“Ya nos cansamos de no ser escuchadas”: alumnas exigen mayor seguridad dentro y fuera de las instalaciones de la Universidad de Guadalajara

En un espacio autogestionado se movilizaron estudiantes pertenecientes a la comunidad de la Universidad de Guadalajara para exigir mayor seguridad en sus centros educativos, afuera de la Rectoría del Centro de Ciencias de la Salud.

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799

“La UDG protege acosadores”, “Estudiar no debería de costarnos la vida” y “¡Queremos justicia para compañeras!” se leía en los carteles de las estudiantes de preparatoria y universidad pertenecientes a la Universidad de Guadalajara (UdeG), quienes se manifestaron para exigir mayor seguridad dentro y fuera de sus planteles educativos.

A las 11:00 de la mañana comenzó la concentración en las jardineras del edificio de Rectoría del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), se veían alumnas con su pañuelo morado en mano junto con una pancarta.

Esta acción fue realizada debido a las cuatro tentativas de privación de la libertad y una agresión directa contra alumnas en los alrededores de las instituciones. El caso más reciente fue el de una estudiante de la Preparatoria No. 11, joven que presentó denuncia por privación de la libertad y abuso sexual.

Por lo mismo, decidieron reunirse fuera de la Rectoría de CUCS, puesto que comparten instalaciones con la Preparatoria No. 11 y por ende, la seguridad es la misma en ambos planteles.

Fotografía de denuncia (Foto: Aletse Torres).

A los minutos que comenzó la manifestación, salieron las autoridades universitarias para invitarlas a dialogar sobre la situación de inseguridad, sus exigencias y propuestas en el Auditorio Dr. Roberto Mendiola Orta, junto con miembros del cuerpo policiaco de Guadalajara.

En la reunión, las alumnas señalaron que al momento de ingresar no existe seguridad, puesto que los rehiletes no funcionan y quienes están en las puertas no piden la credencial de estudiante.

“Cualquier persona puede entrar, el otro día la policía le habló a uno porque no le enseño nada y como no lo alcanzó, mejor lo dejo irse ¿ese es el personal que nos protege?”, sentenció una de las asistentes.

Estudiantes de la Universidad de Guadalajara exigieron seguridad (Foto: Aletse Torres).

Siguiendo esta misma línea, expresaron que sólo cuentan con una patrulla que no sirve de nada” y los elementos policiacos no cumplen su trabajo:

“Nomás pasan una vez a las 7:00 de la mañana ¿eso para qué me sirve? Para nada, la policía no nos cuida, nos cuidamos entre nosotras”.

Frente a esto, uno de los policías que estaba presente les pidió que realizaran propuestas para atender la inseguridad, ya que declaró que ellas “conocen mejor sus problemáticas”.

“¿Por qué tenemos que hacer su trabajo? Se supone que ustedes deberían encargarse” le respondió una de las estudiantes.

(Foto: Aletse Torres).

Por otra parte, gran parte del alumnado solicitó que atendieran las denuncias de acoso y hostigamiento en la universidad. Algunas compartieron sus testimonios junto con los nombres de sus agresores, quienes aún laboran y estudian en el plantel:

“Tengo desde 2018 una denuncia en proceso, veo a mi agresor todos los días y esperan que me quede callada”, exclamó una alumna.

“No es justo, tenemos que convivir con quienes nos violentan. A ustedes no les importa que tenga que estudiar con miedo”, señaló otra estudiante.

“Mi amiga denunció, lo pusimos en el tendedero y lo gritamos siempre. Nuestro agresor sigue dando clases”, puntualizó.

El Rector del CUCS, José Francisco Muñoz Valle, manifestó que para poder atender los casos que hay en el centro es necesario que se denuncien a la institución.

“No podemos hacer nada sino van a denunciar formalmente, recordemos que se trata de un proceso legal”, expresó el Rector.

Carteles de denuncia elaborados por alumnas de la UdeG (Foto: Aletse Torres).

Ante esta respuesta, la comunidad estudiantil denunció que en más de una ocasión han presentado las quejas formales, pero no proceden por falta de pruebas contra los agresores.

“Nos piden que denunciemos, lo hacemos, nos sometemos a un proceso revictimizante, uno que nos violenta y, al final, nada pasa por falta de pruebas. La UdeG no nos cree, no nos cuida”,sentenció una de las asistentes.

Como posible solución temporal, el Rector del CUCS propuso que se generará una mesa de trabajo que empezará a fungir a partir del mes mayo, la cual resolverá las problemáticas señaladas y atendiera las exigencias de las estudiantes. La mesa estaría conformada por autoridades de la universidad, elementos de la policía y estudiantes (10 o 12) que representarán a todas las asistentes.

Después de dar por finalizada la reunión, un grupo de estudiantes declaró que no se sintieron escuchados. Al contrario, había sentido poca empatía por la situación a la que se enfrentan todos los días y hasta hostilidad por parte de las autoridades.

Sin embargo, esto no las desmotiva, se convierte en una razón para seguir luchando, para seguir gritando el nombre de sus agresores, acuerparse entre ellas y pedir justicia por sus compañeras y amigas.

“Ellos no han hecho nada, si han ocurrido cambios es por nosotras y ya no pueden detenernos”, sentenciaron.

Manifestante señalando la poca atención a las denuncias presentadas en la Universidad de Guadalajara (Foto: @laudegnomecuida).

Comparte

Aletse Torres
Aletse Torres
Vivo de café, amo los gatos, no creo en las etiquetas. Desde niña quise ser periodista por Spiderman, me invento unas fotos, cubro cualquier tema con pasión, respeto y verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer