Impunidad, tolerancia institucional, simulación y corrupción, principales obstáculos en el acceso a la justicia para las mujeres de Jalisco: CLADEM

Jalisco ocupa el tercer lugar nacional con más casos de feminicidio y desaparición de mujeres en México, sin embargo, la falta de recursos económicos, materiales y personales al interior de las instituciones públicas, la nula implementación de protocolos de investigación, la omisión de las autoridades, la impunidad, la simulación y la corrupción se constituyen como los principales obstáculos para el acceso a la justicia de las mujeres, jóvenes y niñas que han sido víctimas de estos y otros delitos por razón de género.

Así lo denunció el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres en Jalisco (CLADEM Jalisco) en su Informe “Violencias contra las Mujeres en Jalisco” este 25 de noviembre.

En rueda de prensa presentaron cifras y estadísticas que evidencian el incremento y permanencia en el estado de los delitos de violencia sexual, acoso sexual y hostigamiento laboral, violencia lesbo-odiante, desaparición y feminicidio, así como, denuncias puntuales sobre casos específicos.

Por Dalia Souza / @DaliaSouzal

“Las múltiples violencias que se ejercen contra las mujeres son visibles, pero la tolerancia social y la impunidad institucional impide ponerles freno” denuncó el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres en Jalisco (CLADEM Jalisco) en el marco de la presentación de su Informe “Violencias contra las Mujeres en Jalisco” este 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres.

Con ello, expusieron que Jalisco es el tercer estado a nivel nacional con más denuncias de feminicidio y desaparición de mujeres. Si bien, estas cifras son brutales, Guadalupe Ramos, vicepresidenta de CLADEM, explicó que éstas, al ser oficiales, presentan una realidad incompleta, es decir, el contexto de la violencia de género es mucho más complejo e invisibilizado.

En cuanto a las muertes violentas de mujeres, de acuerdo con los registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la organización explica que, aunque se reconozcan 54 presuntos feminicidios y 156 homicidios de mujeres de enero a septiembre de 2021, queda pendiente “añadir” aquellos casos consignados como parricidio, los cuales “no aparecen en el sistema nacional”.

De tal forma que, al sumar estos casos, podría advertirse que han sido perpetrados al menos 210 asesinatos de mujeres en un periodo de 9 meses en el estado, lo que es igual a 23.3 muertes violentas de mujeres cada mes durante el último año. Particularmente, la violencia machista en la entidad ha ido en aumento en los últimos tres años, según explica la defensora, y ha dejado de lado, incluso, la que fue considerada “la década de los feminicidios” a partir de 2010:

“A partir de 2010, fue la década de los feminicidios porque se rebasó el centenar de los feminicidios por año, pero en los últimos tres años se ha significado por ser más de 200 mujeres, como es este año, todavía no terminamos este año y vamos en 210” puntualizó.

En la misma tesitura, la invisibilización de los casos de feminicidio podría significar, de acuerdo con CLADEM Jalisco, que sólo el 14% de los asesinatos de mujeres sean clasificados como tal en los procesos judiciales, afirmó la defensora y abogada, Alejandra Cartagena:

“Nosotras hemos documentado durante muchos años que hay una invisibilización de este tipo penal, solo entre el 14% y el 20% de los feminicidios son considerados como tales. Estamos hablando que del 100% de las muertes de mujeres, poco más del 80% queda en el olvido”.

Aunado a ello, además de ser el estado con más desapariciones en el país (14 mil 841), el 16% de éstas se cometieron en contra de mujeres (2 mil 382), de acuerdo con la cifra histórica. Alejandra Cartagena, explicó que, frente a este escenario, la actuación de las autoridades obligadas a atender estos delitos no es distinta a la ya señalada en materia de violencia feminicida, ya que, el mecanismo de búsqueda inmediata de mujeres, Protocolo Alba en el estado “es claro que no ha funcionado” y “ha sido poco efectivo”.

Como muestra de esto, precisó la abogada, es que, en 2021, de las 926 mujeres desaparecidas -por las cuales se ha presentado una denuncia- sólo han sido difundidas 90 Cédulas Únicas de Difusión. Estas fichas de búsqueda son una de las herramientas fundamentales del mecanismo, pues permiten la búsqueda coordinada entre autoridades, sociedad y demás sectores.

Un estado con dos Alertas por Violencia de Género y con múltiples temas pendientes

Las integrantes de CLADEM Jalisco recordaron que la declaratoria federal de la Alerta de Violencia de Género en el estado fue decretada el 30 de noviembre de 2018, luego de la exigencia de las organizaciones, quienes evidenciaron el aumento de la violencia feminicida. Incluso, dos años antes de esa fecha, en febrero de 2016, ya existía el antecedente de una alerta a nivel estatal, también gestada desde sociedad civil.

No obstante, manifestaron, “dos años después las autoridades siguen sin cumplir con las acciones recomendadas para la atención, sanción y erradicación de la violencia feminicida en el estado”. Puntualmente, advirtieron que, Jalisco, es una de las entidades donde, hasta el primer trimestre de 2021, no había sesionado ni avanzado para el cumplimiento de la alerta, de acuerdo con el Reporte de análisis de los procedimientos de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)

El informe de CLADEM Jalisco, destaca que en los últimos tres años Jalisco ha sido el estado con más casos de violencia contra las mujeres, 124 mil 410, respecto a los 945 mil 282 que documentó el Banco Nacional de Datos e Información sobre Violencia contra las Mujeres de la Secretaría de Gobernación.

Es importante precisar que las denuncias por violencia de género en Jalisco, llevaron a la entidad a ocupar el segundo lugar nacional con más registros, 24 mil 335 casos.

Respecto a los delitos que atentan contra la libertad y la seguridad sexual, CLADEM Jalisco reconoce que “crecieron exponencialmente en el último año”, pasando de 3 mil 164 denuncias en 2020 a 3 mil 659, tan sólo de enero a octubre del 2021. Aun así, expresaron que existe una “gran cifra negra” en estos delitos, ya que las víctimas y sobrevivientes no suelen denunciar “por miedo, por falta de identificación, por falta de atención y por el alto grado de impunidad”.

En ese sentido, señalaron que “el aborto sigue siendo un tema de estigmatización y criminalización para las mujeres y su derecho a decidir”. Esto pese a que, de acuerdo con datos de la Fiscalía del Estado de Jalisco, se cometen en promedio seis casos de abuso sexual infantil diariamente y sólo tres de cada cien se castigan.

Frente a esto, explicaron que, en Jalisco, durante 2019, se contabilizaron cerca de 47 embarazos adolescentes por día, de acuerdo con el Grupo Estatal para la Prevención del Embarazo Adolescente (GPEA). Para la organización, “la clarificación de las cifras de estos embarazos” resulta fundamental, pues la mayoría de estos casos están vinculados al abuso sexual infantil, de aquí que, “combatir el embarazo infantil forzado es hacerlo contra la violencia sexual que viven las niñas”, expresaron.

De cara a esta realidad, hicieron un llamado a las autoridades para que garanticen “el acceso al aborto, a partir de lo establecido en la NOM 046 y la Ley General de Víctimas, con énfasis en el aborto por violación y por riesgo a la salud”.

Violencia lesbo-odiante

Con un pronunciamiento determinante al respecto, la organización reconoció que “los atentados de violencia masculina contra las mujeres, en el contexto estatal, agudiza la violencia contra las mujeres lesbianas”, por lo tanto, condenaron la violencia lesbo-odiante en Jalisco, entidad con el cuarto lugar nacional con mayor número de crímenes de odio.

En medio de esta forma de violencia, denunciaron el no reconocimiento de la co-maternidad de mujeres lesbianas y el nulo reconocimiento a las familias lesboparentales por parte del Registro Civil 1 de Guadalajara en mayo de 2021; así como “el secuestro de mujeres lesbianas para ser internadas en las llamadas terapias de conversión”. También nombraron y denunciaron la violencia política ejercida contra mujeres lesbianas, la persecución y criminalización que viven en el ejercicio político.

Recortes presupuestales que entorpecen la atención y erradicación de la violencia contra las mujeres

“A pesar del incremento de los delitos cometidos contra las mujeres en razón de género y la prevalencia de la violencia contra las mujeres en Jalisco, desde el año pasado hemos observado con preocupación los recortes presupuestales a programas relacionados con la prevención, atención, sanción y erradicación de las violencias contra las mujeres” señaló en su informe CLADEM Jalisco.

Si bien, hubo una serie de recortes presupuestales en 2021 en esta materia, el Presupuesto de Egresos 2022 mantiene a las defensoras preocupadas.

Entre los rubros que evidencian una reducción de recursos se encuentra la disminución del presupuesto asignado al Centro de Justicia para las Mujeres, que pasó de 70 millones 962 mil 096 pesos en 2021 a 50 millones de pesos en las proyecciones para 2022. En este sentido, queda pendiente cómo es que las y los diputados, así como el Gobierno estatal y los municipales, resolverán la asignación de presupuesto para el recién creado Organismo Público Descentralizado “Red de Centros de Justicia para las Mujeres” presentado por el Gobierno de Jalisco.

#JusticiaParaTodas

En rueda de prensa, la organización por los derechos humanos de las mujeres presentó algunos de los casos de violencia de género y machista a los que han dado acompañamiento y seguimiento. Uno de ellos es el de José de Jesús Covarrubias Dueñas, magistrado de la Quinta Sala especializada en materia civil del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco y presidente del Comité de ética del mismo Tribunal, quien ha sido denunciado por abuso sexual infantil.

Este sujeto, señalaron, fue también Jefe del Departamento de Derecho Público de la División de estudios Jurídicos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara en 2014 y aunque habría sido señalado por hostigar sexualmente a una alumna, no fue sancionado por la casa de estudios y, por el contrario, advierten, fue cómplice del silencio y la omisión:

“CLADEM tiene perfectamente documentado con las actas, correos y documentos respectivos, denunciamos la complicidad de la Universidad de Guadalajara que cobijó con la impunidad los actos de violencia sexual cometidos por el citado profesor”.

Al mismo tiempo, recordaron los casos de acoso sexual y hostigamiento laboral dentro de instituciones del Estado, espacios universitarios y medios de comunicación, los cuales denunciaron en el mes de octubre a través de una rueda de prensa.

Exigencias

Al Gobierno de Jalisco, la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres, la Fiscalía del Estado y todos los órdenes de gobierno:

  • La atención inmediata y prioritaria de la Alerta de Violencia de Género que permita poner un alto a las múltiples violencias que viven y padecen la diversidad de niñas y mujeres en Jalisco, sobre todo la violencia sexual, violencia vicaria, violencia familiar, feminicidios y desapariciones.
  • La armonización legislativa en Jalisco para que se incorpore en la Ley de Acceso a una vida libre de violencia, la violencia Vicaria como un Tipo más de violencia de género contra las mujeres y la incorporación de un nuevo tipo penal que sancione esta conducta criminal.

Al Gobierno del Estado, a los ayuntamientos y al Congreso de Jalisco:

  • Un Presupuesto de Egresos 2022 que priorice la asignación de recursos públicos a programas para prevenir, atender, sancionar y erradicar las violencias contra las mujeres.
  • La armonización en el Congreso de Jalisco de la Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia de derechos sexuales y reproductivos.

A la Universidad de Guadalajara:

  • Que emita una disculpa pública a todas las víctimas del profesor y magistrado José de Jesús Covarrubias Dueñas, porque con sus omisiones permitieron la impunidad y la oportunidad de continuar realizando actos de violencia sexual que ahora se ven materializados en una niña de 15 años.

“Las disculpas públicas como un acto de reparación del daño es lo mínimo que se merecen las víctimas por las omisiones y complicidad en que incurrió la propia Universidad de Guadalajara”.

Al Congreso de Jalisco y al Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado:

  • Que ofrezcan una disculpa pública a la menor agraviada por no hacer una selección adecuada y nombrar como magistrado a un depredador sexual, al que incluso nombraron presidente del Comité de ética del máximo Tribunal de Justicia del Estado.

Al Gobierno del Estado, al Congreso de Jalisco, al Supremo Tribunal de Justicia y al Consejo de la Judicatura de Jalisco, que:

“Al no existir exámenes de Control de confianza, se establezca como requisito para futuras designaciones CUMPLIR CON el 3 de 3 para todo el funcionariado del poder ejecutivo, legislativo y judicial: No tener antecedentes por violencia familiar y/o doméstica, o cualquier agresión de género en el ámbito privado y público. No tener antecedentes por delitos sexuales, contra la libertad sexual o la intimidad corporal y no ser deudor alimentario” finalizaron.

Para conocer el informe completo ingresa aquí.

Comparte

Dalia Souza
Periodista apasionada de la radio, comprometida con quienes resisten en la exigencia de verdad, memoria y justicia. Creo que el periodismo es una herramienta para construir paz y cambio social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer