Menú

Mujeres en la industria del cine: rumbo a normalizar una práctica que “está de moda”

Mujeres en la industria del cine: rumbo a normalizar una práctica que “está de moda”

En el marco de la Feria Internacional de Cine en Guadalajara FICG, un grupo de productoras, escritoras, actrices, guionistas y ejecutivas originarias de México, Chile, España y Argentina, reflexionaron y discutieron sobre el papel de las mujeres en la industria cinematográfica. Entre los tópicos abordados se encuentran: las cuotas de género y el llamado a normalizar la participación de las mujeres en el cine, no como un tema coyuntural o de moda, sino como un común denominador.

Por Dalia Souza / @DalhiaSouza

Ana Katz, directora y actriz de cine y teatro Argentina; Bertha Navarro, productora y directora de cine en México; Constanza Arena, directora ejecutiva en CinemaChile; Ana Saura, periodista y directora ejecutiva en España; y Paulina Gaitán actriz mexicana, participaron en la conferencia: “Mujeres en la industria, en dónde estamos y hacia dónde hay que ir”.

En este espacio de diálogo, las ponentes reflexionaron sobre el contexto de las mujeres dentro del cine, el lugar que han ocupado a lo largo de las décadas y el sitio al que han sido destinadas en la actualidad; también, debatieron sobre las “cuotas de género” en los proyectos cinematográficos y sobre las perspectivas a futuro que se plantean, en virtud del papel que éstas deben ocupar en la industria cultural.

“Una industria masculina”

Es un hecho que nos encontramos en medio de “una industria masculina”, advirtió Paulina Gaitán, actriz mexicana protagonista de la película “Souvenir”.

Al respecto, Constanza Arena, manifestó que, la industria global del cine permanece siendo mayoritariamente de los hombres, una situación que Ana Katz consideró totalmente “injusta”, ya que, “no representa lo que sucede hoy en día”, pues, según expusieron las panelistas, las mujeres participan activamente en la producción de los contenidos visuales que se gestan en el mundo. 

Asimismo, Constanza señaló que, aunque se habla de una “supuesta igualdad y democracia de acceso”, hay un “sesgo” que, si bien, pareciera inconsciente, tiene su origen en un “sistema donde es muy difícil que exista igualdad de condiciones” entre hombres y mujeres dentro de la industria del cine.

Cuotas de género un debate constante

Las participantes coincidieron en que, el tema es totalmente controversial y polarizado.

Ana Saura, directora ejecutiva en España, señalo que existe todo un dilema, ya que, para ella, “lo importante de una persona, es que sea valorada por sus aptitudes, puede ser mujer u hombre” y esto no debe determinar, según señaló, la elección o privilegio que pueda otorgarse hacia ésta.

“Es un buen primer paso hacia conseguir una igualdad, pero definitivamente no es una solución, porque hacia donde deberíamos ir es a una igualdad total de aptitudes y que lo haga quien pueda realizar” manifestó.

Por su parte, Constanza Arena, insistió en que su opinión es ambivalente “a veces me inclino, pero mi respuesta es: no a las cuotas”. Para la directora ejecutiva de CinemaChile, lo realmente importante es que estos puestos sean ofertados en medio de un panorama de “igualdad no binaria”.

Bertha Navarro, pionera en la dirección y producción de documentales y películas independientes en los años 70s, dijo que, las mujeres de su generación ya estaban rompiendo las narrativas establecidas y que, en su caso, ella nunca se planteó que podía tener límites como mujer.

El papel de las mujeres en el cine

Ana Katz, señaló que nos encontramos “en un gran momento”, ello, en relación al poder que la feminidad ha adquirido y, particularmente, sobre la deconstrucción de las figuras binarias (masculino y femenino) en la industria cinematográfica y en el contexto social.

Sin embargo, expuso que, “hay muchas trampas que están favoreciendo” a determinados grupos de personas, quienes, hacen uso de la imagen de la mujer y, han reducido su participación a un simple “gesto de moda”. Por lo que, insiste, debe lucharse para que esto deje de ser así:

“No es un lugar de moda, hay que lograr que no sea un lugar de moda, o gesto de moda que agradecemos, sino un lugar que sea totalmente, que forme parte de nuestra cultura real”.

Finalmente, las participantes hicieron un llamado a normalizar el papel y la participación de las mujeres en la industria del cine.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *