Madres buscadoras, “heroínas de nuestro tiempo”: Celia del Palacio

“Heroínas de nuestro tiempo” fue la frase con la que definió la autora Celia del Palacio* a las madres buscadoras de sus seres queridos desaparecidos en México.

Durante la presentación de su libro “Porque la lucha por un hijo no termina…” testimonios de las madres del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, la escritora compartió la experiencia de construir este material memorístico y documental sobre las historias de dolor, revictimización, injusticia, violencia, pero también de esperanza, valor y dignidad de quienes buscan a sus amores desaparecidos en el estado de Veracruz.

En el marco del primer día de actividades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la escritora estuvo acompañada de Araceli Salcedo, fundadora del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba y Darwin Franco, investigador y periodista independiente del medio ZonaDocs.

Por Dalia Souza / @DaliaSouzal

“Porque la lucha por un hijo no termina y una madre nunca olvida”, es la frase que Araceli Salcedo ha repetido una y otra vez en la búsqueda de su hija Fernanda Rubí Salcedo Jiménez, desaparecida desde el 7 de septiembre de 2012 en Veracruz. Es esta misma consigna la que ha visto materializada en dos grandes proyectos artísticos y de memoria: la galería “Una madre nunca olvida” del fotógrafo Luis Daniel García Muñoz y el libro “Porque la lucha por un hijo no termina…” testimonios de las madres del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba de la historiadora y escritora Celia del Palacio.

Araceli Salcedo, quien fundó el Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba luego de la desaparición de su amada Rubí, relata que en septiembre de 2018 conoció a Celia del Palacio, durante la exposición de esta galería en La Casa del Lago de Jalapa en Veracruz:

“Tuvimos la fortuna de que Celia estuviera ahí, de que viera la galería, de que provocara en ella ese impacto y esa sensación de decir “yo quiero ser parte de toda esta lucha” y se empezó a construir este trabajo”, afirmó, recordando cómo comenzó el camino que les llevó a tener este material documental de su lucha y resistencia como familias buscadoras en Veracruz.

En palabras de la autora, “Porque la lucha por un hijo no termina…” testimonios de las madres del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba es un libro que nace y se inspira de la galería “Una madre nunca olvida”, pero que busca sumar a la tarea de visibilización y reconocimiento de la experiencia de las y los familiares que se encuentran frente a la ausencia de algún ser querido desaparecido.

“Cuando vi esta exposición en la Casa del Lago de Jalapa, vi las fotografías y me pareció que era muy importante contar sus historias, porque generalmente, como el mismo Daniel dice, vemos las fichas, estas que nos comparten con los datos de los desaparecidos, pero no sabemos lo que está detrás de ellas” explicó.

Por lo tanto, este libro incluye entre sus páginas las fotografías de Luis Daniel García Muñoz.

En este espacio de conversación que se desarrollo durante el primer día de actividades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Celia y Araceli tuvieron la oportunidad de compartir con las y los asistentes a la presentación el significado que tiene este material para sus propios procesos de vida.

“El Gobierno mexicano le apuesta al olvido, por eso nosotros trabajamos por la memoria. ¡Mi hija y los miles de desaparecidos no merecen ser olvidados!, mi hija tiene una familia que la ama, que la busca incansablemente, una madre que, a pesar de enfrentar enfermedades, no le importa. Y ahí voy a estar exigiendo y buscando no solamente a ella, sino a todos los desaparecidos que podamos localizar” puntualizó Araceli Salcedo.

Por esta razón, el libro es para ella una de las tantas batallas ganadas hasta ahora, primero por ser una apuesta contra la desmemoria y el silencio y, segundo, porque significa que otras personas, desde otras trincheras, se han sumado para “apoyarles a ser la voz de las y los desaparecidos”.

Actualmente, el colectivo del que Araceli Salcedo es fundadora incorpora a cerca de 360 familias buscadoras en Orizaba-Córdoba, quienes de manera colectiva y coordinada dedican a realizar búsquedas en vida y muerte de sus seres queridos desaparecidos.

Celia, confío a las y los asistentes que esta experiencia le “cambió de muchas maneras” más allá de la experiencia como investigadora “porque muchas veces los académicos, las académicas estamos en el cubículo y pretendemos no involucrarnos, no sentir, no meternos porque duele, porque no sabemos qué hacer, no sabemos cómo ayudar” dijo.

Tuvo que enfrentarse a sentimientos como la incertidumbre, el miedo, la tristeza, la rabia, la impotencia, pues aseguró que tras dos años de trabajo y luego de una pausa obligada por motivos de enfermedad, regresó con las familias a presentarles sus relatos y pudo ver con desaliento e indignación que la situación de los familiares no había cambiado y que, incluso, era mucho peor, algunas madres habían muerto y en todos los casos los expedientes de investigación no habían avanzado.

“Si yo que estaba afuera intentando contar estas historias sentía esto, no puedo imaginar esta rabia y este dolor que sienten ellas”.

Reconoció que también este proceso implicó cuestionamientos sobre cómo construir las historias de las familias del colectivo de manera digna, sin prejuicios y revictimización.

Este libro, aseguró, tiene la función de “visibilizar estos casos más allá de su entorno” y de “llevar la esperanza y fuerza de estas madres a otras madres que están pasando por esta situación, que están siendo criminalizadas, ignoradas, que no han recibido justicia, con el afán de unirlas de alguna manera” expresó.

Advirtió que, entre las particularidades que lo distinguen, es que todas las historias, a excepción de una, son de mujeres buscadoras: madres, hermanas, tías, esposas, que narran la diversidad de violencias que han sufrido a lo largo de sus vidas, antes y después de la desaparición. La mayoría de éstas, aseguró el periodista Darwin Franco invitado a presentar el libro, atravesadas por la violencia de género que cruza los procesos de búsqueda de estas mujeres, quienes después de hacer “todo lo posible por sacar adelante a sus hijos tras el abandono de los padres y enfrentándose a las estructuras violentas y patriarcales, también se han visto condiciona sus procesos de lucha”, explicó.

Por lo tanto, si bien, este libro contiene “historias que son dolorosas, porque buscar a una o un ser querido desaparecido en México implica tener que entrar a un laberinto burocrático e institucional donde se hace de todo, pero no buscar a quienes nos faltan”, las y los lectores encontrarán “esperanza, solidaridad, sororidad, cariño y resistencia”.

Advirtió que “esas madres, en plural y en femenino, son paisajes insurrectos y contramáquinas, -como diría Rossana Reguillo-, que se oponen a la necropolítica y a la violencia que busca imponer el terror sobre nuestras vidas y cuerpos”.

“Ellas, las madres buscadoras del Colectivo de Orizaba-Córdoba, se han acuerpado, han ocupado el espacio público, han cerrado calles, han cerrado dependencias, han estado ahí para oponerse a la violencia desde el amor, la memoria, la justicia”, insistió.

“Son historias de dolor, en efecto, duelen mucho leerlas, pero también son historias de esperanza, de fortaleza, de valor” coincidió Celia del Palacio.

Como escritora e investigadora de algunas mujeres que en el siglo XIX fueron reaccionarias a la opresión del patriarcado y lograron construir narrativas de vida distintas para sí mismas y otras, concluyó advirtiendo que son también estas madres buscadoras “las verdaderas heroínas de nuestro tiempo”.

***

“Porque la lucha por un hijo no termina…” testimonios de las madres del Colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, es un libro que se realizó con el apoyo de la Fundación Heinrich Böll y la editorial de la Universidad Veracruzana. El material se encuentra a la venta y todo lo recaudado será donado a la lucha de las familias que integran este colectivo, también puede descargarse de manera gratuita en el siguiente enlace: https://mx.boell.org/es/2021/02/25/porque-la-lucha-por-un-hijo-no-termina

*Celia del Palacio es doctora en Historia por la Universidad Nacional Autónoma de México. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, Nivel III. Investigadora del Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación de la Universidad Veracruzana, además de sus múltiples trabajos académicos ha dedicado sus letras a la elaboración y publicación de seis novelas históricas: No me alcanzará la vida; Leona; Las Mujeres de la Tormenta; Hollywood era el cielo: Biografía novelada de Lupe Vélez; Adictas a la Insurgencia, un libro sobre relatos de mujeres que participaron en la guerra de independencia y El camino del fuego.

Comparte

Dalia Souza
Dalia Souza
Periodista apasionada de la radio, comprometida con quienes resisten en la exigencia de verdad, memoria y justicia. Creo que el periodismo es una herramienta para construir paz y cambio social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer