La Primavera: un bosque en riesgo inminente

Los incendios de las noticias son sólo la punta del iceberg. Las cuantiosas inversiones públicas para proteger el Bosque de la Primavera parecen desvanecerse en el aire, esto en medio de cuestionables manejos presupuestarios e irregulares documentaciones oficiales. Nuestro pulmón del Área Metropolitana de Guadalajara se convierte en un cerillo a medio camino de consumo, la pregunta e historia aquí contada es: ¿Quién pagará las últimas consecuencias de este ecocidio?

Este reportaje busca demostrar dos ventanas distintas: Qué está llevando a La Primavera al punto de quiebre, y qué opciones nos quedan, como habitantes y autoridades de la zona, para prevenir dicha catástrofe.

Por Leslie Espinosa, Emiliano Sedano, Benjamín Haro, Miriam Dalila Barajas y Viviana Gutiérrez.

Foto portada: Gabriel Trujillo.

“Es nuestro pulmón, carajo. Me da mucho coraje, y la gente, realmente, todos estamos preocupados”, esto comentó Paulina, residente en Pinar de la Venta, Zapopan; así reaccionó luego de experimentar un incendio forestar en dicha localidad, la cual forma parte de la zona delimitada como el Bosque de la Primavera. Este incendio ocurrió el 14 de mayo de 2019; duró más de 5 horas y se requirió el apoyo de 350 personas, 50 pipas y 2 helicópteros para controlar dicho fuego.

Otro vecino de Pinar de la Venta, Alejandro Córdova, compartió que “Queman, dicen “Pos ya se quemó, me dejas hacer mi granja, me dejas hacer mi casa, pero al rato fraccionas. Y entonces se empieza a fraccionar todo eso y ya es donde se vende todo”. Esta parece ser una preocupación compartida por los habitantes de la zona: que este y otros incendios han sido provocados intencionalmente por algún ser humano.

La Primavera, conocida popularmente como “El Bosque de la Primavera”, es un área natural boscosa que sirve tanto de pulmón del Área Metropolitana de Guadalajara, en el estado mexicano de Jalisco, como de reserva biológica para las especies y elementos naturales que allí residen. La descripción oficial se detalla de la siguiente manera:

“El Bosque la Primavera es considerado como una corriente de bienes y servicios ambientales principalmente para la ciudad de Guadalajara por el grado de conservación de su macizo boscoso”.

El bosque funciona como hábitat crítico para especies de flora y fauna representativa de la región, reservorio genético y corredor biológico, asimismo representa valores escénicos y paisajísticos de vital trascendencia que permiten la generación de oportunidades para la implementación y desarrollo de actividades de recreación y ecoturismo, resumiendo el Área Natural es:

    • Hábitat para especies de flora y fauna silvestres;
    • Protección de cuencas;
    • Protección contra la erosión, deslaves y control de la sedimentación;
    • Mantenimiento de la diversidad faunística y florística y patrimonio genético;
    • Continuidad de los procesos evolutivos;
    • Campo para la investigación científica y tecnológica;
    • Regulación del clima;
    • Captación, infiltración, transporte y saneamiento de aguas superficiales y subterráneas;
    • Oportunidad para la recreación y el turismo.

Aunado a esta descripción oficial, se establece que El Bosque es responsabilidad no sólo de su misma institución pública: el Organismo Público Descentralizado (OPD) Bosque La Primavera, sino también de la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y el propio Gobierno del Estado de Jalisco, instituciones que lo administran igualmente.

Estas imágenes muestran el área de Pinar de la Venta, la cual cuenta con población civil habitacional. Continuamente, se muestra dicha área en relación con su localización periférica al Bosque de la Primavera. Fuentes: CONANP (Superior izquierda, superior derecha e inferior izquierda) y Google Maps (Inferior derecha).

Las imágenes cartográficas producidas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas muestran que precisamente, la Carretera Guadalajara-Tepic roza peligrosamente al Bosque, ello implicando asentamientos humanos que se expanden con rapidez hacia los interiores de la reserva.

“DECRETO; ARTÍCULO PRIMERO. — Por causa de interés público se establece zona de protección forestal y refugio de la fauna silvestre la región conocida como “La Primavera” que se localiza dentro de una superficie aproximada de 30 mil 500 hectáreas de propiedad particular, en los Municipios de Tala, Zapopan y Tlajomulco, en el Estado de Jalisco”.

Decreto publicado por el ‘Diario Oficial’ de la Federación el Jueves 6 de marzo de 1980; Primera Sección, Página 6.

Foto: Gabriel Trujillo.

Una arboleda que ya no hojece

“Pasó un helicóptero por encima del coto, y agarraron agua de nuestra alberca de la casa club para apagar el incendio. No recuerdo si fue un incendio de La Primavera o fue otro incendio por aquí por la zona, pero sí recuerdo haber visto el helicóptero. Eso que agarró el agua de la alberca fue algo que se confirmó por los policías y la gente que realmente lo vio; yo lo único que vi era como venía el helicóptero muy bajo y pasó por encima de mí”, esa fue la experiencia que narró un residente de fraccionamiento aledaño a la Plaza La Rioja; ubicado en la Av. López Mateos, a escasos kilómetros del sureste del Bosque de La Primavera.

Fuegos como el relatado por esta residente, ocurrido en 2019, son muestra de las nuevas y peligrosas cercanías de la población habitacional hacia el Bosque. La toma de agua de alguno de los muchos cuerpos de agua artificiales, como fraccionamientos o clubs deportivos, pudiera tomarse como beneficioso para algunos.

Sin embargo, esta pronta accesibilidad a varios pequeños estuarios del hombre es simple indicio de la zona de riesgo en que cada vez más familias jaliscienses se establecen habitacional-recreacional y comercialmente hablando.

Vecinos de fraccionamientos cercanos al bosque de la Primavera observan un incendio forestar (Foto: Gabriel Trujillo).
El Bosque pierde terreno ante las “necesidades” del ser humano. Fuente: Anillo Primavera.

Cuando una más uno no suman dos

Hablar del Bosque significa entender al Bosque. Una información primordial para comprender cualquier acción cometida en esta área protegida es saber cuánto mide y dónde se encuentra. Aquí inician las irregularidades. El Sistema de Información, Monitoreo y Evaluación para la Conservación (SIMEC), en conjunto con la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), reconocen, en un punto, 30 mil 500 ha. (305 km2) de Área Natural Protegida.

Sin embargo, la propia CONANP se contradice; esto en un trabajo realizado en conjunto con la Universidad de Alcalá, titulado “Tasa de Transformación del Hábitat en el Área Natural Protegida: “Bosque La Primavera”, México, provocada por actividades antropogénicas (incendios) en el periodo: 2005 al 2009”.

Este trabajo afirma un área del Bosque de la Primavera de 30 mil 660 ha. (306.6). Esto significa una diferencia de área entendida como natural protegida de 160 ha. (1.6 km2).

Siguiendo con las contradicciones, una solicitud de transparencia realizada al OPD Bosque La Primavera recupera áreas de 30,500 ha. (1980-2001) y 29,956.40 ha. (2007-2021). Cifras que denotan nuevamente la falta de sincronización institucional para definir cuál ha sido la “verdadera” área del Bosque.

2005-2009; 30,660 Ha. Fuente: Comisión de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la Universidad de Alcalá.
2021; 30,500 Ha. Fuente: SIMEC y CONANP.
1980-2021. Fuente: OPD Bosque La Primavera (vía PNT).

Pedro Alcocer, reconocido arquitecto del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y fundador de la organización Anillo Primavera, proyecto que busca proteger y preservar el bosque, al respecto de la importancia de saber el tamaño y la conformación real del bosque de la Primavera apuntó.

“Concretamente, cada reserva de biosfera debería contener tres elementos: una o más zonas núcleo que beneficien de protección a largo plazo y permitan conservar la diversidad biológica, vigilar los ecosistemas y realizar investigaciones. Una zona de amortiguamiento que circunda las zonas núcleo o colinda con ellas junto con una zona de transición flexible, que puede comprender actividades agrícolas, de asentamientos humanos, donde comunidades locales, instituciones educativas, grupos de gestión, organizaciones no gubernamentales, grupos culturales, el sector económico y otros interesados trabajen conjuntamente en la administración y el desarrollo de los recursos de la zona”.

Desde la Carretera Guadalajara-Tepic, a la altura del astillero, se puede apreciar la urbanización desde las orillas del Bosque, como se ve en este cartel de “Renta de 3 mil 590 m2 con fines comerciales”. Fotografía: Miriam Dalila Barajas Baeza.

La proximidad del Bosque de la Primavera se entiende mejor cuando se ve un mapa satelital. Esto denota un Área Metropolitana “Tapatía” cada vez más expansiva hacia su suroeste, encarando abrasivamente el noreste del Bosque de La Primavera.

Esta creciente cercanía con el Bosque no solo permite una influencia negativa más brutal por parte de sus ciudadanos aledaños, además; ofrece una “experiencia” más pronta y venenosa de sus descuidos gubernamentales-civiles. El incendio del viernes 12 de abril de 2019 es uno de los tantos ejemplos documentados desde la boca de la bestia.

Incendio forestal ocurrido en La Primavera en abril de 2019 (Foto: Gabriel Trujillo).

¿Cuáles son las afectaciones reales en el bosque?

El Organismo Público Descentralizado (OPD) Bosque La Primavera, en respuesta a una solicitud de transparencia , estipula las siguientes áreas como afectadas en el Bosque de la Primavera por distintos motivos.

En 2017, El Bosque de la Primavera registró un área afectada total de mil 444.13 ha. por causas “no determinadas”; no existen registros sobre los orígenes de las afectaciones en esos espacios incididos. En 2018, se registró un área afectada total de 3 mil 056.98 ha. causados por quema de basura, desconocida, intencional, paseantes, vandalismo. En el año 2019, se registró un área afectada 2 mil 509.75 ha. por causas corto eléctrico, vandalismo, reactivación, desconocida, quema de basura e intencional, y en el año 2020, se registró un área total afectada de 52.26 ha. y mayormente las causas fueron “desconocidas”.

Esto reafirma la falta de responsabilidad por parte de las autoridades encargadas de las tareas de cuidado, protección y vigilancia del Bosque.

“Hoy terminó formalmente la temporada de estiaje 2021, en la cual se registraron 246 incendios forestales, de los cuales casi el 100 por ciento fueron provocados por la actividad humana, quemas intencionales, de basura y agrícolas. El total de hectáreas afectadas fue de 8 mil 994″, precisó el Gobierno de Zapopan mediante un Tweet en su cuenta oficial.

A pesar del registro de estas hectáreas afectadas, no ha existido un cambio en la declaración sobre el Área Natural Protegida del Bosque de las Primavera por parte de las instituciones encargadas.

Registros de incendios anuales. Información recuperada de dos solicitudes de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT). Los datos azules representan los números dados por la Comisión Nacional Forestal (Conafor) , mientras que los datos naranjas fueron proporcionados por el OPD Bosque La Primavera. Fuentes: Conafor y OPD Bosque La Primavera.
Fuente: Propio; Datos de Organismo Público Descentralizado Bosque La Primavera (vía PNT: 140237121000020).

Si sumamos estos datos encontramos que, desde el 2015 hasta el 2021, se ha quemado el 55.84% del área total del bosque.

Para poner los números en contexto social, se presentan las siguientes analogías:

  • La cancha del Estadio Jalisco tiene un área de 0.714 ha. (105m x 68x).
  • El Zócalo, en la Ciudad de México, tiene un área de 4.68 ha. (195m x 240m).

Incluso con la diferencia de áreas registradas por parte de ambas instituciones, los números revelan un incremento exponencial por parte de los incendios ocurridos en el Bosque de la Primavera.

En 2015, por ejemplo, la Conafor registró 170 ha. incendiadas (238 canchas del Estadio Jalisco o 36 Zócalos); sin embargo, la misma institución registró un total de 9,908.3 ha. incendiadas en el año 2021 (13,877 canchas del Estadio Jalisco o 2,117 Zócalos). Cabe mencionar que 2021 fue el único año en que, tanto la Conafor como el OPD Bosque La Primavera, arrojaron exactamente la misma cifra de hectáreas incendiadas.

La comparación de ambos grupos de resultados muestra la diferencia numérica que poseen ambas instituciones, lo cual impide llevar un registro teóricamente cabal con respecto a las amenazas incendiarias que padece el Bosque bajo sus supervisiones. Estas diferencias cuantitativas indican tanto una falta de seguimiento a la actividad o archivos relacionados al Bosque, como una incertidumb

Bomberos resguardando la entrada al bosque durante un incendio.

Más recursos no han significado mayor protección

Existen solicitudes que proporcionan los gastos de protección en áreas verdes en el estado de Jalisco. Igualmente hay informes sobre el número de incendios y las áreas arrasadas por el fuego; sin embargo, las inconsistencias comienzan cuando el dinero invertido no concuerda con el resultado socialmente esperado: a mayor presupuesto, mayor vigilancia y menos incendios.

Fuente: Gráfico propio; información recuperada del Organismo Público Descentralizado Bosque La Primavera (vía PNT;140237121000020 ).

A pesar del aumento presupuestal recibido tanto por el OPD Bosque La Primavera y El Estado de Jalisco, en materia de combate a incendios, el número de hectáreas afectadas por los fuegos ha crecido de manera exponencial en el registro de los últimos años. Esto contrasta con el incremento en el presupuesto otorgado para la protección al bosque.

Presupuesto anual destinado al combate de incendios en el Estado de Jalisco durante el periodo 2015-2021. Cifras expresadas en millones de pesos (MXN). Fuente: Gráfico propio; información recuperada de Coordinación General Estratégica de Gestión del Territorio (vía PNT; folio 142042121001299).

En tan solo 7 años, periodo 2015-2021, el presupuesto para la restauración y conservación del Bosque se casi cuatriplicó . Paralelamente, el presupuesto total jalisciense para el combate de incendios se casi quintuplicó en durante prácticamente el mismo periodo, 2014-2021.

Lógicamente, no sólo se intuiría; sería una anomalía inexcusable que se esté invirtiendo cada vez más dinero en un problema que, tras estudiarlo por segmentos anuales, parece ir creciendo descontroladamente. Si el dinero está allí, cada vez en mayor medida, ¿Por qué los incendios en el Bosque de la Primavera crecen sin aparente control?

Como observamos se tuvo un aumento de presupuesto en 2015; sin embargo, este no fue suficiente para disminuir los incendios pues en una solicitud de transparencia(folio UT-CNF-RSI-352/2021) se encontró que el área afectada del bosque por incendios en 2014 fue de 159 hectáreas mientras que en la solicitud 04267321, se encontró que en 2015 el área afectada aumentó a 245.19 ha y el aumento de incendios continuo en los años siguientes.

Además de las inconsistencias presupuestales también se encontraron el número de incendios. Si comparamos el número de incendios de la solicitud UT-CNF-RSI-352/2021 con la primera nos muestra que:

En 2015 el área afectada fue de 170 hectáreas; 124.4 en 2016; mil 154.60 en 2017;2, mil 617.21 en 2018, en 2019 2 mil 040.86, en 2020 28.83 yen 2021 7 mil 770.29.

Mientras que en la solicitud 04267321 los datos que se ofrecen son:

en 2015 se tuvo un total de 245.19 en 2016 115.54, en 2017 1 mil 144.11, en 2018 3 mil 056.99, en 2019 2 mil 509.75 y en 2021 9 mil 908.3.

Foto: Christian Cantero

Cuando llueve sobre mojado

Tras manifestaciones de vecinos del Bosque de la Primavera y ciudadanos preocupados, se ha decidido suspender “temporalmente” la construcción del basurero metropolitano en el municipio de Tala, ubicado justamente en las cercanías del Bosque de la Primavera cerca del corredor biológico, este hace conexión con el Área Natural Protegida con el Volcán del Tequila además próximo al Río Salado, siendo un vínculo idóneo entre la primavera y la Presa de la Vega.

A pesar de lo anterior, esta construcción viola el Reglamento de La Ley General de Equilibrio Ecológico, y la Protección al Ambiente en Materia del Impacto Ambiental, capítulo II, artículo 5, dice que sí se debe de evaluar cualquier acción que cause impacto ambiental. No obstante, la existencia de esta ley no fue impedimento para que el ayuntamiento del Tala iniciara planes de un vertedero cuya existencia representaría una amenaza químico-biológica y de salud pública para sus residentes aledaños.

Mediante estas publicaciones en la red social Twitter, Anillo Primavera advierte las terribles consecuencias de la construcción del basurero. A pesar de la temporal suspensión de la construcción de dicho basurero, los ciudadanos temen que ésta se reanude. Lo cual los ha llevado a manifestarse en contra de dicha propuesta; como se observa en la fotografía recuperada de El Suspicaz, que muestra a un grupo de vecinos manifestándose con pancartas en un kiosco local; a quienes se les unieron centenares de automóviles en protesta.

Sobre ello, Pedro Alcocer recupera que “se ha presentado una propuesta por más de 10 años sobre una zona de amortiguamiento”. Sin embargo, obtuvo como respuesta por parte de las autoridades competentes que “no lo ven necesario”.

Esto representa una contradicción en el marco legal del Estado, dado que la Semadet, Institución encargada de autorizar los proyectos para la protección del Bosque, marca una ley específica en el Reglamento de La Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia del Impacto Ambiental, el capítulo II, artículo 5. En esta ley estipula que si se presenta una propuesta para la mejora del ambiente se puede aceptar, y la Semadet hace caso omiso.

El Ingeniero Agronomo Forestal, Omar Castañeda, quien forma parte de la División de Incendios Forestales, comenta como “bastante buena” la integración de una zona de amortiguamiento. No obstante, haciendo oídos sordos a voces de los expertos, sigue sin existir una zona de amortiguamiento.

“Definitivamente lo que se necesita son dos cosas desde mi punto de vista: tener una clara intención de generar una zona de amortiguamiento para frenar la especulación y establecer claramente los criterios dónde sí se puede construir y dónde no y bajo qué características y en segundo lugar es imperante, es indispensable actualizar el programa de manejo al interior del bosque, este programa de manejo al interior del bosque, tiene 20 años de su publicación en 2001, se supone que cada 5 años se tiene que actualizar o cuando el ecosistema lo requiera”, precisó Pedro Alcocer.

Las amenazas al Bosque dejan, cada vez más, de volverse un asunto de los cuatro municipios que lo conforman, para transformarse en un tablero de juego. Tablero ya ni propio del Estado de Jalisco, pero para el resto de la Federación igualmente.

Como lo compartió el periodico El Sol de México, sobre la ahora cancelada subasta de más de miles de cuadrados por parte del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP) es muestra irrefutable de la vulnerabilidad, ahora inclusive federal, que el Bosque ha de resistir actualmente.

Foto: Bosque La Primavera

Un botón que aún puede florecer

Como se ve y comprueba, La Primavera está rodeada de personajes e instituciones que lo descuidan y amenazan. Afortunadamente, existen aún entes que trabajan por su preservación. Pedro Alcocer, Omar Castañeda y Francisco Huerta son nombres y testimonios de ello para La Primavera.

Alcocer trabaja en el Anillo Primavera. Castañeda es ingeniero agrónomo forestal y combate incendios desde hace 23 años, además de haber combatido contra algunos de los incendios más devastadores para La Primavera, ocurridos en 1998, 2005 y 2012.

Y Huerta ha realizado investigaciones para encontrar propuestas en favor de prevenir incendios. Durante estas investigaciones, se encontró un patrón de 7 años en los incendios más catastróficos, pero gracias a su propuesta en 2019 se logró prevenir algún evento de gran tamaño.

Ellos proponen soluciones y propuestas donde nosotros, los ciudadanos, podamos colaborar en mejor y mayor medida.

Como sugerencias genéricas, se exponen las siguientes recomendaciones:

  • Usa el fuego de manera responsable: si eres agrícola evita quemar para trabajar tus tierras existen métodos con los que pueden evitarse;
  • Si eres visitante, no tires basura ni uses fogatas. Si todos ponemos nuestro granito de arena, seremos más las personas que tomemos acción propositiva para salvar nuestro bosque.

Las noticias sobre incendios, predios o amenazas generales al Bosque se están volviendo cada vez más comunes ante los oídos y mentes de la ciudadanía metropolitana. Un incendio parece ser otro incendio, y una amenaza de cambio de uso de suelo suena como otra amenaza más.

Los actores e instituciones responsables de la protección de esta Área Natural Protegida han permitido que la irresponsabilidad, el desorden y la codicia cobren hectáreas y recursos que, hasta cierto punto periférico, son irreparables por el presente tiempo.

“Este modelo nos dice que prácticamente, todo el Bosque se va a quemar de aquí, al 2050…”, señaló Francisco Martín Huerta, quien junto con José Luis Ibarra publicaron en la Revista Mexicana de Ciencias Forestales, un modelo predictivo sobre los cambios que sufriría el Bosque de la Primavera para el año 2050; este dio como resultado la pérdida total del ‘Pulmón de Guadalajara’.

Un único árbol quemado no importa en lo absoluto; la indiferencia de ello sí. Nos encontramos en un punto donde, tanto las instituciones como la ciudadanía, deberemos reflexionar y contribuir acerca ya no sobre el futuro del Bosque para nuestras próximas generaciones, sino por la calidad de vida que queremos respirar el mismo día de mañana.

Nuestro Bosque, nuestro trabajo.

***

Información y contactos en caso que desees apoyar al Bosque de La Primavera:

https://anilloprimavera.wordpress.com/

Comparte

ZonaDocs
ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer