“Mientras los tribunales no actúen: el Parque San Rafael seguirá siendo destruido”

Aunque existen dos suspensiones judiciales contra las obras del vaso colector que construye SIAPA, la dependencia intermunicipal continúa construyendo en el parque San Rafael en Guadalajara, Jalisco. Rodeados por cerca de 100 agentes de seguridad pública, el Colectivo Vecinos Unidos por Jardines de la Paz no puede más que esperar a que reaccionen los tribunales que otorgaron la suspensión.

Mientras tanto, las obras avanzan, talando y triturando árboles, perforando y drenando el manto freático debajo del parque, bajo el resguardo de policías de diversos municipios, de policías estatales, y de elementos del ejército; todo esto en desacato a la suspensión que ya existía contra la obra.

Por Andrés de la Peña / @andres_dlap

El martes 12 de julio de 2022, el Colectivo Vecinos Unidos por Jardines de la Paz convocó a una rueda de prensa para informar sobre el estado de la obra del vaso colector que se construye en el parque San Rafael. La declaración más importante fue que las autoridades, pese a los impedimentos judiciales, sigue destruyendo el Parque San Rafael.

“Vecinos Unidos” se ha opuesto a la construcción desde que inició en 2017 e, incluso, lograron frenar la maquinaria por la vía legal al demostrar que dañaría considerablemente el arbolado del parque y el hábitat de dos especies de loros endémicos de México.

Sin embargo, el 16 de junio, el alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, anunció que las obras se reanudarían pues se habían retirado algunos recursos legales que impedían la construcción. La cuenta oficial del SIAPA también publicó un anuncio en este sentido.

El Colectivo nunca renunció a su defensa del parque; por ello, solicitó una suspensión contra la obra para evitar la tala de árboles que llevaría a cabo SIAPA para hacer el vaso colector. Esta suspensión se les otorgó el 22 de junio por el juez séptimo de Distrito en Materias Administrativa, Civil y del Trabajo, Óscar Alvarado Mendoza.

Sin embargo, en la madrugada del 28 de junio, horas antes de recibir la notificación de la suspensión, el Gobierno de Guadalajara sorprendió a los vecinos con un operativo articulando a más de 150 unidades de diversas fuerzas de seguridad pertenecientes a los tres órdenes de gobierno, incluyendo diversas corporaciones municipales.

Cerco de seguridad en el Parque San Rafael (Foto: Andrés de la Peña).

Desde entonces, el parque está cercado, acorralado por la policía municipal de San Pedro Tlaquepaque, Guadalajara, Tonalá, Zapopan y El Salto, así como por la policía estatal de la Secretaría de Seguridad y de la Fiscalía del Estado de Jalisco. Y por si se quedara corto el despliegue de fuerzas, también se instalaron unidades del Ejército Mexicano.

Las obras se reanudaron por la fuerza ante la impotencia de los vecinos, aún con la suspensión otorgada. El tribunal admitió una denuncia por desacato de parte de Vecinos Unidos, recibiendo pruebas y manifestaciones del colectivo y de múltiples dependencias municipales, pero no ha tomado ninguna medida hasta ahora.

La vocera del Colectivo Vecinos Unidos por Jardines de la Paz, Gabriela Cervantes, explicó:

“Depositamos varios recursos en el juzgado, dos de ellos para que se haga el cumplimiento de la suspensión Ya estamos a día 12 y todavía no vemos al secretario que se haga presente para clausurar la obra”.

La organización se encuentra muy preocupada con lo lenta que ha sido la justicia en su respuesta al desacato de la suspensión por parte del SIAPA y el Gobierno de Guadalajara:

“Luego estamos escuchando que el día 15 se van de vacaciones los de Ciudad Judicial y que vuelven hasta el 15 de Agosto Nosotros seguimos aquí, documentando y tenemos quejas en diferentes dependencias: en PROFEPA, en PROEPA, ya tenemos una denuncia popular en CONAGUA, ya tenemos denuncias penales contra los responsables de la obra, en este caso Pablo Lemus Navarro”.

Hasta ahora, las procuradurías de protección ambiental de la federación (PROFEPA) y del estado (PROEPA) sólo firmaron la recepción de la queja de los vecinos, lo mismo que la Comisión Nacional del Agua. La única respuesta favorable la ha dado la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco al emitir una serie de medidas cautelares: a todas las corporaciones de seguridad estatales y municipales identificadas como responsables les pidió la garantía del derecho a la libertad de expresión y al SIAPA le solicitó la garantía del derecho de acceso a la información.

La Dirección de Medio Ambiente de Guadalajara autorizó la tala de 257 árboles que crecieron sobre la zona donde se construye el colector pluvial. Los vecinos alegan que se talaron varios cientos más.

En el plazo desde la suspensión del 28 de junio se taló la mayoría del arbolado que estaba en la zona del vaso colector. Aunque el SIAPA aseguró que sería plantado de nuevo en el parque, los vecinos y diversos medios de comunicación pudieron verificar que los árboles se trituraron después de ser cortados. Uno de los registros de este daño lo realizó el periodista José Toral, publicándolo en sus redes sociales.

Unidades del ejército mexicano resguardando el parque (Foto: Andrés De la Peña).

¿Por qué se manifiestan los vecinos contra el vaso colector?

El Parque San Rafael ha estado bajo asedio desde 2017, cuando su zonificación en el Plan Parcial de Desarrollo Urbano cambió para convertir varias áreas verdes en equipamientos que fueron concesionados a operadores privados que hoy cobran por su uso. Además, en el Club Chivas San Rafael, una amplia área verde se vendió a la inmobiliaria Grupo San Carlos para el desarrollo “Gran San Rafael”, que pretende edificar 14 torres con 13 niveles cada una.

La gota que derramó el vaso para este colectivo de vecinos fue el inicio de construcción del vaso colector sobre la cancha de béisbol del parque, que en cada intento de construcción ha arrasado calles y arbolado. El proyecto es parte del Programa de Manejo Integral de Agua Pluvial (PROMIAP) de 2009 y el estudio técnico público más reciente es de 2016.

Este estudio fue realizado por SIAPA para solicitar una exención en la evaluación de impactos ambientales, y detalla cómo el colector disminuiría las inundaciones en la zona al atender el cambio a la hidrología que produce la urbanización. También sostiene que en la zona (la cancha de béisbol) no hay arbolado: el arbolado que se taló en las últimas semanas creció desde que se suspendieron las obras por primera vez en 2017.

Secuencia en mapas y fotografías que muestra la manera en que se ha ido quitando terreno al Parque San Rafael con el paso de los años.

Un detalle relevante es que en el estudio se realizaron nueve sondeos, encontrando que el nivel de aguas freáticas en el parque, que va de los 3.6 metros a los 4.2 metros de profundidad. Esto significa que el vaso colector invade el acuífero.

La postura de los vecinos se complejiza por la historia de esta confrontación, pero en realidad es sencilla: piden que se detenga la concesión de áreas del parque, que se deje de talar árboles, que se protejan las especies endémicas del parque. Respecto al vaso, piden que, en lugar de construir infraestructura que expanda el potencial de urbanización para dar mayores beneficios a desarrolladores inmobiliarios como Grupo San Carlos, se conserven las áreas verdes que ya regulan los flujos de agua a través de la infiltración.

Por si fuera poco, las obras del vaso colector perforan el acuífero y bombean agua del subsuelo constantemente, tirándola al drenaje. Esta extracción del agua subterránea, en conjunto con las vibraciones de la construcción, ha causado hundimientos y socavones en las calles, así como daños en diversas viviendas de la zona que no cuentan con cimientos modernos.

“Nosotros no estamos jugando. Aquí lo que está en riesgo es la forma de vida de la comunidad, nuestra vivienda y nuestro medio ambiente. Las autoridades creen que por ser administradores tienen el derecho de venir a decidir por todos los que aquí vivimos”, fue lo que mencionó la vocera del grupo.

La administración del entonces Presidente Municipal, Enrique Alfaro Ramírez, argumentó que los vecinos actúan desde un interés ilegítimo, político, y que los cambios a la planificación parcial y la proyección del vaso colector se hicieron de manera participativa. En realidad, el Colectivo registró cómo se opuso al cambio del plan parcial y a la construcción del vaso colector en las instancias de socialización desde el principio.

Hoy, la gestión municipal de Pablo Lemus Navarro sigue una estrategia similar: se asegura que los vecinos que se oponen al vaso colector son una minoría, sin un interés legítimo, y atravesada por intereses de particulares ajenos a la colonia y partidos políticos.

A decir del grupo vecinal, personal de la Dirección de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Guadalajara se ha presentado en varias ocasiones a repartir lonas para que quien esté a favor del vaso colector la cuelgue, intentando ponerlos en contra del Colectivo Vecinos Unidos por Jardines de la Paz.

Lonas que han aparecido colgadas alrededor de las vallas de la construcción donde se tacha al colectivo Vecinos Unidos de engañoso.

Este medio tuvo acceso a evidencia fotográfica donde aparecen funcionarios de esta dependencia cargando lonas como las que aparecen en las vallas de la obra, diciendo que los vecinos están desinformando. Igualmente, una funcionaria de la dependencia subió a su perfil personal en redes sociales una publicación donde estaba impartiendo una plática sobre el vaso colector en una vivienda particular.

***

Para más información acerca del Colectivo Unido por Jardines de la Paz y Colonias Aledañas A.C. pueden visitar su página en Facebook:

https://www.facebook.com/paz.jardinesdelapaz

Comparte

Andrés De la Peña
Andrés De la Peña
Periodismo y Relaciones Internacionales. Sostenibilidad e interseccionalidad.

1 COMENTARIO

  1. perdon pero si isiste este reportaje que mentiroso eres muy mala informasion yo llevo viviendo en la zona mas de 43 años y todo lo que pones es verdaderamente falso porque no te asercas alos que si estamos de acuerdo y somos los verdaderos vecinos las lonas que supuestamente dises que las dio el gobierno para poner encontra del mentado colectivo que ni siquiera son de san rafael las compramos entre varios que si somos vecinos informate primero antes de ablar ahora esos eran campos de beisbol por supuesto que no abia arboles ya que en un campo de beisbol como va ver arboles es ilogico mira si quieres saber mas te invito aque ables con nosotros para que des la informasion correcta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer