Catarsis de una cabra

***

Por Tonantzin, la cabra de otra galaxia

Introducción

Estas palabras se vuelcan ya no sólo en mis silencios y en mi cerebro torcido. Ya buscan un cause que llegue a otras corazonas de mujeres neurodivergentes (con disidencias psicosociales) y altamente sensibles. El arte, el cual siempre ha sido mi refugio, en estos momentos ya no me es suficiente. Ojalá encuentre resonancia con algunas mujeres que me lean, y si se sienten igual de solas que yo en esta sociedad abrumadora llena de estímulos e insensibilidad, aquí estoy. Que nuestras diferencias psicosociales y nuestra alta sensibilidad sean nuestros hilos para tejernos en comunidad para resistir, comprendernos y continuar. Con cariño, una cabra loca desesperada y encabronada escribe en catarsis en busca de su manada. 

***

Hoy volví a alucinar, como una de las tantísimas veces que me pasa. Y ya no lo voy a dejar sólo para mí. Ya no me son suficientes las letras, la poesía, mi canto, mi danza, la música y todo eso a lo que recurro como mi refugio para encauzar mi neurodivergencia y mi alta sensibilidad.

Poco a poco lo he estado diciendo públicamente que me considero una loca, de manera que resignifico esta palabra como ya muchas personas y colectivas lo han venido haciendo en otros lugares. Quiero comprenderme(nos), hablar de lo que me pasa a mí y también escuchar cómo lo viven ustedes, porque hay más mujeres como yo. Y hago sólo mención de nosotras porque estoy harta de compartir o trabajar con hombres porque no dejan de despojarse de su machismo, y sinceramente no me abonan absolutamente nada en mi camino de encuentro conmigo misma, con nosotras mismas. 

Soy de Zapopan, Jalisco. Me siento sola, para hablar de mis locuras, de mis síntomas, de mis catarsis. Y no, no me tengas lástima, no hago esto para eso, lo hago porque quiero estar con más mujeres que tienen estas condiciones neurodivergentes y que son algunas también altamente sensibles. 

Estoy haciendo también un trabajo autoetnográfico, y aclaro desde ahorita que tampoco es una treta para conseguir sujetas de estudio, o “informantes”. Aborrezco la investigación extractivista, que objetiviza, y utiliza a las personas para beneficio individualista. Mi postura ética-política la tengo muy presente. Independientemente de que llegue a estar de nuevo en la academia, esto es completamente diferente. Yo busco estar en comunidad, porque sola no puedo. Ni mi familia me entiende, y mi psiquiatra es sensible a mi proceso, pero no es lo único que necesita mi corazón. Mi alma no se alimenta de psicofármacos. Sólo tengo la confianza de hablar de esto con una amiga, porque sé que ella no me juzga y es muy amorosa en su acompañamiento. 

He intentado dejar los psiquiátricos bastantes veces, pero ya no lo hago porque regresan las crisis. Cuestiono la psiquiatría, el cuerdismo, el capacitismo, el género, la clase, el racismo, y todas esas formas más de opresión que se intersectan. 

¿Cómo chingados no nos vamos a sentir de la mierda si vivimos entre tanta violencia, desigualdad, feminicidios, desapariciones, guerras, genocidios? Aunque el pueblo Palestino no está aquí a la vuelta de mi casa, se siente, sentimos el genocidio muchas personas desde acá, desde allá, desde todo los lugares del mundo. 

Esto no sólo se trata de mí, y de mi neurodivergencia y mi alta sensibilidad, se trata de la muerte que nos genera este sistema patriarcal y capitalista. Se trata de ese 99% de la población que vivimos la violencia estructural. Y si yo desde aquí, desde mi lugar, desde lo que me pasa puedo construir junto con ustedes como un nosotras mujeres neurodivergentes y altamente sensibles, lo haré. Despojada del complejo mesiánico de salvadora, que chingados voy a andar salvando al mundo, si apenas puedo con mis dolores mentales; mi revoltijo de sentimientos; mis enfermedades; mis traumas; mi cansancio de esperar 18 años la libertad de mi hermana Ericka Acosta quien está en prisión; mi rabia, que no sólo es mía, sino de todes en diferentes latitudes. 

Tengo una necesidad profunda de hablar y ser escuchada por personas que me entiendan porque viven lo mismo que yo. Escucharlas, escucharnos, arroparnos. Eso es lo que busco y lo único que puedo ofrecer en estos momentos de mi vida. Si te resuena, aquí estoy.

***

Si gustas ponerte en contacto con esta loca altamente sensible te dejo mi correo electrónico: tonantzinlazcano@gmail.com 

Comparte

ZonaDocs
ZonaDocs
Somos un proyecto de periodismo documental y de investigación cuyo epicentro se encuentra en Guadalajara, Jalisco.

2 COMENTARIOS

  1. Mi querida Tonatzin, una vez más me siento indentificada con tu sentir, porque tengo hermanas, porque muchas veces me he sentido sola en mi sensibilidad y me siento mal al ser juzgada por que lloro al ver injusticias, al ver el dolor ajeno, a ver que mis amigas, mi madre, mi hija, mis hermanas o cualquier otra mujer o persona en desventaja es maltratada o abusada, porque muchas veces yo misma me he tratado mal o he aceptado malos tratos y me he callado por temor a ser catalogada como exagerada, rara o falta de carácter. Porque por tal de no ser señalada he cometido errores y me he puesto en riesgo y no tiene que ver con la edad, con el fisico o con la posición social, sino es el simple y gran hecho de ser mujeres altamente sensibles. Te abrazo con amor y empatia.

    de haber nacido mujeres

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizás también te interese leer