Desigualdad y discriminación: los obstáculos que frenan la libertad en el Siglo XXI

#FIL2021

En medio de una sociedad marcada por las desigualdades extremas surge el cuestionamiento sobre qué es la libertad y quiénes somos realmente libres; ambos cuestionamientos estuvieron presentes en el Coloquio Internacional Muro a Muro que se realiza en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

En la mesa de diálogo: “¿Qué es ser libre en el siglo XXI?”, Alan Dershowitz, Chandran Kukathas, Annelien de Dijn y Nicolás Alvarado (moderador) discutieron lo que implica ser libres ante un contexto de desigualdad y discriminación.

Por Samantha Anaya / @Sam_An16

En una sociedad que se llama democrática, no debe haber lugar para la desigualdad”, fue la frase con la que la politóloga, Annelien de Dijn, inició su participación en la mesa de diálogo “¿Qué es ser libre en el siglo XXI?. Para ella, en medio de una sociedad global en donde las desigualdades son extremas: la libertad no tiene cabida, pues asegura que hasta no terminar con esas desigualdades el pesar en la libertad es “un sueño muy lejano”.

“Sobrevaloramos la libertad, pues en lo que debemos pensar es en que cada grupo construya su propia agenda, no que alguien privilegiado de otro grupo legisle en ‘pro’ de otro grupo social, históricamente vulnerado y que ha sido violentado, al cual esa persona privilegiada no pertenece”.

Asimismo, Dijin sentenció el hecho de que muchas personas mal entienden lo que es ser realmente libres, pues muchas y muchos parten de la idea de que ser libre es sinónimo de vivir sin reglas, cuando en verdad ser libre es “Vivir bajo reglas de las cuales nosotros somos coautores”.

En contraste, el historiador Chandran Kukathas asegura que lo único que se acerca a la libertad en el siglo XXI es: “el anuncio de la igualdad que no encontramos”.

El también especialista en política afirmó que la libertad radica en ofrecer a todas y todos los sujetos un catálogo de opciones que estén sujetas a la realidad de cada quien.

“Un individuo puede tener varias opciones: elegir trabajar, pagar los impuestos, ir de vacaciones, pero muchas de estas actividades están condicionadas, así que quien las realiza no está satisfecho con su vida, se siente atado, y por lo tanto no se percibe como un ser libre”.

Por su parte, Chandran Kukathas -teórico político australiano- agregó que el principio de la libertad no es el cambio en la legislación local de cada Estado, sino más bien qué tanto está dispuesta la población a tolerar; es decir, las situaciones que violentan sus derechos humanos.

En esta mesa de diálogo también se contó con la participación del abogado y escritor, Alan Dershowitz, quien, desde su perspectiva, expuso que la manera de llegar a la libertad en el Siglo XXI es a través de un mutuo acuerdo sobre una sociedad distópica.

“Desde siempre, nos hemos empeñado en hacer constructos sociales para catalogar a las personas de acuerdo a su raza, género, sexo, nacionalidad. Por esta misma razón, la desigualdad y la discriminación están al orden del día, y los muchos o pocos cambios que se han conseguido a través de las luchas sociales es gracias a que comenzamos a discutir sobre nuestra sociedad distópica, y entonces comenzamos a remarcar todo lo que está mal y que resta libertad a las personas más vulneradas en esta distópia”.

El autor también añadió que no se puede alcanzar la democracia si antes no se delimita la libertad:

“Por ejemplo, los recursos económicos: ¿qué tanto puede ganar una persona sin que otro grupo no muera de hambre? No estoy hablando de quitarle algo a alguien a quien le sobre mucho para dárselo a otra persona que no tiene nada. Mi punto es que pensar en lo que esta sociedad hipermediatizada y capitalista nos vende como libertad y, unirlo con las desigualdades que persisten, es lo que nos va a colocar en la primera línea de la libertad”.

***

Esta mesa de diálogo puede verse de manera íntegra en:

Sobre las y los participantes:

*Annelien de Dijn. Profesora de historia política e intelectual de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos. Es autora de Freedom: An Unruly History, historia intelectual de la libertad política de Herodoto a nuestros días, en el que postula la noción contemporánea de la libertad como fundamentalmente opuesta a la concepción de la democracia como gobierno de la mayoría.

*Chandran Kukathas. Historiador y politólogo nacido en Malasia. Fue jefe del departamento de gobierno de la London School of Economics. Su más reciente libro, Immigration and Freedom, postula el control de las migraciones como fenómeno que empobrece la diversidad y la riqueza cultural, resulta también en la vigilancia de los ciudadanos nativos de un país y limita la agencia ciudadana en pro del control del Estado.

*Alan Dershowitz. Abogado y escritor. Defensor y protector de la Primera Enmienda, de las libertades civiles y particularmente de la libertad de expresión, ha participado en la defensa legal de clientes de alto perfil como Myke Tyson, O. J. Simpson, Julian Assange, Harvey Weinstein y Donald Trump. Entre sus libros más recientes se cuentan The Case Against Impeaching Trump, en el que argumenta en contra del juicio político al ex presidente de EUA, y Cancel Culture, The Latest Attack on Free Speech and Due Process, en que cuestiona ese fenómeno.

Comparte

Samantha Anaya
Amo pasar tiempo con mi persona favorita: mi mamá. Considero que el ser periodista implica hacer un compromiso con la verdad, la justicia, la empatía y, sobre todo, con las personas.

1 COMENTARIO

  1. muy interesante todo pero aún no me quedo claro las diferencia que existiría entre desigualdad y discriminación. Si bien la primera es un trato favorable que se le brinda a una persona sobre otra, sin importar sus características (raza, genero, color, entre otras). ¿podría ser ese un diferenciador entre discriminación y desigualdad?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer