internacional.

Estoy de acuerdo con el periodista Rubén Martín: La ONU no nos salvará. Ellos regresarán a su sede de origen, pero nos ayudará a reafirmar que el camino de las familias buscadoras es en realidad el de dar pasos para superar una situación límite y de reconstrucción de una nación que hoy se debate entre lo superfluo y la crisis humanitaria.

Seguro el informe será un enérgico señalamiento a aquellos gobiernos que han omitido, ocultado y obstaculizado la verdad y la justicia, para los cuales no debe de haber una segunda oportunidad por lo que significan. Fijará un límite máximo de lo que debe hacerse en el corto, mediano y largo plazo sin excusas.

Por último, también será una invitación para ampliar nuestra mirada, sumarnos a lo importante y urgente y decidirnos a fortalecer más la solidaridad, porque la lucha de las familias es una de todas las personas para evitar que prevalezcan situaciones de muerte.

Comparte

Manos Libres
Francisco Macías Migrante de experiencias, observador de barrio, reflexiono temas de derechos humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer