Todo lo que implica la marcha del #8M

Escribiéndonos Resistimos

Regina Vázquez, morra escritora potente y miembro de la Colectiva de Morras Escribiéndonos Resistimos.

El 8 de marzo es una fecha conmemorativa para todas las mujeres. He visto y escuchado en repetitivas ocasiones que los hombres felicitan a las mujeres, esto realmente es un error, no es una fecha en la cual se festeje algo, ya que se conmemora un hecho que sucedió en Estados Unidos, el 25 de marzo de 1911: las mujeres que trabajaban en una fábrica textil se manifestaron para exigir igualdad de sueldos y jornadas, a comparación de los hombres.

Por esta manifestación, el dueño de la fábrica encerró a todas las mujeres e incendió la fábrica, durante su jornada laboral. Este es uno de tantos hechos que han sucedido a lo largo de la historia por la lucha de igualdad, derechos y mejores condiciones de vida.

Por ello, el 8 de marzo de 1975, las Naciones Unidas propuso el Día Internacional de la Mujer, pero no fue hasta 1977 que la Asamblea lo proclamó y aprobó.

Si después de esta información todavía no encuentras cuál es la diferencia entre festejar y conmemorar, aquí te lo digo: festejar involucra un hecho que se celebra y ocasiona felicidad; conmemorar, en cambio, involucra hechos dolorosos o tristes que se recuerdan de manera solemne.

Ahora vayamos a la marcha, una de tantas acciones que se realizan para conmemorar este día. Con ella, siempre la sociedad entra en debate, debido a que algunos y algunas están a favor y otras y otros en contra.

Lo que se realiza en las marchas es iconoclasia (destrucción de monumentos o imágenes, con fines religiosos o políticos), no es grafiti. La iconoclasia se ha visto a lo largo de la historia feminista y de la historia universal.

Muchas personas comentan: “deberían hacer marchas pacifistas, así no afectan a la sociedad”, pero debo hacer hincapié en que cualquier marcha repercute, en un grupo de ciudadanos, así la marcha sea pacifista, se cierran avenidas principales para marchar, consecuencia de que haya aún más tráfico y algunas personas no lleguen a tiempo a compromisos que tenían. Es por esto que he llegado a la conclusión de que a todas las personas a las que les molesta la marcha del 8 de marzo lo que les molesta en un trasfondo es el movimiento tan fuerte del feminismo.

En repetidas ocasiones he escuchado que muchas personas comentan: “las feministas de antes sí realizaban cambios reales, las de hoy en día no”. Este tipo de comentarios minimiza las acciones del presente, simplemente que en México se estipuló la Ley Olimpia (sanciones para la persona que difunda contenido íntimo de otra persona sin su consentimiento), entre otras acciones que se han realizado en los últimos años.

Demasiadas personas consideran que ya no tenemos causas por las cuales luchar, debido a que las feministas a lo largo de la historia han luchado por derechos para tener una vida digna. Por lo que hoy en día se lucha es para que estos derechos sean respetados, para concluir con la violencia que sigue ejerciendo el hombre hacia la mujer.

Más de 10 mujeres al día son asesinadas en México, el año pasado se registraron 2 mil 427 feminicidios y en enero del presente año se reportaron 76 feminicidios .

El sin número de desapariciones de mujeres es otro motivo por el cual marchar este 8 de marzo: la violencia económica, laboral, doméstica, sexual, etcétera, estos son motivos por los cuales se sigue luchando para erradicar la violencia y el patriarcado.

Muchas personas piensan que el patriarcado ya no existe, pero en realidad todavía perdura, desde el simple hecho que en la política ya participan mujeres, pero éstas se ven invisibilizadas y muchas han afirmado que han sido violentadas dentro de este ambiente.

Nuevamente retomaré que, desgraciadamente, las mujeres son invisibilizadas, un simple ejemplo es que en los libros de lectura pública, la mayoría de los autores son hombres.

Y eso se traslada otros escenario, por ejemplo, menciona -por lo menos- a 15 mujeres que sean exitosas en la política, arte, historia, en algunas profesiones en específico, etcétera. Lo más seguro es que estés pensando demasiado en completar 15 mujeres.

Esto es el claro ejemplo de que las mujeres son invisibilizadas, debido a que sí hay muchísimas mujeres exitosas, pero son muy poco mencionadas.

El patriarcado no solamente afecta a las mujeres, sino que también a los hombres, por el simple hecho de algunas actitudes que son inculcadas desde la niñez y adolescencia; ejemplo de estas actitudes inculcadas son el pagar la cuenta a tu pareja y reprimir los sentimientos porque si un hombre los llega a expresar lo tachan de “marica”.

Otro hecho que a la mayoría de las mujeres les molesta es que haya hombres que se sientan parte del movimiento, ellos nunca serán parte del movimiento por mucha empatía que sientan hacia las mujeres. Lo que es aceptable es que apoyen el movimiento y erradiquen conductas machistas, misóginas, en ellos mismos.

Un ejemplo de esto sería que yo soy heterosexual, apoyo a la comunidad LGBT, pero no me siento parte del movimiento, porque nunca podré experimentar la discriminación de la sociedad por mi orientación sexual. Lo mismo sucede con los hombres en el movimiento del feminismo, por mucha empatía que sientan nunca podrán experimentar lo que experimenta una mujer por el hecho de ser mujer.

Por último, me queda agradecerles a todas las personas que leyeron este artículo, recuerden que el cambio comienza por nosotras/nosotros…

***

Conoce más de de la Red Feminista de Maestras Guadalajara en:

https://www.facebook.com/MaestrasFeministasGDL/

Comparte

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer