UdeG indiferente frente al reclamo de las familias de personas desaparecidas en mega marcha

“Únete, únete que tu lucha puede ser” repitieron una y otra vez familiares de personas desaparecidas en Jalisco, durante la mega marcha que la Universidad de Guadalajara realizó, este jueves 26 de mayo, para exigir respeto a la autonomía de la máxima casa de estudios.

Aunque se unieron a la movilización en busca de solidaridad y empatía de parte de la comunidad universitaria, su reclamo recibió poco eco de asistentes y organizadores; esto a pesar de que en los discursos de las y los políticos universitarios se hacía alusión a la crisis de desapariciones en el estado.

Sólo “brincando” el envallado que rodeaba el templete principal frente al Teatro Degollado en el Centro Histórico de Guadalajara fue que las familiares pudieron ingresar al escenario y tomar la palabra por cerca de dos minutos.

Por Dalia Souza y Aletse Torres

“Mi hijo también era universitario” recordó Leticia Mireles, parada frente al templete que instaló la Universidad de Guadalajara (UdeG) en Plaza Liberación durante su “mega marcha” este jueves 26 de mayo en la capital de Jalisco.

Ella busca a sus hijos Brian Martínez Mireles y Ángel Omar Piña Mireles, desaparecidos el 18 de febrero de 2019; se unió a la movilización universitaria porque creyó que recibiría la solidaridad y el arropo de las dos comunidades que más se han visto azotadas por el crimen que le arrebató a sus amores: las juventudes y las y los estudiantes.

Como ella, otras madres y padres se unieron con la convicción de generar mayor visibilidad sobre la problemática que atraviesa al estado con más desapariciones del país con 14 mil 953 (al 26 de mayo de 2022).

Foto: Aletse Torres.

Salieron junto al mega contingente a la altura de las oficinas administrativas de la UdeG. Ahí, en medio del bloque donde se ubicaron los centros universitarios regionales comenzaron a gritar sus consignas y exigencias, pero sin respuesta.

Foto: Dalia Souza.

Frente a la indiferencia, las familias les recordaron con megáfono en mano que, tal vez sus hijos e hijas estarían ahí también, pero que, dado el contexto de violencia que lacera a la entidad y al país, fueron víctimas de una desaparición. “Muchos estarían aquí, pero están desaparecidos”, expresaron.

Leticia Mireles, ella busca a sus hijos Brian Martínez Mireles y Ángel Omar Piña Mireles (Foto: Dalia Souza).

No les quedó más que adaptar las consignas que repetía el mega contingente universitario, intentando generar una especie de “simpatía” sonora. Así, en lugar de corear “U-de-G” una y otra vez, las familias clamaron “únete que tu lucha puede ser”.

En nuevo intento por llamar la atención de las personas convocadas a marchar colocaron las lonas con los rostros de sus hijos, hijas y seres queridos desaparecidos en el piso, justo al llegar a la Catedral de Guadalajara. Y, si bien, algunas miradas se volvieron hacia ellas, lo cierto es que otros asistentes pasaron por encima de las fotografías ignorando lo que éstas significan para las familias.

Familias buscadoras frente a la Catedral de Guadalajara (Foto: Dalia Souza).

Cansadas de aguardar bajo el sol para que fueran convocadas a tomar la palabra, tuvieron que abrirse paso entre los bloques de manifestantes hasta llegar al templete principal.

Ahí la comunidad universitaria aclamaba al rector de la Uden, Ricardo Villanueva, gritándole: “no estás solo”, mientras éste ofrecía su discurso: “No estoy solo (…) Ni un segundo me he sentido solo en esta lucha por la dignidad”, expresó el ex candidato a la gubernatura por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Frente templete donde habló el rector de la UdeG, Ricardo Villanueva, las familias pidieron un espacio para hablar, el espacio lo tuvieron que tomar, pues no se los dieron (Foto: Dalia Souza).

Parecía que las únicas solas y que no estaban siendo escuchadas eran las familias. Y es que, pese a que se posicionaron frente a las cámaras al escenario donde se encontraba el rector, ni él, ni ninguno de los funcionarios universitarios que se encontraban en éste les dieron la palabra.

Fue sólo al término del evento que “agradecieron la presencia de FUNDEJ”, nombre de sólo uno de los colectivos de familiares que asistieron a la presentación, pues ahí estuvieron presentes Huellas de Amor, Colectivo Luz de Esperanza y Entre Cielo y Tierra Desaparecidos Jalisco.

A pesar de que en los discursos dados por integrantes de la Universidad de Guadalajara se hizo mención de las personas desaparecidas, sus familias en la marcha no recibieron mucha atención (Foto: Dalia Souza).

No obstante que el rector Ricardo Villanueva aseguró en su intervención que la Universidad de Guadalajara se había convertido en la “voz de los que no tienen voz”; no obstante, las madres tuvieron que brincar el vallado para tener un turno y reproducir su mensaje de exigencia y auxilio.

Cuando por fin lo hicieron, sus voces se escuchaban agitadas y emocionadas por la larga travesía que les había implicado tomar la palabra. Ahí, la señora Lety Mireles recordó al Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, los asuntos que quedan pendientes para atender la problemática de las desapariciones; mientras que, al rector de la Universidad de Guadalajara le pidió no olvidar a las y los estudiantes que no han vuelto a sus planteles porque han sido víctimas de una desaparición:

Apenas unas cuantas decenas de los más de 104 mil universitarios y universitarias que asistieron a la movilización para apoyar a la universidad y reclamar el mal actuar del gobierno local se quedaron o detuvieron para escucharles.

Estos son algunos de los rostros de las y los integrantes de la Universidad de Guadalajara que están actualmente desaparecidos. (Foto: Darwin Franco).

Comparte

Dalia Souza
Dalia Souza
Periodista apasionada de la radio, comprometida con quienes resisten en la exigencia de verdad, memoria y justicia. Creo que el periodismo es una herramienta para construir paz y cambio social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer