Feminismo neurodivergente: una lucha por la no estigmatización de las mentes diversas

Por años las mujeres han recibido múltiples violencias por el simple hecho de ser mujeres, pero ser una mujer neurodivergente es vivir con un doble estigma, pues estas se encuentran definidas socialmente por poseer características neuronales y/o cerebrales que difieren de lo promedio.

Por ello, con el fin de sensibilizar y reconocer las necesidades de las mujeres neurodivergentes, así como acabar con el estigma y lograr el reconocimiento de la diversidad de cuerpos y mentes, nace el ‘’Neurofeminismo’’ un movimiento que reúne a las mujeres neurodivergentes en una misma lucha.

Por Jacqueline López / @jacqueline_lope

En los años 90’s fue acuñado el terminó ‘’neurodivergente’’ por la comunidad de personas con espectro autistas y profesionales de la salud, esto para señalar que las características neuronales que ellos presentan no son anomalías o defectos, sino diferencias.

Sin embargo, actualmente una persona neurodivergente es aquella que posee características neuronales o cerebrales diferentes a las del promedio, por lo que, no solamente hace referencia a las personas autistas, sino a aquellas que presentan esquizofrenia, dislexia, dispraxia, epilepsia, daño cerebral, personas altamente sensibles, etc.

Personas las cuales viven bajo un estigma social y luchan día con día para lograr el reconocimiento de la diversidad de mentes. Así es como el feminismo neurodivergente nace, uniendo la lucha de las mujeres por sus derechos humanos y una vida libre de violencia y la lucha por la no estigmatización de las mentes diversas.

De esta manera feministas neurodivergentes unen fuerzas para crear colectivas, tal es el caso de Neurofem una colectiva internacional hecha por 4 mujeres; Constanza Muñoz de Chile, Victoria Gualito de Brasil, Magali Pérez de Argentina y Estefanía Rusco de México, las cuales buscan educar, informar y visibilizar las necesidades, vivencias y aportaciones de las mujeres neurodivergentes.

‘’Esta colectiva nace porque me di cuenta que no había mucha información, y poco se hablaba sobre el tema y así fue como en conjunto con Estefanía tuvimos la idea de crear una página para poner la información que tenemos y que está fuera de acceso público, más tarde se integró Victoria y Magali, y fue Magali quien nos motivó para que esto fuera una colectiva’’ explicó Constanza Muñoz, mujer autista

Para ellas es de suma importancia hablar de mujeres neurodivergentes, debido a que la mayoría los estudios psicológicos, neurológicos y psiquiátricos se han hecho en mentes masculinas, lo que da como resultados tratamientos inadecuados y diagnósticos tardíos, afectando la salud mental de las mujeres.

Así es como el feminismo neurodivergente busca visibilizar que las mujeres neurodivergentes no viven los mismo que los hombres neurodivergentes, pero tampoco lo mismo que otras mujeres neurotípicas: ‘’todo esto se suma y da como resultado una rama del feminismo la cual es muy reciente, pero la cual poco a poco tiene más visión y alcance’’ comentó Constanza.

Las mujeres neurodivergentes viven con la estigmatización de la sociedad, por lo que sufren de las consecuencias de un sistema social que no reconoce, ni acepta la diversidad neuronal y mental.

‘’Las discriminaciones se presentan desde una edad bastante temprana, pero el impacto más fuerte es en la edad adulta, puesto que se espera de un adulto que sea capaz de mantenerse por su cuenta, pero al mismo tiempo no se les da la oportunidad a las personas neurodivergentes’’ comentó Constanza.

Colectiva Neurofem.

Algunas de las problemáticas que atraviesan son:

  1. Discriminación laboral, esto debido a que las personas neurotípicas se encuentran llenos de tabús y prejuicios que no les permiten contratar a personas neurodivergentes. De acuerdo con la Fundación Unión Autismo y Neurodiversidad (FUAN) 84% de las personas con enfermedades mentales no tiene trabajo y aquellas que lo tienen reciben menos salario que una persona neurotípica.
  2. Infantilización, las mujeres neurodivergentes son vistas con fragilidad y como no aptas para ser independientes, por ello viven en una lucha diaria por demostrar y convencer a las personas sobre su capacidad para adaptarse al mundo.
  3. Sobrevaloración del conocimiento médico, se invalida las experiencias de las mujeres neurodivergentes por falta de estudios y literatura que hable al respecto.
  4. Son cuestionadas sobre su capacidad para mantener relaciones sexoafectivas o tener hijos o hijas.

Y aunque pocos son los libros que hablan sobre el feminismo neurodivergente y las problemáticas que enfrentan, para Victoria Gualito, pedagoga, autista y superdotada es importante recalcar que los movimientos surgen en las calles, que las personas también hacen ciencia y que, pese a que no existe mucha información al respecto, la hermandad entre mujeres, la sororidad y las mujeres neurodivergentes existen, por lo cual es una rama totalmente valida.

‘’Es muy complicado hablar de la neurodivergencia, porque las personas neurotípicas, aunque les contemos una y mil veces nuestras vivencias y problemáticas siempre van a preferir el libro, el articulo y estos son escasos, para ellos no es suficiente con nosotras, no es suficiente hablarles desde la propia experiencia y conocimiento personal’’. Explicó Victoria

Desde Neurofem buscan abrazar y dar las herramientas de lucha desde su colectiva a todas las mujeres con trastornos de personalidad y con características neuronales diferentes, para lograr comprender las diferencias y diversidades que existen dentro de la misma neurodivergencia y luchar por adecuaciones personalizadas tanto laborales como educativas.

Finalmente, Constanza lanzó mensaje para las futuras niñas neurodivergentes:

‘’Van a haber muchos problemas, será complejo, porque hay muy poca información, sin embargo, deben tener mucha paciencia, y fuerza para comprender que la información brindada la tomara solo aquel que quiera estar informado, deberán aceptar que no todos quieren aprender y que deberán soltaran a muchas personas en el camino porque lastiman, pero también es importante que aprendan a aferraste a su bienestar personal’’ comentó

Por su parte Victoria mando fuerte mensaje a todas las mujeres y niñas neurotípicas.

‘’Pensar diferente o ser diferente no está mal, las mujeres neurodivergentes no están enfermas, no todas las personas piensan como ustedes, ni sienten como ustedes, es importante reconocer el privilegio neurotípico’’ finalizó.

 

Comparte

Jacqueline López
Jacqueline López
Estudiante de Criminologia, criminalística y técnicas periciales. Feminista. Apasionada por contar la verdad, pedir justicia y respetar los derechos humanos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer