Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+: La lucha por erradicar un doble prejuicio

El Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+ es un espacio seguro que busca visibilizar la violencia, marginación y discriminación que viven las personas con alguna discapacidad que se identifican como parte de la comunidad diversa en Jalisco. Su objetivo es erradicar el doble prejuicio que padecen por no apegarse a las etiquetas sociales diseñadas para las personas con discapacidad.

Por Luisa Páez / @luisaa_pz

Fotos: Christian Cantero / @ChristianChMalv

En México, ser una persona con discapacidad es difícil, y no tanto por la discapacidad en sí, sino por la falta de infraestructura y la falta de una conciencia social sobre los derechos que estas personas poseen; entre ellos, los derechos sexuales y reproductivos, entre los que se incluyen, el derecho a la identidad de género.

La intersección entre la discapacidad y la identidad de género, a decir del Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+, es complicada porque no siempre se respetan sus distintas identidades de género, sobre todo en el ámbito familiar.

Pero no sólo ahí, en el ámbito social también es poco común que los diferentes movimientos civiles en pro de las personas con discapacidad aborden esta intersección con apertura, lo cual igualmente se replica desde los movimientos en pro de los derechos de las personas LGBTTTIQ+, pues pocas veces se incluye a las personas con discapacidad.

Quienes viven esta intersección se sienten aislados y poco identificados con ambos movimientos sociales; por ello, es que un grupo de personas con discapacidad han decidido crear el Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+.

“Muchos nos han platicado esta dificultad de asumirse, por un lado, como persona con discapacidad, lo que ya implica todo un proceso de aceptación y reconocimiento, de amor propio y autoestima. Y si a este proceso le añades ahora el proceso que implica el reconocerte como gay, lesbiana, hombre o mujer trans, bisexual, queer… todo se hace complejo y estas son situaciones personales que muchas veces se viven desde la oscuridad, en soledad y aislamiento”, expresó Rodolfo Torres, Director Estatal de Inclusión a Personas con Discapacidad del Gobierno del Estado de Jalisco, y, quien además, es una forma parte de la comunidad sorda al ser CODA, un hijo oyente de padres sordos.

En 2019, frente a la necesidad de hacer algo para afrontar las dificultades que viven las personas con discapacidad LGBTTTIQ+, el colectivo VIVA LBTA SORDA, decidió acercarse a la Dirección de Inclusión a Personas con Discapacidad para expresar su interés en la participación de la marcha Pride de ese año.

La Dirección se dio a la tarea de vincularles con las personas organizadoras de la marcha de 2019; así lograron darles -en ese momento- un espacio con todas las medidas y normas de seguridad, así como las de accesibilidad y de asistencia personal. Esa fue la primera vez que su presencia se hizo visible en la marcha Pride de Guadalajara.

El empuje y trabajo de inclusión de VIVA LBTA SORDA, es el antecedente directo de la creación del Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+, el cual nace originalmente desde la comunidad sorda, éste no se limita a recibir personas de esta comunidad, pues ésta abierto a todas las personas con discapacidad LBGTTTIQ+ y a personas aliadas.

Las personas aliadas, en este caso, son familiares de personas con discapacidad o profesionistas que se reconocen desde la diversidad sexual, y quienes además brindan un servicio y acompañamiento a las personas con discapacidad.

Actualmente, el Colectivo está conformado por alrededor de 30 personas con discapacidad y aliados, en donde están presentes todas las discapacidades: auditiva, visual, motora, intelectual y psicosocial.

Eleni.

Una de las integrantes del Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+ es Eleni Monserrat Marull Gamboa, quien pertenece a la comunidad sorda. Desde 2017, se dedicó a investigar todo lo referente a la comunidad LGBTTTIQ+, pues quería comprender qué era lo que ella sentía. Fue hasta 2019, después de conocer qué es la identidad de género, que decidió confesar a su familia que era lesbiana, situación dificil que terminó en una aceptación plena de su familia.

Su vivencia le hizo cuestionarse cuántas personas más de la comunidad sorda vivían esa misma situación; eso la animó a crear un espacio para brindarles apoyo e información.

Este querer ayudar la ha llevado también a estudiar Pedagogía, carrera que estudia de manera virtual; sin embargo, continuar con sus estudios no ha sido fácil porque en sus clases en línea no siempre se cuenta con subtítulos, razón que orilló a contratar un intérprete, quien se encarga de traducir a lengua de señas todo el contenido de sus clases.

Actualmente, trabaja en la organización Educación Incluyente A.C, pero confesó que le gustaría tener un segundo empleo para trabajar más en la intersección entre los derechos que tiene como personas con discapacidad y aquellos que poseen por formar parte de la comunidad de la diversidad.

Tal y como lo manifestaron durante la Marcha Pride 2022, en la cual Eleni y sus compañeres marcharon como parte del Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+. Durante la marcha, Eleni confesó a ZonaDocs lo importante que fue para ella participar:

“Para mí o para nosotras y nosotros (la comunidad de personas sordas) en particular, nos lleva todo un proceso aceptarnos como personas sordas o como miembros de una comunidad lingüística, y luego aceptar que también somos parte de la comunidad de la diversidad sexual es un proceso que nos hace mucho más fuertes, que nos hermana con otras personas y nos ayuda a darnos cuenta que los humanos somos diversos”.

Sobre su importante presencia y el apoyo que deben de tener del gobierno, Rodolfo Torres, Director Estatal de Inclusión a Personas con Discapacidad del Gobierno del Estado de Jalisco, señaló:

“Nosotros desde la Dirección de Inclusión a Personas con Discapacidad, estamos atentas y atentos a lo que requieran. Hemos estado generando este acompañamiento, esta vinculación. También acercarlos con la Dirección de Diversidad Sexual, con el Maestro Andrés Triviño, en aras de que también cuenten con aliados desde el ámbito gubernamental, en este caso la Subsecretaría de Derechos Humanos que es donde están estas direcciones del Gobierno Estatal”.

¿Qué asuntos están pendientes?

Dentro de los asuntos pendientes más importantes está el crecimiento e institucionalización del Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+, pues en este momento es un colectivo con buenas voluntades, pero al que hay que darle mayor estructura.

Así mismo, existe la gran necesidad, desde el propio Colectivo, de acercarse a otros colectivos, tanto de discapacidad como de la diversidad sexual, pues existe el interés de tener un mayor intercambio, así como de sentirse parte del movimiento que trabaja por los derechos de las personas de la comunidad LGBTTTIQ+.

“Es muy importante tener en cuenta que la discapacidad en crecimiento número uno en México es la discapacidad psicosocial, y tiene que ver con situaciones de depresión, trastorno de personalidad, algunas cuestiones de salud mental. Muchas personas de la comunidad LGBT con depresión, viven situaciones de violencia, de discriminación que atañen a su salud mental, entonces, por ahí también se puede pensar una de las acciones clave”, expresó Rodolfo Torres.

En cuanto a los derechos que exige este Colectivo está el respeto que deben darles como personas; el derecho a la participación en el espacio público para expresar sus ideas, emociones y su existencia. A ello, por supuesto, hay que sumarle el derecho a la accesibilidad universal, entendiendo que no solamente se habla de infraestructura arquitectónica o mobiliario urbano, sino también se habla de acceso a la información, incluso hasta en transporte.

A estas demandas, como expresó Eleni, también hay que hacer valer su derecho a la información, sobre todo, por parte de aquellos programas y servicios que existen para apoyarles y atenderles. Todos estos derechos forman parte de la Convención Sobre los Derechos de Personas con Discapacidad de la Organización de las Naciones Unidas, la cual fue firmada por el Estado Mexicano.

Tanto Eleni Marull Gamboa como Rodolfo Torres, consideran que muchas personas con discapacidad de la diversidad sexual se enfrentan a un doble prejuicio, simplemente desde el desarrollo de su sexualidad y en su interacción con las demás personas. Se enfrentan también a la falta de espacios, a la falta de información sobre sus derechos sexuales y reproductivos.

“Todo esto muy raramente se les puede hacer llegar, pues en el ámbito de la discapacidad, prima mucho una visión conservadora, incluso, hasta religiosa. Muchas organizaciones son de corte católico, donde raramente se habla de la diversidad sexual o de la sexualidad, o de los derechos de la mujer, y esto también implica un gran problema”, explicó Rodolfo Torres.

De ahí que la labor del Colectivo de Personas con Discapacidad LGBTTTIQ+ es ser un espacio seguro y de inclusión para todas las personas con discapacidad que formen parte de la comunidad diversas de Jalisco.

Comparte

Luisa Páez
Luisa Páez
Me gusta el café y bailar. Creo que la música es la mejor compañía en cualquier momento. No sabía que me gustaba el periodismo, pero aquí estoy haciendo lo que hago con amor y respeto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer