Familia de Keren exige justicia, obliga diálogo con delegada del IMSS

#AlianzaDeMedios

La familia de Keren Vallejo convocó a una protesta con centenares de personas en Mexicali para exigir que el IMSS clarifique lo sucedido después del parto y justicia por la muerte de la joven. Lograron que las autoridades las recibieran para dialogar

Texto y fotos: Daliri Oropeza / Pie de Página

MEXICALI.- Verónica Vallejo entró hasta la morgue de la clínica 31 del IMSS para encontrar a su hermana Keren. Tenían muchas horas esperando saber qué había sucedido. Les daban un reporte médico y luego otro. Hasta que les dijeron que no la podían ver, que no estaba. La opacidad con la que han llevado el caso de la muerte llena de enojo y rabia a su familia.

“Realizamos la protesta porque hasta el momento no hemos visto resultados de las autoridades, con la exigencia de justicia para que nuestra voz se haga escuchar. Nos dejaron a medias cuando nos dieron el reporte médico. Entré a pedir información, quería ver a mi hermana. Nos dijeron que ya no la podía ver, que no estaba. Que la habían pasado a la morgue. Yo me metí, la busqué en los cuartos, luego en los muertos y no la encontré. Todo estaba confuso. Hasta el momento sigue opaco, desde el inicio lo fue”, asegura Verónica durante la protesta que convocaron para exigir justicia en Mexicali.

Centenares de personas están presentes frente a la Clínica 30 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde decían que llevaron el cuerpo de Keren, para marchar de ahí a la 31 de Gineco Obstetricia, en donde ingresó. Hoy cumpliría 32 años. Están presentes sus familiares, hermanas, esposo, padre, hermanos, primas, sus amigas educadoras de la escuela Bambinos, donde trabajaba; decenas de activistas, la comunidad religiosa cristiana apostólica donde participaba y su pastor.

Todas las presentes expresan su amor y corean las consignas frente a una treintena de cámaras de medios de comunicación y periodistas que los rodean. Familiares de otros casos de negligencia médica también se presentan a exigir justicia. La ansiedad por clarificar lo sucedido está en el centro.

“Nos entró mucho miedo, hablamos de inmediato a un reportero, le hablamos de inmediato. Nos llenamos de temor, porque son capaces de borrar las pruebas”, asegura Michael Cortés, el esposo de Keren, quien queda a cargo de un hijo con diagnóstico de autismo y un recién nacido.

Asegura que le han ofrecido pensiones, por viudez, por orfandad, pero es un derecho que tienen todos, no es extraordinario: “Lo que buscamos no son becas, es justicia”.

Cuando sube el sol, las nubes despejan el cielo y comienzan a brillar los globos blancos que flotan con el nombre de Keren y la exigencia de justicia. Brillan mientras, espontáneamente, las presentes comienzan a corear consignas: “Todos somos Keren”, “Justicia, justicia, justicia”, resuena en la Colonia Nueva. También los mensajes fieros contra el IMSS y su personal.

Los puños se asemejan a los globos de frente y entre las sombras desérticas los globos se convierten en puños. Así las personas comienzan la marcha por la calle. Llegan a las puertas. Ahí suman cientos en círculo y frente a la puerta inicia un mitin sin planear. Ahí, quien a gritos exige transparencia en lo sucedido es Ana María, otra de las siete hermanas.

“Por qué dar vida te lleva a la muerte”, dice un cartel.

A las puertas de la clínica de gineco obstetricia, la familia realiza un mitin de manera improvisada. Exigen que salga la delegada Desiree Sagarnaga. Ahí, Ana María, otra de las siete hermanas Vallejo, exige a gritos justicia y el coro de cientos de personas la secundan: “Todos somos Keren”, gritan mientras el personal de seguridad cierra y asegura las puertas para evitar el paso de los manifestantes. “Era la menor”, dice mientras escurren sus lágrimas.

“¿Por qué dicen que murió de un desgarre en el útero o de una hemorragia? Si yo abrazando el cuerpo de mi hermana, le hicieron un ultrasonido y su útero estaba bien, me lo dijo su ginecólogo. Solo sean transparentes con nosotros, al fin y al cabo ya la dejaron morir”, reclama Ana María con voz desgarradora en el mitin. Se lamenta que al médico involucrado le diera flojera atenderla.

“Fue una muerte que pudo ser evitada, pero no lo hizo la doctora, mi hermana pudo haber seguido con nosotros queremos que salgan y nos digan, con toda transparencia, por qué se murió”.

El mitin persiste bajo la sombra hasta que se acerca a Ana María un delegado del IMSS, a ofrecer un diálogo con la delegada Desiree Sagarnaga Durante y una comisión de familiares.

Logran reunión

Luego de la concentración, cinco personas se reunieron a puerta cerrada con la delegada, un médico y sus asistentes. De la familia estuvieron la hermana de Keren, Ana María; su padre, Jesús Vallejo; el esposo Michael Cortés, y el pastor.

De ahí, se comprometieron a dar resultados de la investigación interna que formaron este 28 de febrero y tendrán que dar a conocer la causa de muerte.

La familia abordó a la delegada con dudas que tienen sobre la muerte, sin embargo argumentaron que no pueden dar respuesta hasta el día 28. En Mexicali, el semanario Zeta ha contado más de 30 negligencias médicas entre hospitales públicos y privados.

***

Este texto se publicó originalmente en Pie de Página:

Familia de Keren exige justicia, obliga diálogo con delegada del IMSS

Comparte

ZonaDocs
ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer