“Ahora que estamos juntas”: un documental sobre mujeres que luchan para habitar sin miedo el espacio público

0
832

“Ahora que estamos juntas” es el nombre del documental que captura las historias de un grupo de mujeres que quieren y luchan por habitar sin miedo las calles de la ciudad. La cineasta Patricia Balderas emprende un viaje íntimo y colectivo para comprender las violencias que han atravesado su vida, la de su madre y la de todas las mujeres que le rodean, con el propósito de mostrar la resiliencia y acuerpamiento que han construido juntas. 

Por Aletse Torres Flores / @aletse1799 

Fotografías cortesía. 

En 2015, Patricia Balderas Castro se adentró por primera vez en temas relacionados con el acoso callejero y la violencia de género, luego de participar en un curso de apropiación del espacio público. Ahí conoció a la colectiva Red R2, un grupo de mujeres feministas. 

Desde entonces, Patricia descubrió “otro mundo”, uno en el que pudo reconocer las experiencias de violencia, abusos e injusticia que enfrentan las mujeres en México y en el mundo. Comenzó a cuestionar aquellas ideas que había aprendido, incluido su rol como mujer ante la violencia callejera. 

En ese momento, Patricia decidió acompañar en las calles – y en la lucha feminista –  con su lente a aquellas mujeres que estaban resistiendo. 

en su camino diario por las calles y en las protestas feministas, ahí me di cuenta de que la violencia regresaba nuevamente a ellas en forma de burlas, amenazas y represión” comentó la directora. 

“Ahora estamos acá” es el nombre de la pieza audiovisual que narra diversos testimonios de mujeres que buscan habitar y apropiarse de su tránsito por las calles de la ciudad. 

La documentalista captura el movimiento feminista a través de su historia, la de su madre y la de las mujeres que la acompañan para encontrarse, mostrando que dentro de un mundo tan violento, permanecer juntas, construir autodefensa y preservar la alegría es revolucionario.

El nombre proviene de una de las consignas que escuchó en sus primeras marchas, para ella le hacía sentido como no solamente era la lucha de una, sino de la lucha de todas

las protagonistas decían que  lo más importante en este momento es que estamos aquí, es que estamos juntas y creo que eso lo dice todo, es como reconocernos, reconocer lo que estamos haciendo y reconocer lo que otras mujeres han hecho también”. 

Balderas explicó que optó por una narrativa audiovisual que terminara siendo un viaje íntimo entre su vida personal y la vida colectiva de otras mujeres como ella, reconociendo su propia capacidad y la de otras mujeres para actuar ante estas violencias. 

Su propósito es mostrar y entender que el problema no son las mujeres, sino un sistema plagado de impunidad, que les oprime y les silencia de diversas formas.

Patricia Balderas Castro, directora del documental “Ahora que estamos juntas”.

Sin embargo, a lo largo de la pieza se trastocan otros tópicos como los cuerpos, el feminismo, la colectividad, las consignas, los recuerdos, las posibilidades de reflexión que convergen en un derecho que es urgente: el de las mujeres por transitar en un espacio seguro, cómodo y libre de violencia. 

“Después de un tiempo reconocí su cansancio, su miedo y su vulnerabilidad, esa otra parte que no solemos ver en los medios y que de alguna forma se conectaba con mi propia historia” sentenció Patricia.

Uno de los factores que “la impulsaron” a capturar con su cámara estas experiencias es el reconocimiento de las diversas formas de violencia que han atravesado su vida. 

Yo no solía defenderme, pero empecé a hacerlo cuando entendí que lo que a mí me hacían era violencia”.

Y es que el sentimiento de “pena” o “vergüenza” que le generó ese reconocimiento la llevó a comprender que son emociones que la mayoría de las mujeres experimentan, debido a ideas y tradiciones que han sido impuestas por el sistema patriarcal. 

Por esta razón, uno de los objetivos principales de la cinta es generar empatía con aquellas mujeres que han soportado, callado y normalizado las violencias, para reconocer en colectivo que la culpa y la vergüenza que sienten las mujeres al ser violentadas o al no defenderse, no les pertenece. 

Y que esta realidad, puede ser reconstruida, que las mujeres pueden transformar la historia de silencio por una voz fuerte y colectiva.

La película se estrenó en el Festival Internacional de Morelia de 2022. Fue ganadora del premio al Mejor Largometraje Documental Realizado por una Mujer y el Premio del público para Documenta en el Festival Internacional de Cine de Morelia 2022.

No obstante, estará disponible en las salas de cine comerciales y en algunas plataformas de streaming como FilminLatino. 

La documentalista estará realizando funciones en espacios públicos. Esta serie de proyecciones es parte de la campaña de impacto #NoNosSeparemos que tiene como meta impulsar el deseo de apropiarse colectivamente del espacio público y fomentar espacios seguros de diálogo donde se compartan herramientas para actuar ante las violencias callejeras. 

Estas presentaciones estarán acompañadas por actividades recreativas, artísticas y/o de convivencia. 

El feminismo y el cine mexicano 

Para Patricia, en la industria del cine “aún falta muchísimo que aprender”. En su trayectoria ha notado que no existen muchas películas que hablen del feminismo. Por ello, considera que esta pieza es el resultado de esa escasez, donde pueden estar presentes las voces de quienes salen a luchar todos los días en la pantalla y en la dirección. 

Finalmente, puntualizó que esta puede ser “una oportunidad” para reflexionar y reconstruir la idea del feminismo y las violencias hacia las mujeres. 

Creo que podemos empezar con cuestionarnos si los movimientos feministas tienen una razón de ser, de salirnos de esa burbuja y entender otras realidades” finalizó Patricia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí