“Mi abuela cultivó un jardín”: Una apuesta artística para hablar del Alzheimer

0
524

“Mi abuela cultivó un jardín” es el nombre de la obra de teatro interdisciplinar, en la cual diversos elementos como la danza, el documental, la música y los objetos se conectan para contar la historia de miles de personas que viven con Alzheimer, rescatando el tema de la memoria y el olvido.  

En México, se tiene registro de un millón 300 mil personas que padecen Alzheimer, cifra que afecta con mayor frecuencia a adultos mayores, acorde a la Secretaría de Salud. 

Por Aletse Torres / @aletse1799

Fotos: Cortesía de “Mi abuela cultivó un jardín”.

Cuando una persona padece Alzheimer, su memoria se va deteriorando lentamente junto con las habilidades de pensamiento y, con el tiempo, la capacidad de realizar hasta las tareas más sencillas. 

¿Qué pasaría si un familiar o amistad fuera diagnosticadx con esta enfermedad? La pieza teatral “Mi abuela cultivó un jardín” plasma esta situación a través de la figura de una abuela que padece la enfermedad, historia inspirada en la experiencia de la directora Velvet Ramírez. 

“ A partir de la experiencia que tuvimos en mi casa, en mi familia con mi abuela que padeció esta enfermedad nos dimos cuenta de que no teníamos así como las herramientas necesarias para atenderla para darle la calidad de vida y que tampoco existe mucha información sobre esto”, comentó la directora.  

La directora cuenta al público la historia de su abuela mediante imágenes del pasado que habitan en el presente, recabando testimonios de familiares para completar sus recuerdos, con música, con movimientos corporales como la danza y demás. 

El nombre de la pieza es a causa de que una de las actividades preferidas de su abuela era cuidar su jardín, para Velvet recuperar esta acción y, junto con esta, memorias de su familia.

 El jardín funciona como metáfora, de que cada flor es un recuerdo, pero estas se han marchitado con el tiempo y con el deterioro del cuidado, en este caso la enfermedad del Alzheimer.  “Este proyecto también es para mi abuela, para decirle que yo seguiré cultivando su jardín, yo seguiré cultivando tus recuerdos”.

Velvet, explicó que el proyecto se desarrolló a través de tres laboratorios de experimentación técnica y conceptual. El primero con Beatriz Cruz, directora de la Compañía Pájaro de Nube, se trabajó la expresividad del cuerpo desde el butoh, el chi kung y el minimalismo del gesto. 

Por otra parte, en el segundo con Luis Manuel Aguilar “Mosco”, trabajaron el uso de máscaras en el teatro oriental y occidental contemporáneo. Y con Michel Bück, el diseño de la propuesta multimedia. 

Así es como construyen colectivamente tres escenas que integran la pieza teatral, donde cada uno de los lenguajes artísticos ofrece una experiencia única a la audiencia y abre la posibilidad de una performatividad más  dinámica. 

La artista puntualizó que al investigar más sobre el tema se percató que más de un millón de personas padecen la enfermedad en el país y que de estas, las personas mayores son las más afectadas. 

Por esta razón, decide hablar sobre el tema, ya que se trata de una realidad que enfrentan miles de familias y no siempre saben cómo apoyar a sus familiares. 

La obra la realiza para acompañar desde el cariño y la honestidad a quienes cuidan, y a la par, para concientizar sobre las enfermedades mentales en México.

Igualmente, opinó que contar con este tipo de espacios y de historias permite construir espacios de diálogo y reflexión entre el público. Además, de reconocer el trabajo de lxs cuidadores y visibilizar no solamente la enfermedad, sino también todas las emociones que se viven con el diagnóstico. 

“Como artistas, creo que nos toca acompañar, ver que  herramientas podemos dar para estar ahí, para no verlo como una pérdida, para lidiar emocionalmente desde otros espacios como el arte”, compartió Velvet. 

En la codirección participan Velvet Ramírez, quien también es intérprete de la pieza, Luis Manuel Aguilar, también encargado del diseño del espacio escénico y Beatriz Cruz. 

Asimismo, forman parte del equipo creativo Héctor Aguilar, quien crea la música en vivo, Ernesto Cano a cargo de la composición y grabación musical, Michel Bück, responsable de la producción de video, Danitza Castañeda en el diseño y realización de vestuario, Georgina Gastélum en la producción técnica y Daniela López (Boreal Productora Artística) en la producción ejecutiva.

La obra, es apta para mayores de 15 años, y contó con el apoyo del Sistema de Apoyos a la Creación y Proyectos Culturales de la Secretaría de Cultura, del programa Proyecta Producción y de Habita la Escena de la Secretaría de Cultura de Jalisco. 

Finalmente, Velvet invitó a la población a ser parte de la experiencia y a conocer la historia de su abuela. 

Las funciones de “Mi abuela cultivó un jardín” se presentó en el Teatro Alarife Martín Casillas los días 2, 3, 9 y 10 de febrero a las 20:00 hrs, pero se espera que tengan una segunda ronda de presentaciones en la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí