Un acompañamiento menos protocolario y más cuidadoso

Endometrio no es una banda de punk

Por Danielle Orendain /@OrendainDaniell

En mi experiencia acompañando y siendo acompañadx, me he dado cuenta que seguir un protocolo, paso a paso, nos permite evitar algunos errores. Sin embargo, acompañar personas va más allá de eso, incluso acompañar implica poner al centro las necesidades de la persona, nuestros límites, miedos y otras emociones que nos motivan a “hacer las cosas chido”.

Sin embargo, hoy les quiero compartir cómo ha sido para mí acompañar el aborto más allá de mostrar un “paso a paso” desde el protocolo del “Manual de práctica clínica para un aborto seguro” que la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó. Acá te dejo el manual, por si le quieres echar un ojo: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/134747/9789243548715_spa.pdf&ved=2ahUKEwjfjb6Q2bb6AhUGg4kEHaS2CeAQFnoECCcQAQ&usg=AOvVaw0mB2gda7PlcSDWEWGPPimr

Antes quisiera compartir que mi experiencia se basa en el aborto clandestino, en casa, con misoprostol y de manera digital. Esto significa que mi experiencia no es la experiencia de todxs lxs acompañantes y que no es la única forma de acompañar un aborto.

¿Por qué clandestino?

Porque vivo en uno de los estados de la república mexicana que tiene un código penal sobre el aborto, el cual en el Artículo 228 señala que la persona que a voluntad interrumpa su embarazo será sancionada con la cárcel, y la misma sanción aplicará para quien “haga abortar” a la persona. Es decir, si alguien acá me llegase a denunciar, es posible que vaya de 2 a 5 años a la cárcel. Y esto no sólo atraviesa a las personas que abortan a voluntad y a lxs que acompañamos. También a quienes abortan por alguna condición física/fisiológica (aborto espontáneo) y que en el servicio de urgencias fue criminalizadx por algún médicx desinformadx y punitivista, o por su familiar. Y como existen irregularidades en los ejercicios penales de México, actualmente lxs presxs por abortar no tienen sentencia o son sentenciadxs bajo otros delitos.

Por eso es importante que esté 28S nos pronunciemos en contra de todo sistema penitenciario y exijamos libertad a lxs presxs politicxs.

¿Por qué en casa y con misoprostol?

Porque es uno de los recursos más accesibles que tienen muchas personas que desean y deciden interrumpir su embarazo. No quiero decir “todxs” porque la realidad es que mientras este tema siga tan estigmatizado, criminalizado y castigado, es difícil que este tipo de recursos lleguen a todas las personas.

Sin embargo, y como lo recomienda la OMS, este es uno de los procesos de aborto seguros que podemos utilizar bajo ciertos criterios.

¿Cómo se utiliza?

Cuando una persona que está gestando entre las semanas 1 y 12 de gestación decide interrumpir el embarazo puede ir a la farmacia más cercana; por ejemplo, Farmacias del Ahorro para pedir una cajita de Misoprostol en tabletas de 200mcg, que cuesta alrededor de $600 pesos mexicanos, y aprovechar para llevarse pastillas para combatir los síntomas de la diarrea como Loperamida; pastillas para combatir los síntomas del dolor uterino como Ibuprofeno; un termómetro, bebidas rehidratantes o suero oral, toallas menstruales tamaño nocturnas y unos snacks para el proceso de espera y descanso. O bien, pedir todo esto por las diferentes aplicaciones de servicio a domicilio.

La tercera opción es pedirle al acompañante que consiga todo este paquetito. Adicionalmente también se puede agregar un celular con batería y acceso a llamadas e internet (para el acompañamiento a distancia, el monitoreo y cualquier emergencia), películas o series favoritas, un almohadón o bolsa de agua caliente para los cólicos y dinero para taxi o un raite seguro.

De la cajita de misoprostol sólo se utilizarán 12 pastillas, las cuales se tomarán de la siguiente manera:

    • Coloca 4 pastillas debajo de tu lengua o entre la mejilla y la encía, por 30 minutos y traga el resto con agua.
    • Espera 3 horas.
    • Coloca 4 pastillas debajo de tu lengua o entre la mejilla y la encía, por 30 minutos y traga el resto con agua.
    • Espera 3 horas.
    • Coloca las últimas 4 pastillas debajo de tu lengua o entre la mejilla y la encía, por 30 minutos y traga el resto con agua.
    • Y listo, ahora toca esperar el proceso de contracciones y expulsión del saquito de gestación.

Durante ese proceso habrá síntomas comunes y esperados y debes monitorearlos: contracciones uterinas más fuertes que los cólicos menstruales, náuseas, diarrea, sensación de ir al baño, fiebre que no debe mantenerse mayor a 38°C, sangrado mayor al de la menstruación, escalofríos y mareos. No todas las personas presentan estos síntomas, los más comunes son las contracciones fuertes y el sangrado, porque son los signos de aborto seguro.

  • Los síntomas de alarma que nos indican acudir al servicio de urgencias son: fiebre persistente después del proceso y sangrado que no se detiene (llenas dos toallas nocturnas en menos de 30 minutos o salen hilos de sangre de tu vagina que no se detienen). En el hospital tienes derecho a recibir atención médica por aborto espontáneo y no dar información de cómo sucedió el aborto, para evitar la criminalización. Ellxs no tienen cómo comprobar que fue inducido.
  • El proceso es largo, entonces, no te olvides de comer algo que te haga sentir bien y mantenerte hidratadx, para eso es el suero oral o las bebidas rehidratantes. Evita el exceso.
  • Tampoco te olvides de expresar tus pensamientos y emociones. Puedes y tienes el derecho a sentir y expresar lo que desees. Es tu proceso y puedes hacer lo que quieras.
  • Si lo necesitas, puedes tomar el ibuprofeno, 1 cápsula de 600mg cada 8 horas y no superar 4 cápsulas en un periodo de 24 horas.
  • Si lo necesitas, puedes tomar 2 tabletas de Loperamida de 2mg cada una, y si la diarrea no para puedes tomar 1 tableta de 2mg después de cada evacuación y no superar las 8 tabletas en un periodo de 24 horas.
  • El almohadón o la bolsa de agua caliente ayuda a desinflamar el útero y te pueden dar un poco de alivio. El dolor puede ser intenso, resiste, va a pasar.
  • Si necesitas recibir acompañamiento después de tu aborto, muchxs psicólogxs podemos darte ese espacio. Pregúntale a tu acompañante si conoce alguien que va a respetar y acompañar tu proceso desde ahí.
  • Por último, pero no tan último, es importante que te hagan una exploración uterina (ecografía) para saber si tú útero ya está vacío y se dió con éxito el aborto. Este estudio te lo puedes hacer entre el día 10 y 15 después del aborto. En salud digna es más económico.

Es aquí donde les invito a detenernos y pensar que los procesos de acompañamiento van más allá de un protocolo.

Interrumpir un embarazo es un trabajo complejo para nuestro cuerpo, no grave pero sí complejo, así como otros procesos que nos mantienen vivxs. La diferencia es que este proceso tiene muchísima carga moral, estigmas, prejuicios, rechazo y hasta castigo. Claro que desde ahí se gestan muchísimos sentires aversivos y pensamientos de culpa o confusión.

A lxs acompañantes nos toca escuchar las necesidades físicas, emocionales, económicas y hasta espirituales, morales y religiosas de las personas que acompañamos; además debemos ser conscientes de lo que podemos acuerpar acompañando o lo que no podemos ni queremos hacer, y se vale. Lo que no se vale es que interpongamos nuestros saberes sobre la experiencia de esa persona, o que supongamos que un protocolo es suficiente para llevar el acompañamiento.

Una vez una persona me compartió que la persona que le iba a acompañar le comenzó a hacer bromas sobre el aborto, que no pidió, y se sintió invalidada, sintió que se estaban burlando de ella y de su proceso, y decidió buscar ayuda por otro lado hasta que llegó conmigo. No me imagino la intención de la persona que le hacía bromas, tal vez era su recurso para sobrellevar este proceso; sin embargo, muchas veces estos recursos afectan a las personas aunque no sea nuestra intención.

Otra situación que debemos señalar es hacer acompañamientos desde el cisexismo y asignarle un género binario a un proceso que no sólo es de las mujeres cis, sino también de las personas trans binarias y no binarias que están gestando y deciden abortar. Desde decir que sólo las mujeres se embarazan y abortan, hasta centrar el protocolo a la experiencia cis y descartar toda la experiencia trans, no sólo la experiencia de quienes están en proceso de transición con terapia hormonal, sino también para las otras realidades y experiencias. Porque también importan y nos han demostrado que generalizar los protocolos nos lleva a abandonarles en su proceso.

Un acompañamiento desde el respeto, la compasión y la empatía nos ayudan a que sea seguro, y también se construya una narrativa diferente y personal, diferente a las narrativas alrededor del aborto que muchas veces nos toca atravesar. Por ejemplo, que nos sintamos malas personas, criminales o crueles, por el hecho de respetar y ejercer los derechos humanos, los derechos sexuales y reproductivos, y el derecho a decidir sin ser encarceladx.

Amigx acompañante, gracias por tu labor y gracias por existir. Recuerda que también mereces ser acompañadx, porque también necesitamos acompañar a quien acompaña y cuidar a quien cuida.

Este 28S y todo el año, es con la banda trans binaria y no binaria, con las personas periferizadas que deciden abortar, con lxs acompañantes y con lxs presxs politicxs que les arrebataron la libertad por abortar.

***

Para más información visita mis redes sociales, donde subo contenido de salud sexual y salud mental desde mi experiencia y formación. Me encuentras en Instagram como @danielle.orendain https://www.instagram.com/danielle.orendain y en Twitter como @OrendainDaniell https://twitter.com/OrendainDaniell 

Lo que publico en mis redes sociales es responsabilidad mía y no representa la opinión de Zona Docs.

Comparte

Danielle Orendain
Danielle Orendain
Psicóloga y Pedagoga Menstrual / Me quejo y hablo de salud sexual, menstrual y placeres.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer