Tres años de impunidad en el asesinato de Samir Flores

#AlianzaDeMedios

Un puño de tierra selló el compromiso de continuar la lucha de Samir Flores, a tres años de su asesinato. Luego de que el gobernador Cuauhtémoc Blanco apareció en fotos con uno de los líderes del grupo criminal al que la Fiscalía adjudicó el asesinato de Samir, activistas exigen que el exfutbolista también sea investigado

Texto y fotos: Estrella Pedroza / Pie de Página

MORELOS.- Un puño de tierra podría ser solo eso, tierra… para el pueblo de Amilcingo simboliza la lucha y defensa del territorio que emprendió Samir Flores Soberanes, indígena de origen náhuatl y principal opositor a la termoeléctrica de Huexca, misma que le costó la vida.

Este domingo, 20 de febrero, se cumplieron tres años de que el activista fue asesinado y a mil 95 días de distancia no se ha logrado esclarecer el caso.

El 19 de febrero del 2019, Samir fue baleado en la puerta de su casa y murió antes de llegar al hospital.

Para sus compañeros de lucha el motivo del homicidio es claro:

“Fue por su activismo y liderazgo en la oposición al Proyecto Integral Morelos (PIM)”.

El Proyecto Integral Morelos consta de un gasoducto que sale de Tlaxcala, pasa por Puebla y llega a Morelos; un acueducto, que transporta agua de Ciudad Ayala y Cuautla, y una termoeléctrica situada en la comunidad de Huexca en Yecapixtla.

Pasan de las ocho de la mañana en la calle Vin Flores Laureano, luchador social y primo de Samir que también fue asesinado, donde está la casa del activista y donde poco a poco van llegando sus compañeros de lucha.

Es una mañana fresca, un poco extraño al tratarse de la comunidad de Amilcingo, situada en el municipio de Temoac que pertenece a la zona oriente de Morelos, donde el clima cálido es la principal característica.

La casa de luchador social está al fondo de un terreno familiar, fue construida con adobe y equipada 100 por ciento ecológica, tiene un patio amplio.

Frente a la vivienda está una mesa larga que en cuestión de minutos se llenó de flores que personas solidarias llevaron para honrar a su líder moral.

En el centro está una fotografía de Samir desde donde parece observar a los asistentes.

De fondo colocaron una manta con su nombre y estaba acompañada de consignas de lucha.

De cara a lo que parece un altar, decenas de sillas se empiezan a ocupar.

Minutos antes de iniciar la ceremonia religiosa, acción que se ha convertido en una tradición para conmemorar el aniversario luctuoso, llegan representantes de algunos poblados cercanos y de grupos de lucha.

Una comisión de alumnas de la Normal Rural Emiliano Zapata, con sede en Amilcingo, y la Normal Rural Carmen Serdán, ubicada en Tételes de Ávila, Puebla, llegaron con una corona de flores.

Alfonso Leija Salas, obispo de la iglesia católica del Río de La Plata, ofició la misa.

«La lucha social de preservar los ríos, la vida y la naturaleza también es parte del mensaje de Dios (…) si Jésus regresará estaría aquí trabajando con nosotros para preservar la vida», refirió durante el sermón religioso.

Agregó: «Samir hizo lo correcto defendiendo la tierra, el agua y el aire (…) fue sacrificado por eso (…) que su muerte no sea en vano».

Leija Salas, convocó a las y los asistentes a no abandonar las luchas del también comunicador comunitario.

«Todos pongamos en nuestro corazón esa humildad en el sentido de decir estamos presentes por las luchas por las que Samir entregó su alma y su vida», dijo.

El sacerdote pidió a los asistentes tomar un puño de tierra y colocarlo al pie de las ofrendas florales -que sus compañeros de lucha llevaron- como muestra de que arropan las luchas de Samir.

La tierra representa el origen de la vida, el origen de la lucha y el origen de Samir, explicó una asistente a la ceremonia.

La solemnidad con la que cada uno de los asistentes que pasó a ofrendar el puño de tierra selló el pactó para seguir la lucha de quien consideran como una brújula en la defensa del territorio.

Al concluir el acto religiosos repitieron algunas consignas: “Samir vive, la lucha sigue», «Agua sí, termo no» y «Agua sí, mina no».

Después, partieron en un contingente -encabezado por el pequeño hijo de Samir- rumbo al panteón de la localidad, donde descansan los restos del luchador social.

A su paso gritaron consignas entre las que se escucharon: «Samir no murió, el narcogobierno lo mató».

Se hizo una escala en la Radio Amiltzinko, la radio comunitaria que fundó Flores Soberanes, para difundir información sobre el PIM y que le permitió llegar a cientos de hogares en Amilcingo y en comunidades aledañas.

«No hemos recibido ninguna respuesta»

Al llegar a Radio Amiltzinko, Liliana Velásquez Fuentes, compañera de Samir, se separó del contingente e ingresó al sitió en el que en vida el activista pasó informando y creando conciencia en su comunidad.

De fondo se escuchaba un corrido en honor a Samir, compuesto e interpretado, por la recién fallecida María Antonieta Ruiz Zurita, habitante de Huexca e integrante de Huexca en Resistencia.

“Samir se fue para el cielo, tiene en su palma en la mano, mientras que sus asesinados tienen su reservado (…) Samir se fue para el cielo y el gobierno lo mató”…

Lili, como le llaman sus compañeros, con sutileza colocó en ofrenda floral en un sitio habilitado como altar, dentro de la cabina, donde están dos fotografías del fundador de la primera radio comunitaria en la zona.

Pese al ruido y presencia de dos personas, Velásquez Fuentes logró tomarse unos minutos para observar con la fotografía del padre de sus hija e hijo y quizá intercambiar esas miradas como la de las parejas que se dicen todo sin decir nada.

Muchas personas aseguran que aún se siente su presencia y esencia en la radio.

Para Liliana, viuda de Samir, en estos tres años que han transcurrido, en materia de justicia la impunidad ha prevalecido.

«En estos tres años en los cuales no hemos recibido ninguna respuesta, simplemente entre el fiscal de Morelos (Uriel Carmona) y el gobernador (Cuauhtémoc Blanco) se echan la bolita uno y otro (…) solo contradicciones y hasta ahora no tenemos el esclarecimiento», dijo, durante una breve plática con medios de comunicación.

Lo único que tienen claro las y los opositores al PIM, según palabra de Lili, es que no pararan hasta obtener justicia.

«Lo que no queremos es que agarren a cualquier persona con tal de cerrar el caso de Samir y decir ya detuvimos a los culpables. Nosotros no queremos que solo se detengan a los culpables materiales, también queremos a los culpables intelectuales», añadió.

La activista reprochó al presidente Andrés Manuel Lopez Obrador su indiferencia ante el caso y la falta de voluntad de las autoridades federales para que la Fiscalía General de la República(FGR) atraiga las investigaciones.

¿Narcoestado en Morelos?

Al cumplirse 36 meses de que asesinaron a Samir, “todo empieza a tener sentido”, aseguran integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos Puebla y Tlaxcala (FPDTyAMPT).

El tercer aniversario luctuoso se da en medio de una serie de asesinatos, a lo largo del país, de activistas medioambientales y periodistas.

Morelos no es la excepción, el 11 de febrero asesinaron a Francisco Vázquez, defensor del agua en el oriente de Morelos e integrante de un grupo de ejidatarios que se oponen a la puesta en marcha de la termoeléctrica de Huexca.

Cinco meses atrás, 4 de septiembre, Rodrigo Morales Vázquez, ambientalista y opositor a la reapertura del “basurero” de Loma de Mejía, murió baleado.

El 23 de marzo del 2020, a Isaac Herrera Avilés, ambientalista y defensor de la reserva natural “Los Venados”, lo asesinaron afuera de su domicilio en el municipio de Jiutepec, Morelos.

Pero además, este 2022 se inició con un escándalo nacional, tras la publicación de fotografías en las medios nacionales en la que aparece Cuauhtémoc Blanco reunido con Irving Eduardo Solano Vera, ubicado como El Profe, líder del cártel Guerreros Unidos y luego jefe de plaza en Morelos del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Homero Figueroa Meza, «La Tripa”, líder del grupo criminal autodenominado «Los Tlahuicas», grupo al que la Fiscalía estatal le adjudicó el asesinato del Samir Flores, y Raymundo Isidro Castro Santiago, «El Ray», líder regional del CJNG en Morelos.

Después, le siguieron mantas que ventilaban los presuntos vínculos de Blanco Bravo y Hugo Eric Flores, exdelegado federal de Bienestar Social en Morelos, con la delincuencia organizada.

El 6 de enero en el poblado de Oaxtepec, en Yautepec, en una lona se acusó al gobernador de haber solicitado favores previo a la visita de Andrés Manuel López Obrador al estado, todo como parte de los acuerdos alcanzados con grupos delincuenciales.

Se advirtió al gobernador que de romper “los acuerdos” ventilarían datos precisos que dejarán al descubierto presuntos vínculos que mantenía con los grupos delictivos y detalles sobre el homicidio de Flores Soberanes.

“Se ha destapado la situación que se vive en Morelos, no solamente de narcopolíticos, si no de un narcoestado; es decir, estamos hablando de una estructura que acompaña al Estado mexicano para la imposición de los megaproyectos”, dijo Juan Carlos Flores, asesor legal e integrante del FPDTyAMPT.

Recordó que desde el 20 de febrero del 2019 se apuntó a que los asesinos de Samir fueron personas del crimen organizado.

“Lo que ha prevalecido en todo este tiempo es una manipulación en todo el caso de Samir, primero el propio gobernador dijo que el fiscal (Uriel Carmona) sabía quién había matado a Samir pero que no lo decía por miedo”, dijo.

Luego, el fiscal de Morelos anunció, un día antes de la última visita Andrés Manuel Lopéz Obrador a la entidad, la detención de Javier “N” como presunto responsable del asesinato pero no aclaró que llevaba encarcelado un año y solo se le notificó que también enfrenta cargos por ello.

Para los integrantes del FPDTyAMPT, es importante que en las investigaciones sobre el asesinato de Samir Flores sean investigados Cuauhtémoc Blanco y Hugo Eric Flores como probables autores intelectuales.

“Hay muchas evidencias y desde el inicio Hugo Erick, incondicional del gobernador, fue señalado como principal sospechoso”.

Juan Carlos Flores.

Recordó que el 19 de febrero de 2019, Samir y Hugo Eric sostuvieron un acalorado debate en un foro informativo en el municipio de Jonacatepec realizado para difundir los presuntos beneficios de PIM a la comunidad del oriente de Morelos.

“Pero nunca los han tocado para ellos, pese a las evidencias, no hay elementos”.

«Resultado parcial»

En entrevista para Pie de Página, el fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara, aseguró hay avances en la investigación sobre asesinato de Samir aunque admitió que son parciales.

“Sí hay resultados, hay una persona vinculada a proceso como autor material, es un resultado parcial, y eventualmente vamos a dar con todos, incluso los autores intelectuales”, dijo.

El fiscal reveló que existen dos personas más involucradas en el crimen, ya con orden de aprehensión, pero no quiso detallar más al respecto

El fiscal negó que exista dilación en estas investigaciones.

“Los resultados toman tiempo, los asuntos a veces toman tiempo. En el caso de Samir las cosas no están en nuestra manos, queremos resolver los asuntos en horas, estamos trabajando”, expresó.

A tres años de distancia del asesinato, Carmona Gándara promete que no habrá impunidad.

“Cuesta trabajo pero no va ver impunidad, desgraciadamente no tenemos un plazo perentorio y seguimos trabajando, la gente que comete delitos normalmente los perpetra de manera oculta y cuesta trabajo acreditar el delito”.

-¿Se incluirá en las líneas de investigación al gobernador y al ex delegado de Bienestar Social?- se le pregunta.

«Hasta ahora no tenemos algún elemento jurídicamente que sustente que las fotografías (donde posa el gobernador de Morelos con líderes de grupos delincuenciales) tengan que ver con el asesinato de Samir Flores, pero son comunicaciones irregulares que se atribuyen a grupos delincuenciales», dijo

Agregó:

“Cuando menos hasta este momento no hay un sustento legal pero no se descarta (…) por supuesto que si en las investigaciones derivaran que hay responsabilidad en algún servidor público nosotros procederemos en su contra”

Por ahora, los restos de Samir Flores descansan en el panteón de su natal Amilcingo, sitio hasta donde llegó el contingente de amigos y familiares para dejarle flores y la promesa de que continuaran su lucha.

***
Este texto se publicó originalmente en Pie de Página:

Comparte

ZonaDocs
ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer